Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Cuando hidratar no es suficiente… 4

¿Quién no ha padecido alguna vez una diarrea?

Yo creo que nadie nos hemos librado de una de ellas. Son los más pequeños de la casa junto a nuestros mayores (los abuelos) los que peor lo pasan y a quienes más hemos de mimar cuando sufren una.

La diarrea conocida como aguda es la más frecuente de todas. Es aquella que dura pocos días y aparece de repente. Las crónicas, que son las que persisten en el tiempo, hacen pensar en un trastorno gastrointestinal de base que hemos de localizar y tratar, por ejemplo algún tipo de intolerancia, celiaquía, etc.

Hoy hablaremos de las agudas pero prometo hablaros otro día de las crónicas, ya que tienen una aproximación médica y tratamiento distinto y son también muy interesantes de conocer.

Generalmente la diarrea aguda está producida por microbios siendo el más frecuente el rotavirus (os pongo un dibujo que he hecho Paola (diez años) que es una de mis colaboradoras artísticas del blog), aunque también puede estar producida por bacterias como la Salmonella.

rotavirus

No solo los microbios pueden producir diarrea, también los alimentos en mal estado ya que presentan sustancias tóxicas que dañan al intestino.

No sé si alguna vez os habéis planteado el por qué se producen las heces líquidas; aquí unas pinceladas:

  • El intestino, cuando es infectado o cuando se expone a los tóxicos alimentarios, se inflama (para intentar defenderse) y comienza, además, a moverse más rápido (para intentar eliminar lo que le está produciendo el daño).
  • La inflamación del intestino produce que los alimentos y el agua no puedan ser digeridos (no son absorbidos por nuestro cuerpo) y por tanto, en vez de pasar a sangre, se quedan en el intestino.
  • Estos alimentos no digeridos debido al movimiento rápido intestinal son expulsados de forma líquida por las heces.

La diarrea suele presentarse también con dolor intestinal (retortijones) que son debidos a ese movimiento rápido del intestino, vómitos y en ocasiones también puede haber fiebre debida a la infección y a la inflamación.

Teniendo en cuenta que la mayoría de las diarreas son autolimitadas, es decir, se curan espontáneamente al cabo de unos días sin necesidad de tratamiento específico, sí tenemos que tener en cuenta que hay un tratamiento que no podemos dejar de lado: la rehidratación.

Imaginaros a un lactante o un niño que deja de comer, pierde el apetito, vomita y tiene diarrea durante dos o tres días. ¿Cuál es su mayor riesgo?: Obviamente la deshidratación (una persona puede estar sin comer varios días, pero pocos sin estar bien hidratada). La rehidratación es fundamental, será el primer tratamiento que pondremos los pediatras ante un cuadro de diarrea agua.

foto1

¿Cómo rehidratamos?

Muchos pensaréis, pues con agua, mira que sencillo. ¡Ojalá fuera así de fácil!.

No, el intestino está inflamado y el agua por si sola no es capaz de ser absorbida y de hidratar. Solo es posible cuando mezclamos el agua con una cantidad determinada de sales y glucosa, esto es lo que se conoce como Sales de Rehidratación Oral. La Organización Mundial de la Salud hace años que establecieron su composición y a día de hoy se encuentran en todas las farmacias. Estos productos tienen la composición adecuada para garantizar que el niño consiga absorber agua y otras sustancias que va a necesitar, como el sodio y azúcar.

Tened en cuenta que el pequeño con diarrea no sólo tiene carencia de agua sino también de sales y de glucosa, ya que lo están perdiendo por heces y están sin comer por falta de apetito o vómitos, por tanto es muy importante dárselos para evitar estados más graves que se asocian con las diarreas que no se tratan bien, como son las hiponatremias (baja mucho el sodio en la sangre, pudiendo producir mareos, confusión del paciente, convulsiones, etc) o desnutrición e hipoglucemia (baja la glucosa).

Muchos también podréis pensar que las bebidas isotónicas, tipo refresco pueden ser válidas para la diarrea. La única ventaja que tienen es que el sabor les gusta a los niños, pero no son útiles ni se recomiendan para estos casos. Son bebidas muy buenas como refrescos, para recuperarse del calor o del deporte pero siempre que el intestino no esté inflamado, no servirán para conseguir que el agua, sodio y glucosa se absorban cuando hay inflamación intestinal porque no tienen la composición necesaria de sodio y de glucosa, son bebidas con mucha azúcar y con muy poco sodio, de este modo no conseguirán su misión que es que el intestino inflamado absorba el agua de la solución. Así lo demuestran varios estudios que lo han evaluado y así lo recoge las diferentes sociedades científicas pediátricas en sus documentos sobre la diarrea.

¡Recordad!: ni el agua, ni la limonada casera (ya que no tiene la cantidad exacta de cada componente necesario), ni las bebidas isotónicas (tipo refresco), son recomendadas para la diarra. Lo único útil para nuestros niños son las sales de rehidratación oral.

Los probióticos (recordad que son bacterias buenas que ayudan a regular la microbiota intestinal) son de gran ayuda para luchar contra las diarreas y ayudarán a que duren menos. Siempre se han de dar a la vez que la sal de rehidratación oral, nunca han de sustituirla.

IMG_8423_1

Cómo se ha de iniciar el tratamiento y algunos consejos más sobre nutrición durante la diarrea:

  • En el caso de lactantes, mantener la lactancia materna y dar poco a poco la sal de rehidratación oral (mediante biberón o ayudándonos de cucharas o mediante jeringuilla por vía oral).
  • En el caso de niños, se recomienda dar la sal de rehidratación oral durante 4 horas seguidas sin dar alimento. Tras estas 4 horas, se ha de reincorporar la alimentación poco a poco y dar más sal de rehidratación oral por cada nueva deposición líquida que haga el paciente.
  • No se recomienda tomar medicamentos que corten la diarrea. Esto sólo ha de darse bajo recomendación del pediatra y en casos muy específicos.

¿Cuándo hay que derivar a un pequeño a urgencias?

  • Cuando el paciente presenta un estado de deshidratación severo (están adormilados, no están alerta, no lloran, tiene los ojos hundidos, no hacen pis o su estado general es malo).
  • Cuando no toleran nada la sal de rehidratación oral, es decir cuando no paran de vomitar.
  • Cuando se presenta diarrea con sangre.
  • Cuando tienen fiebre muy alta que no cesa o empeoramiento o no mejora tras 48 horas del tratamiento.

Espero haberos aclarado algunos conceptos sobre la diarrea aguda. No dudéis en preguntar cualquier duda.

Nos vemos pronto.

Suscribirse




4 thoughts on “Cuando hidratar no es suficiente…

  1. Reply papabichoraro Nov 21,2016 2:52 pm

    Un artículo genial! Justo mi nene de dos años está pasando por una… El año pasado ya nos recetaron un suero para prepararlo en casa y todavía tenemos, cuando se gaste compraré para tener siempre a mano… Lo malo es que nos cuesta un montón que se lo tome y eso que sabe a naranja. Que equivocado estaba con la limonada casera (era lo que me daban de pequeño) y las bebidas isotónicas, últimamente es lo que nos estaban indicando para nosotros cuando hemos tenido alguna gastroenteritis.

    • Reply PediatradeUrgencias Nov 23,2016 8:20 am

      Muchas gracias por tus palabras. Es normal que no les gusten las sales de rehidratación oral tienen un sabor salino que hace que no sean muy buenas. Pero es importante dárselas, a pesar de esto, aunque sea en pequeñas cantidades cada vez para que lo toleren mejor. En las farmacias encontrarás sueros de diferentes sabores (fresa, frutas, neutro (sabor a fresa pero muy suave)) que quizás le puedan gustar más. Generalmente, los niños pequeños toleran mejor los sabores fresa que los cítricos. Un misterio! feliz día.

  2. Reply Toñi Dic 1,2016 9:24 pm

    Hola, yo tengo mi sobrino que lleva con diarrea acuosa verdosa durante ya 20 días..tiene casi cuatro meses ,es lactante de leche materna..
    Le han bajado al pediatra un montón de veces,le han analizado las heces la pediatra vio algo raro y le derivó a urgencias,alli le hicieron analítica y dijeron que todo bien,le hicieron otro cultivo de heces al cual estamos esperando resultados..a mi cuñada le han retirado los lácteos..y sigue igual..la verdad es que estamos muy preocupados..el niño tan pronto pierde peso como coge algo..la pediatra dice que hay que esperar,pero cuanto?.. que le puede estar pasando?..

    • Reply PediatradeUrgencias Dic 2,2016 8:42 am

      Buenos días Toñi, si estuviera cogiendo peso de manera regular no habría que preocuparse. Habrá que esperar al resultado del cultivo de heces y ser muy estricto con la retirada de leche y derivados por parte de tu cuñada, teniendo en cuenta que muchos productos elaborados contienen proteínas de leche de vaca. Ten confianza en vuestro pediatra que parece saber lo que hace. Feliz día.

Comenta

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.