La curiosidad mató al gato

La curiosidad mató al gato
La curiosidad es innata en los niños  y bien llevada o vigilada es realmente buena y necesaria. El problema estriba cuando empuja al niño o al adolescente a probar sustancias que pueden ser potencialmente tóxicas, ya sea de manera inconsciente en el niño pequeño o muy consciente en el adolescente (alcohol, drogas, medicamentos). Las intoxicaciones ...