Otitis..¡época de piscinas! 2

OTITIS EXTERNAS

Ya os hablé en su día de las Otitis media (ver post), hoy os quiero hablar de lo que es un clásico de las vacaciones de verano, las otitis, pero en este caso externas.

Las otitis en sus diferentes formas de presentación, constituyen uno de los principales motivos de consulta en la asistencia pediátrica primaria.

¿Que són?

Podemos definir la otitis externa como la inflamación de la parte externa del oído, es decir del conducto auditivo externo, y por extensión puede afectar a las diferentes zonas del pabellón auricular. No hay afectación del tímpano.

Podemos hablar de 3 formas diferentes de otitis externas:

  • Otitis externa difusa, con inflamación de la piel del conducto auditivo externo.
  • Otitis eccematosa, en la que se aprecia lesiones de eccema a nivel de la piel del conducto auditivo externo.
  • Otitis externa focal, que se debe a la infección de un folículo pilosos del conducto auditivo externo.

Otitis externa difusa

Se trata de la inflamación  del conducto auditivo externo. En los casos más graves, esta inflamación se puede extender fuera del conducto auditivo y afectar al pabellón auricular (la oreja).

Las otitis externas difusas son siempre de naturaleza infecciosa, generalmente los gérmenes responsables son bacterias aunque también pueden ser producidas por hongos o por virus.

La mayoría de las veces estas otitis se adquieren con el baño, generalmente en las piscinas, motivo por el que también se conoce como otitis del nadador. Otro mecanismo frecuente de producción de estas otitis, son las lesiones que se pueden causar  al utilizar bastoncillos higiénicos u otros objetos que se inserten en el oído.

SJCM0014 (1)

Clínicamente, se manifiesta con dolor intenso que en ocasiones puede acompañarse de picor. Este dolor aumenta al masticar o cuando se presiona o se estira el pabellón auricular. Puede haber una ligera hipoacusia (pérdida de la audición). No suele acompañarse de fiebre.

El tratamiento suele ser tópico, mediante gotas de antibiótico sólo o junto a corticoides, dependiendo del grado de inflamación que haya. A este tratamiento tópico hay que asociar antiinflamatorios (ibuprofeno) a las dosis habituales, para tratar el dolor y la inflamación. En los casos más graves, cuando hay afectación del pabellón auricular, al tratamiento tópico hay que añadir un antibiótico por vía oral (generalmente Amoxicilina-Clavulánico). Recordad: el tratamiento siempre deberá ser establecido por el pediatra.

Es muy importante hacer hincapié en la necesidad de no mojarse los oídos mientras dure el tratamiento. En estos casos hay un problema pues tenemos que evitar que el niño se bañe en la piscina y con este calor es muy difícil seguir esta recomendación. Se podrían poner tapones, pero durante la fase aguda seguramente que no ya que el dolor lo impide.

Otitis eccematosa

Se produce como consecuencia de la aparición de eccema a nivel de la piel del conducto auditivo externo. No se trata  de un proceso infeccioso, aunque no es infrecuente que se produzca una sobreinfección posteriomente. Los síntomas más frecuentes son el prurito (picor) y la descamación de la piel.

El tratamiento consiste en evitar en lo posible que se moje el oído. A veces es necesario utilizar gotas de corticoides. Si se produce sobre-infección, el tratamiento será el mismo de la otitis externa difusa.

SJCM0046

Existen protectores para evitar que los tapones se pierdan o caigan al agua, como este que lleva mi nieto en color verde.

 Otitis externa focal

Consiste en la infección de uno de los folículos pilosos (donde nace el pelo) del conducto auditivo externo. Generalmente se localiza en la parte más externa del conducto, muy cerca del pabellón auricular. Se trata de un forúnculo (una especia de grano infectado) y casi siempre se debe a una infección producida por una bacteria llamada Estafilococo aureus.

El síntoma más frecuente es el dolor, que puede ser intenso. Este dolor aumenta al tocar o movilizar la oreja. En los casos más severos puede acompañarse de fiebre y afectación del estado general.

El tratamiento consiste en la aplicación tópica de una pomada de ácido fusídico o mupirocina y tratamiento con un antibiótico por vía oral. Para el dolor se utilizará ibuprofeno o paracetamol. El calor seco puede ayudar a que el forúnculo madure y se abra espontáneamente. En algún caso se necesitará la práctica de un drenaje quirúrgico por parte del Otorrino.

Y poco más os puedo contar; nada grave, como veis, pero sí muy molesto. Sobre todo en verano, cuando estamos de vacaciones y el pequeño se pone malo por este motivo.

Nos vemos a la vuelta, me tomo un pequeño descanso para escribir sobre nuevos temas.

Estaré pendiente de vuestras preguntas o comentarios, eso no lo dejo para septiembre, ¡prometido!

Descansad, coged fuerzas, disfrutad de vuestros niños y familia, sed felices todo lo que podáis.

SJCM0204

Hasta septiembre

Pediatra de Urgencias

 

2 thoughts on “Otitis..¡época de piscinas!

  1. Reply Irene Sep 5,2016 11:10 am

    Buenos días y muchas gracias por sus posts. Me parecen de gran utilidad.
    Mi comentario es acerca de una conducta que llevo observando en mi hijo de casi 20 meses desde hace un tiempo: se frota las orejas como si le picaran. No el pabellón auditivo, sino como si quisiera meter el dedo por el canal, e incluso a veces me coge la mano para que lo haga yo. Supongo que si le doliera no dejaría que lo tocara…Suele ser después del baño, pero a veces también es sin que haya estado en contacto con el agua.
    Según su pediatra no se le ve inflamación, tan sólo cerumen, pero tampoco me ha hecho ninguna recomendación al respecto. El caso es que ahora va a empezar con clases en piscina, y no sé si sería conveniente algún tipo de prevención. ¿Qué me recomienda?
    Muchas gracias por su atención.
    Un saludo,
    Irene

    • Reply PediatradeUrgencias Sep 5,2016 3:30 pm

      Buenas tardes Irene, lo que me comentas de las orejas de tu hijo es bastante frecuente. No es indicativo de otitis. Yo creo que se debe a la presencia de cerumen en los conductos auditivos.
      Creo que puedes llevarle a la piscina sin ningún tipo de prevención. Feliz tarde.

Comenta

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.