Parada CARDÍACA 8

Ya sé que es más fácil decirlo que hacerlo pero nunca debemos perder la calma, ni siquiera en las situaciones más extremas como puede ser una parada cardíaca. En estos casos el tiempo es esencial y, no debemos perder los nervios si queremos actuar correctamente.

El problema radica en que la población general no está formada para saber qué hacer cuando se produce algo tan dramático como una parada cardio-respiratoria. Pocas personas han recibido formación, únicamente reciben estos conocimientos el personal sanitario y otros colectivos como la policía, bomberos, socorristas, etc.

Sin embargo, y centrándonos en el ámbito pediátrico, un colectivo tan esencial como son los profesores no reciben este tipo de enseñanza, salvo en contadas excepciones.

Afortunadamente la incidencia de parada cardiaca en pediatría fuera del ámbito hospitalario es muy escasa. Sin embargo, con un entrenamiento adecuado alguno de los pocos niños que la sufren podría salvarse.

Definimos la Reanimación Cardio-Pulmonar Básica (RCP-B) como:

“La combinación de maniobras y destrezas que, sin utilizar medios técnicos, permite reconocer a una persona que está en situación de parada respiratoria o cardíaca y tratarla de forma adecuada”, ganando tiempo hasta que llegue un equipo sanitario y pueda recibir tratamiento avanzado.

La RCP-B debe iniciarse lo antes posible (el tiempo es oro). El objetivo es proporcionar un mínimo de oxígeno suficiente para proteger al cerebro y otros órganos vitales como el corazón.

Lo ideal sería que todos los ciudadanos tuvieran conocimientos de RCP-B, que es más efectiva cuando el reanimador la aplica correctamente; pero que, incluso, aunque se haga de forma poco correcta merece la pena intentarlo, ya que el resultado siempre será mejor que si no hacemos nada.

La RCP-B se debe realizar de una manera secuencial. El orden en el que actuaremos es muy importante ya que si nos saltamos una maniobra o no la realizamos correctamente puede comprometer la eficacia de las siguientes.

La secuencia de actuación es la siguiente:

  1. SEGURIDAD

Lo primero que tenemos que garantizar es la seguridad, no solo la del niño sino también la nuestra. Nunca se debe hacer una reanimación en  el borde de una carretera, en un edificio en llamas, etc. En estos casos, siempre se debe trasladar a la víctima a un lugar seguro, antes de comenzar las maniobras de reanimación.

  1. ESTIMULAR

Tenemos que saber antes de hacer nada si la víctima está inconsciente, mediante estímulos táctiles y verbales, ya que la situación podría ser menos crítica de lo que nos pueda parecer. Si sospechamos un traumatismo importante (accidente de tráfico, caída de una gran altura, etc), nunca le moveremos bruscamente pues podría tener una lesión a nivel de la columna cervical y causarle un daño mayor.

Si el niño presenta algún tipo de respuesta (llanto, movimiento, etc) pediremos ayuda y nos quedaremos al lado de la víctima hasta que llegue un equipo de emergencia.

Si no hay ningún tipo de respuesta, continuaremos con la secuencia de maniobras de RCP-B que describimos a continuación.

  1. GRITAR PIDIENDO AYUDA

Si nos encontramos solos, gritaremos pidiendo ayuda y continuaremos con la secuencia de maniobras. Nunca debemos abandonar al niño para solicitar ayuda, ni retrasar las maniobras de RCP-B para usar un teléfono móvil.

Si estamos acompañados, nosotros continuamos con la RCP-B mientras otra persona se encarga de avisar inmediatamente al 112.

  1. APERTURA DE LA VÍA AÉREA

En un niño inconsciente, la lengua puede obstruir parcial o totalmente. Por ello, lo primero que tenemos que hacer es abrir bien vía aérea. Existen 2 maniobras:

Maniobra frente-mentón:

Para realizar esta maniobra, nos situamos a un lado de la víctima que deberá estar colocado en decúbito supino (la espalda apoyada en el suelo). Ponemos una mano en la frente del niño, presionando con suavidad, e intentando inclinar la cabeza hacia atrás, tanto más cuanto mayor sea el niño. Para elevar la mandíbula colocamos las puntas de los dedos de la otra mano en la parte ósea de la misma y desplazamos el mentón hacia arriba y adelante (ver figura). No debemos apoyar los dedos en los tejidos blandos por debajo de la mandíbula, ya que se puede obstruir la vía aérea, especialmente en lactantes.

NuevoDocumento 30_1

Maniobra de elevación mandibular:

Si hay sospecha de traumatismo tenemos que tener un especial cuidado con la movilización del cuello. En estos casos, la maniobra anterior está contraindicada y haremos la maniobra de elevación mandibular.

Para ello, nos situamos por detrás de la cabeza del niño y colocamos nuestras manos a ambos lados de la cara. Ponemos dos o tres dedos de cada mano por debajo de los dos ángulos de la mandíbula, empujándola hacia arriba, mientras que los pulgares se situarán con suavidad sobre las mejillas (ver figura). Para facilitar esta maniobra, apoyaremos los codos sobre la superficie en que se apoya el niño.

snapseed-09

  1. VENTILACIÓN

Una vez abierta la vía aérea, debemos comprobar si el niño respira. Para ello, utilizamos nuestros sentidos: ver, oír, sentir.

Para ello, mientras realizamos la maniobra de apertura de la vía aérea, colocamos nuestra mejilla cerca de la boca y nariz del niño. En esta posición tenemos que ver si hay movimientos torácicos y abdominales, oír si hay ruidos respiratorios y sentir en nuestra mejilla el movimiento del aire. No debemos perder más de 10 segundos en esta valoración.

Si el niño respira continuamos con la maniobra de apertura de la vía aérea y esperamos a que venga un equipo del 112. Si no existe sospecha de lesión cervical, podemos poner al niño en decúbito lateral (de lado), ya que en esta posición la lengua no se desplaza hacia atrás y no obstruye la vía aérea.

Si el niño no respira o lo hace en boqueadas (ventilación ineficaz), comenzaremos a ventilarle.

snapseed-08

Respiraciones de rescate

Debemos dar 5 insuflaciones de rescate manteniendo en todo momento la apertura de la vía aérea. Cada insuflación se debe realizar lentamente (aproximadamente un segundo). Para optimizar la cantidad de oxígeno y disminuir el anhídrido carbónico, debemos inspirar profundamente cada vez que vayamos a dar una insuflación.

Debemos comprobar la efectividad de las respiraciones de rescate observando el movimiento del tórax de la víctima. Debemos adaptar el volumen de las insuflaciones a las características del niño (mayor volumen cuanto más edad), asegurándonos que se eleva el tórax con cada insuflación que hacemos.

¿Cómo lo haremos?:

Respiración “boca a boca-nariz”

Esta es la técnica recomendada para dar las respiraciones de rescate a los lactantes.. Colocaremos nuestra boca sobre su nariz y boca, asegurándonos de que conseguimos un buen sellado (no deben producirse fugas durante la insuflación).snapseed-07

 

Respiración “boca a boca”

Esta es la técnica recomendada para dar las respiraciones de rescate en los niños. Colocaremos nuestra boca sobre la boca del niño asegurándonos de que conseguimos un buen sellado. Para evitar que parte del aire insuflado se escape por la nariz del niño, debemos taparla con los dedos pulgar e índice de la mano que apoyamos sobre su frente.

snapseed-06

  1. CIRCULACIÓN

Una vez hemos completado las cinco insuflaciones de rescate, debemos valorar si el niño tiene circulación espontánea o, en caso contrario, va a necesitar masaje cardiaco.

Para ello, debemos buscar “signos vitales”: movimientos, tos, respiraciones, etc.  No debemos perder más de 10 segundos en esta valoración.

Si existen signos vitales, continuaremos con las insuflaciones a una frecuencia entorno a 20 respiraciones por minuto. Reevaluaremos la respiración y circulación cada poco tiempo, continuando con las maniobras de RCP-B hasta que el niño comience a respirar espontáneamente y/o llegue un equipo del 112.

Si no hay signos vitales, comenzaremos a dar compresiones torácicas (masaje cardíaco).

Compresiones torácicas:

El masaje cardiaco consiste en una serie de compresiones torácicas rítmicas a nivel de la parte anterior del tórax. Como el corazón está situado entre dos superficies rígidas, como son el esternón por delante y la columna vertebral por detrás, estas compresiones producen un bombeo de la sangre hacia los órganos vitales, para mantenerlos viables hasta el momento en que se restablezca la circulación espontánea.

Para que el masaje cardiaco sea efectivo, el niño debe estar situado sobre una superficie rígida y tumbado boca arriba.

Compresiones torácicas en los niños menores de 1 año:

En ellos, se recomienda la técnica con dos dedos, que consiste en colocar dos dedos de una mano sobre la mitad inferior del esternón (ver figura). Los dedos los debemos mantener estirados en todo momento.

Después de cada compresión debemos liberar la presión manteniendo los dedos siempre sobre el punto de masaje.

snapseed-03

Compresiones torácicas en los niños mayores de 1 año:

Nos colocamos a un lado del niño y apoyamos el talón de una mano sobre la mitad inferior del esternón (ver figura). Debemos dar el masaje con el brazo siempre extendido (no debemos flexionar a nivel del codo).

Después de cada compresión  debemos liberar la presión manteniendo la mano siempre sobre el punto de masaje.

En niños mayores nos puede resultar difícil conseguir la profundidad de masaje adecuada; en estos casos utilizaremos ambas manos (ver figura).

snapseed-04

Relación compresiones/ventilaciones

La relación recomendada para cualquier edad es 30/2: 30 compresiones seguidas de 2 ventilaciones.

Las interrupciones en las compresiones deben ser las mínimas posibles. La frecuencia del masaje debe ser en torno a las 100 compresiones por minuto.

  1. ACTIVACIÓN DEL SERVICIO DE EMERGENCIA MÉDICA

Si el Servicio de Emergencia Médica ya ha sido alertado, continuaremos con la RCP-B.

Sin embargo, si estamos solos y no hemos podido hacerlo, debemos llamar ahora al 112. La interrupción debe ser mínima e inmediatamente volveremos a continuar con las maniobras de RCP-B.

Soy consciente que este post no va a enseñaros a reanimar correctamente solo por leerlo. Para ello es necesario practicar (existen maniquíes para este fin). Sin embargo, como dije al principio “aunque se haga de forma poco correcta merece la pena intentarlo, ya que el resultado siempre será mejor que si no hacemos nada”.

LLevo muchos años enseñando a padres, cuidadores y profesionales sanitarios a reanimar, por ello os animo a que asistáis a cursos específicos. En pocas ocasiones vamos a necesitar este aprendizaje, pero desde luego si alguna vez se da el caso, será lo mejor que hayamos podido aprender en nuestras vidas.

Hasta la semana que viene

(*) Todas las figuras del post se han obtenido de:

Guías del ERC. Manual del curso de reanimación cardiopulmonar básica y avanzada pediátrica. Europeo de soporte vital pediátrico. Edición 2010. Capítulo 2: Soporte vital básico (Reanimación cardiopulmonar básica).

Dibujos realizados por Jean-Marie Brisart.

 

 

 

8 thoughts on “Parada CARDÍACA

  1. Reply Lisa Feb 15,2016 8:53 am

    Que útiles son estos conocimientos. Cada vez que voy algún evento, exposición etc en que hay una carpa de servicios de urgencia y muestran estas técnicas me apunto para hacerlas, es algo que, afortunadamente nunca he hecho y por tanto se me olvida y prefiero refrescar…
    Gracias!

    • Reply PediatradeUrgencias Feb 15,2016 8:59 am

      Muchas gracias Lisa por abrir los comentarios de este post! Estoy contigo, es importante hacer estos cursos y refrescarlos. Feliz día.

  2. Reply María Feb 15,2016 9:27 am

    Muy interesante este post. Donde se imparten estos cursos para padres?? Muchas gracias

    • Reply PediatradeUrgencias Feb 15,2016 9:52 am

      Muchas gracias María. Creo que la Cruz Roja hace estos cursos de manera habitual. Nosotros (Hospital La Paz) los hacemos para papás de niños ingresados con riesgo, no está abierto al público en general. A parte de la Cruz Roja seguro que hay otros colectivos que los imparten. Si hubiera mucho interés podríamos hacer nosotros uno pero bueno esto no es por ahora seguro. Muchas gracias por tu interés. Feliz día.

  3. Reply Susana Feb 15,2016 8:57 pm

    Gracias una vez mas por tus enseñanzas.
    Por Desgracia hay muy poca formación d este tipo a personal no sanitario o d emergencias y sería importante. Los CAP sería una buena vía, creo yo, a mas d los colegios, institutos, universidades….

    Solo una cuestión, y corrigeme por favor si me equivoco. En los últimos protocolos, creo que ya no se «pierde»tiempo comprobando circulación. Es decir, si no está en parada cardíaca y solo es respiratoria, poco tardará en estarlo. No sé si m explico…
    Mi mayor experiencia es en adultos, así q no sé si sería equivalente esta parte.

    Muchiiisimas gracias de nuevo por tus esfuerzos!!!

    • Reply PediatradeUrgencias Feb 16,2016 7:56 am

      Buenos días Susana, muchas gracias por tu comentario. Antes se recomendaba hacer la búsqueda de pulso central pero ya no. Lo importante es sólo buscar signos vitales ( sin perder más de 10 segundos); pero, ante la duda se debe dar siempre masaje cardíaco sobre todo cuando tenga que hacerlo personal no sanitario ya que en estas situaciones extremas es muy complicado localizar el pulso y mucho más en niños. Espero haber aclarado. Cualquier duda aquí me tienes. Feliz día.

  4. Reply Raquel Sep 30,2017 3:47 am

    Hola ya les había comentado que mi bebé le diagnosticaron microcefalea, le estamos haciendo las terapias y ha mejorado un poco, dice agua ma, pa ríe, llora y entiende todo, pero hoy nos entregaron el resultado de la resonancia y dice que tiene lensefalia y paquigiria, aunque no convulsiona, ni tenga cuadros epilépticos, bueno quisiera saber si un niño así puede llegar a alcanzar su desarrollo normal aunque en un mayor tiempo claro está, el ahora tiene un año de vida, intenta gatear y sentarse. Gracias mamá desesperada y muy angustiada 😥

    • Reply PediatradeUrgencias Oct 2,2017 2:25 pm

      Buenos días Raquel, pues lo siento mucho de verdad. No son buenas noticias. Dependerá de la afectación del problema, es decir si afecta a parte del cerebro o a todo, así será la gravedad y los síntomas que muestre el pequeño. Si solo afecta a una pequeña parte mostrará menos síntomas y pueden llegar a tener un desarrollo mental mayor. El médico que mejor te puede ayudar a conocer el pronóstico de tu bebé es el neurólogo que le está llevando. Entiendo tu angustia y preocupación. Deseo que la afectación sea pequeña. Un abrazo fuerte.

Comenta

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.