Muerte súbita del lactante (SMSL) 2

Hablar de muerte y más en un lactante es algo que pone la piel de gallina, lo sé; pero son muchos los que preguntáis por ella en las consultas porque os preocupa. Hoy intentaré explicaros que factores ponen en mayor riesgo a un lactante y qué causas puede haber detrás de ella.

La muerte súbita del lactante es una muerte natural, repentina, que se produce durante el sueño en un niño de menos de un año de edad que está, aparentemente, sano y permanece sin explicación tras la realización de la autopsia. Es una muerte natural, inesperada y rápida.

Es una de las principales causas de muerte en los niños entre el primer mes de vida y el año en los países desarrollados, donde la mortalidad infantil es baja debido a la gran calidad sanitaria existente. Estadísticamente, es más frecuente en los meses de invierno y en los lactantes menores de 6 meses.

Aún se desconocen las causas; aunque, recientemente, varios estudios apuntan a que un porcentaje de estas muertes  se deberían a trastornos genéticos del bebé.

Se barajan varias teorías; aunque no todas las muertes súbitas se producen por la misma causa, sí parece que la apnea del sueño, las alteraciones de la frecuencia cardíaca, un mal funcionamiento cerebral (hipotálamo) que controla la respiración y el despertar durante el sueño, podrían desencadenar o influir en la muerte de estos pequeños.

www.pediatradeurgencias.com

A pesar de esto, sí se conoce bien como podemos prevenir, o al menos, disminuir el riesgo de producirse. Gracias a las campañas de prevención y a medidas tan sencillas, como la postura del bebé para dormir, se ha disminuido el riesgo a la mitad.

Existen 8 puntos clave para su prevención:

1.- Poner siempre al niño a dormir boca arriba. Nunca boca abajo o de lado (pueden girarse y acabar boca abajo). ¿Por qué? En niños sin problemas no debería suponer ningún riesgo dormir boca abajo, pero en otros niños (que a priori no se pueden conocer cuáles son) sí, ya que cuando se duerme boca abajo el aire exhalado del niño (rico en dióxido de carbono) vuelve a ser inspirado, con lo cual se incrementa el dióxido de carbono en sangre en vez del oxígeno. En una persona sana, el cuerpo mandaría una señal al cerebro para ponerle en alerta y de este modo y de manera inconsciente, cambiarían de postura o se despertarían. En los niños con alteración hipotalámica no, por tanto no se despertarán, ni modificarán su postura y si la situación se prolonga puede desencadenar su muerte.

Desde que los pediatras recomendamos esta postura, ha aumentado mucho el número de niños con deformidad postural de la cabeza (lo que se conoce como plagiocefalia). La región occipital del bebé (por encima de la nuca) se aplana como consecuencia de que el niño pasa mucho tiempo apoyado en esta zona. Para evitarlo, lo mejor es ponerle en diferentes posturas cuando esté despierto: boca abajo con vigilancia, boca arriba  pero con la cabeza girada hacia un lado y cambiar con frecuencia el lado hacia el que giramos su cabeza o sentándole en el regazo sin apoyar la cabeza, etc.

2.-Compartir habitación pero no la cama. Se recomienda que los lactantes menores de 6 meses compartan habitación con los padres para llevar un control del sueño del pequeño y estar más alerta ante ruidos extraños; además, se facilita así la lactancia. Compartir habitación sí, pero no la cama, lo que se conoce como colecho. ¿Por qué? El mismo cuerpo del padre o de la madre puede aplastar inconscientemente al bebé cuando se está en un sueño muy profundo. Ha habido casos de muerte por asfixia accidental debido a esta causa.

Ésta es mi recomendación, aunque sé que el colecho también puede traer beneficios, como facilitar la lactancia materna y el descanso de la madre. Lo que parece muy claro, por todas las recomendaciones de expertos que han estudiado bien este trastorno, es que nunca se ha de recomendar el mismo en los siguientes casos:

• Lactantes menores de tres meses de edad.
Bebés prematuros y/o con bajo peso al nacer.
• Padres que consuman tabaco, alcohol, drogas o fármacos que produzcan sueño.
• Situaciones de cansancio extremo, por ejemplo postparto.
• Dormir en colecho en superficies blandas como los sofás.
Compartir la cama con muchas personas, por ejemplo, con más niños.

3.-Evitar un ambiente con tabaco: el bebé debe criarse en un ambiente sin humos de tabaco. Hay una relación directa entre estas muertes y familias que exponían a estos bebés al humo del tabaco de una manera continua.

4.- Evitar el sobrecalentamiento del pequeño: Se ha de evitar abrigarle en exceso. Hay niños que no controlan bien la temperatura corporal y no podrán eliminar el exceso de calor debido a estar cerca de un foco de calor (calefacciones, luz solar directa) o por exceso de ropa.

5.- Evitar que en las cunas o minicunas haya almohadones, muñecos y edredones. Estos elementos pueden dificultar la respiración del bebé o producir sobrecalentamiento. Es mejor utilizar sacos para dormir ya que en ellos el bebé no podrá escurrirse dentro, como sí puede ocurrir con un edredón, ni taparse la cabeza con el mismo.

6.- Utilizar chupete: El chupete mantiene al pequeño en un estado de semi-alerta y lo hace estar más preparado para el despertar o la reacción ante situaciones de disminución del oxígeno corporal.

7.-Utilizar un colchón firme: que no hunda al pequeño entre sábanas y ropa de cama.

8.-Fomentar la lactancia materna: se ha demostrado que de alguna manera tiene un efecto protector (Ver post: Biberón Mágico).

Imprimir

http://www.sids.org.ar/

¿Qué bebés tienen mayor riesgo?:

Se consideran de alto riesgo los prematuros con bajo peso al nacer, gemelos o mellizos (bebés múltiples), y aquellos niños que hayan tenido otro familiar afectado.

Aunque el tema es realmente triste y a nadie le gusta hablar de muerte en niños creo que es un tema importante, ya que no todo el mundo conoce estas medidas de prevención que son tan sencillas y que ayudan a conseguir un sueño seguro.

Si queréis conocer más del tema hay muchos sitios Webs. Como ejemplo os pongo un link de una Web Argentina que me ha parecido interesante:

http://www.sids.org.ar/

Si tenéis cualquier duda sobre el tema animaros a escribir, intentaré ayudaros con mucho gusto.

Hasta la próxima semana.

Suscribirse




2 thoughts on “Muerte súbita del lactante (SMSL)

  1. Reply Deyanira Feb 26,2016 1:52 am

    Super importante y de mucha ayuda para tener toda la informacion real sobre el tema,solo tengo una pregunta, el uso del chupete puede generar algun problema aparte del beneficio que trae? Tengo una bebita de un mes y medio de nacida y muchos hablan de lo bueno y lo malo del uso del chupete, pero confio en sus buenos consejos. Gracias.

    • Reply PediatradeUrgencias Feb 26,2016 10:02 am

      Buenos días Deyanira. El problema que puede acarrear el uso del chupete es la deformidad de la mordida, aunque también intervienen otros factores. Pero ten en cuenta que este riesgo ocurre con el uso continuado y durante mucho tiempo del mismo. Como sabes los bebés necesitan siempre chupar algo, expresan mucho a través de la succión, por tanto si no utilizan chupete lo harán de otro modo, con los dedos, por ejemplo y tiene el mismo efecto perjudicial si esto se continúa durante años. La ventaja del chupete es que en un momento dado se puede retirar mientras que los pequeños que se acostumbran al dedo es realmente más difícil y pueden utilizarlo hasta ser ya mayores, pudiendo afectar más al tema de la mordida que te he comentado antes. Espero haber aclarado tu duda. Mis cuatro nietos han utilizado siempre chupete, hasta los dos años de edad. Es una práctica que yo no considero que sea incorrecta. Feliz día.

Comenta

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.