Como Amamantar A Un Bebe Recien Nacido Sin Dolor?

Como Amamantar A Un Bebe Recien Nacido Sin Dolor
¿Cómo consigo que se agarre bien al pecho? – Lo primero es crear unas condiciones ideales para que sea más fácil para los dos. Esto incluye asegurarse que la madre está cómoda y tiene cerca todo lo que pueda necesitar y ofrecerle el pecho al bebé antes que llore de hambre. Como referencia te puede ser útil saber que los pasos para ofrecerle el pecho al bebé son los siguientes:

  1. Coloca el bebé de manera alineada , es decir, con la cabeza y la espalda en la misma línea recta.
  2. El bebé tiene que estar tan cerca del cuerpo de la madre como sea posible.
  3. El pezón tiene que quedar entre la nariz y el labio superior.
  4. Roza ligeramente el labio superior del bebé para conseguir que abra bien la boca.
  5. No tengas prisa, deja que el bebé abra muy bien la boca y entonces acércale rápidamente al pecho.
  6. Los bebés realizan un movimiento de succión más rápido y menos profundo al principio para estimular el reflejo de eyección (“bajada de la leche”); y luego pasan a movimientos amplios y profundos.
  7. Si al cabo de pocos segundos todavía existe dolor, es mejor romper la succión cuidadosamente y empezar de nuevo.
  8. Cuándo el bebé esté bien cogido al pecho, acuérdate de relajarte tú también. Relaja los hombros y los brazos y recuéstate hasta que estés cómoda.
  9. Otra manera efectiva de conseguir un buen agarre es dejar que sea el bebé que espontáneamente se agarre al pecho. Esto implica dejar que el bebé cabecee y se recoloque hasta que encuentre una posición en la que agarrarse al pezón.

Otra manera efectiva de conseguir un buen agarre es dejar que sea el bebé que espontáneamente se agarre al pecho. Esto implica dejar que el bebé cabecee y se recoloque hasta que encuentre una posición en la que agarrarse al pezón. Prestar atención a la postura de la madre. Si se le ha cogido un cierto temor a la lactancia por la presencia de dolor, es fácil que se acaben afrontando las tomas con el cuerpo en tensión, lo que en sí mismo dificultará todavía más la situación.

Busca un espacio en el que estés a gusto, siéntate de manera cómoda, y no dudes en usar cojines o almohadas para mantener la espalda recta y los brazos apoyados y relajados. Optar siempre por la lactancia a demanda , aquella en que el bebé decide la frecuencia y la duración de las tomas.

Forzar que se espacien las tomas afectará la producción de la leche y provocará que el bebé llegue más intranquilo a la siguiente toma, por lo que será más difícil conseguir un buen agarre. Evitar las interferencias hasta que la lactancia esté establecida.

Los movimientos que realizan los bebés para tomar un biberón o calmarse con un chupete son diferentes de los que debe realizar para agarrarse correctamente al pecho y extraer la leche materna. Los chupetes y biberones, así como las pezoneras pueden derivar en un mal agarre al pecho y una mala estimulación de la producción de leche.

Buscar apoyo en la matrona o un grupo de lactancia. La lactancia es una habilidad que requiere práctica y es muy útil ver cómo otras madres se manejan en sus lactancias y solucionan sus problemas. Si siguiendo estos consejos generales no se solucionan los problemas hay que asegurarse que no exista otra dificultad añadida, por ejemplo un frenillo corto o una mastitis.

¿Cómo hacer para que el bebé agarre bien el pezón?

¿Cómo aliviar el dolor de los pezones en la lactancia?

¿Cuál es la mejor manera de darle pecho a un recién nacido?

👌🏻🤱🏼Consigue una LACTANCIA SIN DOLOR en 5 PASOS || Baby Suite by Pau

La posición de cuna – –> –> Esta es la primera posición que muchas madres utilizan, con frecuencia poco después del nacimiento del bebé. Para comenzar, sujete al bebé entre los brazos, con la cabeza apoyada en el pliegue del brazo y la nariz del bebé frente al pezón. Use la mano para sujetar las nalgas del bebé. Gire al bebé de costado, para que el abdomen del bebé esté en contacto con el suyo.

¿Cómo saber si el bebé está mamando bien?

Cuando succiona el pecho, la boca de su bebé debe estar bien abierta y sus labios deben estar hacia afuera. Su bebé realiza succiones cortas y rápidas durante 1 ó 2 minutos al comienzo de la toma hasta que la leche materna comienza a fluir. La succión se vuelve más lenta cuando el bebé comienza a beber la leche.

¿Cuánto tiempo hay que dar el pecho a un recién nacido?

¿Durante cuánto tiempo debería seguir amamantando a mi bebé? – Se trata de una decisión personal. Los expertos recomiendan que los bebés se alimenten exclusivamente de leche materna (sin tomar leche de fórmula, otro tipo de leche que no sea materna, agua, jugo ni comida sólida) hasta que cumplan 6 meses.

Puede alargar la lactancia materna hasta los 12 meses (y más) si funciona tanto para usted como para su bebé. La lactancia materna resulta muy beneficiosa tanto para la madre como para el bebé. Los estudios indican que la lactancia materna puede reducir las probabilidades de que un bebé tenga diarrea , infecciones de oído y meningitis bacteriana, o reducir la gravedad de sus síntomas.

La lactancia materna también protege a los bebés del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) , la diabetes , la obesidad , y el asma. En las madres, la lactancia materna quema calorías y ayuda a que el útero se encoja. De hecho, las madres que amamantan a sus bebés suelen volver a tener la figura y el peso que tenían antes de quedarse embarazadas más deprisa que las que optan por la lactancia artificial. La lactancia materna también reduce el riesgo de las madres a padecer enfermedades como:

  • el cáncer de pecho
  • la hipertensión arterial
  • la diabetes
  • las enfermedades cardíacas
You might be interested:  Dolor De Cabeza Como Punzadas?

Es posible que la lactancia materna también proteja a las madres del cáncer de útero y del cáncer de ovarios..

¿Cuánto tiempo dura el dolor en los pezones al amamantar?

No es normal el dolor, sin embargo los pezones si están más sensibles en muchas madres al comienzo de la lactancia (primer mes) y molestar al inicio de la mamada. Los pezones son más sensibles durante los primeros 7 días postparto. Lo importante es revisar la postura y acople.

  1. Que el niño(a) enfrente a la madre, abdomen con abdomen, oreja, hombro y cadera alineados;
  2. Ayudar a que abra la boca grande y apuntar el pezón hacia el paladar;
  3. Atraer al niño con un movimiento firme;
  4. Revisar que pezón y areola estén dentro de la boca;

Las primeras succiones puede doler, pero, cuando baja la leche ya no duele. Lo importante es asegurarse que el pezón no se aplasta o deforma durante la mamada. Si el dolor no pasa, introducir el dedo a la boca del niño, sacarlo del pecho y volver a intentarlo, idealmente con ayuda.

¿Cuánto tiempo dura el dolor en los senos al amamantar?

Problema 1: dar el pecho provoca dolor – El dolor durante la lactancia suele reducirse a pezones doloridos o sensibles, especialmente tras la « subida de la leche », que se produce entre el segundo y el cuarto día tras el parto  2. Tu bebé se alimentará cada dos horas, lo que significa que este problema puede empeorar de forma rápida, y muchas madres ven cómo sus pezones se agrietan, sangran o tienen ampollas. ¡Qué dolor! Soluciones: 3

  • Comprueba el agarre de tu bebé. La causa más probable del dolor durante la lactancia es un agarre deficiente del bebé. Tu recién nacido debe tener una porción importante de la parte inferior de la areola (la piel oscura que rodea el pezón) dentro de la boca cuando se alimenta, con el pezón presionado contra el paladar y agarrado suavemente por debajo con su lengua.
  • Acude a un especialista o consultora de lactancia para asegurarte de que la boca y el cuerpo de tu bebé estén bien colocados y que no haya ningún otro problema de agarre. También pueden examinar el interior de la boca del bebé para ver si hay algún problema físico.
  • Prueba diferentes posiciones para dar el pecho. Una posición tumbada, de cuna cruzada, bajo el brazo («balón de rugby») o acostada puede eliminar la presión de las zonas del pecho en las que tengas más dolor.
  • Limpia los pezones dañados suavemente con varios algodones humedecidos en agua después de las tomas para eliminar cualquier suciedad que pueda provocar una infección.
  • Seca los pezones al aire o frótalos suavemente con una muselina o toallita muy limpia y suave, ya que se pueden producir infecciones en condiciones de humedad. Utiliza discos absorbentes desechables o lavables para absorber cualquier pérdida de leche y recuerda que debes cambiarlos de forma regular.
  • Calma el dolor de los pezones. Alivia el dolor y la piel reseca con lanolina en crema ultrapura , o aplica con suavidad unas gotas de tu propia leche. No es necesario quitar ninguna de las dos antes de la siguiente toma. También puedes usar parches de hidrogel directamente de la nevera.
  • Protege tus pezones. Los protectores de pezones evitan que la ropa te roce las áreas doloridas.
  • Sé paciente. El dolor suele remitir después de unos días, cuando tu cuerpo ya se ha acostumbrado a dar el pecho y la succión del bebé se hace más eficiente.
  • Consulta a un profesional sanitario , un especialista o una consultora de lactancia si el dolor mientras das el pecho no remite en unos pocos días. Un dolor continuo en los pezones puede indicar la presencia de una infección que puede requerir medicación.

¿Por qué mi bebé me lastima al amamantar?

¿Por qué salen las grietas?¿Se pueden prevenir? – Amamantar no produce dolor. Si alguna mamá siente dolor al amamantar, muy probablemente su hijo no está mamando correctamente. El pecho está preparado para que el bebé mame. Las grietas salen al mamar sólo del pezón, en lugar de agarrar una buena porción de pecho, incluyendo además del pezón gran parte de la areola.

  • Al ser un problema “mecánico” es inútil intentar prevenir las grietas o heridas en los pezones durante el embarazo, ni con cremas, ni con masajes, ni con frotamientos;
  • Y una vez que salen, no se curan con pomadas ni aerosoles;

Es frecuente que el bebé esté bien colocado y la posición sea correcta pero el bebé tenga una succión disfuncional o un problema de falta de movilidad de la lengua: anquiloglosia o frenillo sublingual corto. Con o sin heridas, si existe dolor, se ha comprobado que la posición es correcta, no hay problemas mecánicos de succión y a menudo duele también cuando no se amamanta, posiblemente se trate de una alteración microbiana o infección en los pezones y conductos.

No conviene aplicar la propia leche para cicatrizar porque si existe una alteración bacteriana se puede empeorar el problema. La última recomendación de los expertos es aplicar aceite de oliva que tiene propiedades antiinflamatorias y bacterioestáticas.

No es conveniente lavarse el pecho en cada toma, puede hacer que desaparezca la capa de protección natural que tiene el pezón y la areola. A todas las embarazadas les sale alrededor de la areola como unos puntitos abultados, se trata de las glándulas de Montgomery y excretan una sustancia sebácea que protege la piel de la areola y el pezón.

  • Cada vez que lavamos el pecho nos llevamos esta protección;
  • Con la ducha normal es suficiente;
  • Puede causar dolor al amamantar el intentar destapar la nariz del bebé mientras mama, realizando una pinza con los dedos o poniéndolos en forma de tijera si se hace de manera que dificulta el agarre del bebé;

Todos los bebés nacen chatos, para poder mamar sin problemas. Cuando un bebé mama estando bien colocado, su madre apenas podrá ver por donde respira, pero alguien que se sitúa a su lado lo verá con facilidad: por el huequito que queda entre el labio superior y la nariz.

You might be interested:  Que Puedo Tomar Para El Dolor De Cabeza Estando Embarazada?

Si el bebé no pudiera respirar se separaría del pecho para hacerlo, por lo que es importante no sujetar la cabeza del bebé haciendo presión con la mano contra el pecho, siempre hay que sujetarlo por la parte alta de la espalda.

Tener dolor y heridas en los pezones suele ir asociado a un aumento de peso insuficiente en el bebé porque mamar mal además de doloroso puede ser ineficaz. Los signos de que un bebé mama bien, aparte de que no duela, son que come eficazmente, su aumento de peso es suficiente, está menos tiempo mamando y suelta el pecho por sí mismo.

¿Qué provoca el mal agarre?

Por María Fernada del  @el_rincon_dela_lactancia Muchas veces hemos escuchado que la lactancia no debe de doler. “Si duele, algo está fallando”. Es cierto. Si durante el momento de la toma sientes dolor o incomodidad, es posible que algo esté fallando y necesita corregirse.

Recuerda: Si sientes dolor constante o grietas e incomodidad, lo más importante es que te acerques a una asesora o experto de lactancia. Cuando tenemos dolores de cabeza, hombros, cuello o alguna parte del cuerpo, sabemos que algo no está bien y acudimos con un experto.

De la misma manera, si experimentas dolor durante las tomas, tienes que acudir con el experto de lactancia. Si sientes dolor durante las tomas, los expertos de lactancia revisamos varios aspectos:

  1. El agarre del bebé: Es importante que el bebé tenga la boca completamente abierta con sus labios hacia afuera.
  2. La posición del bebé: Los hombros, cadera y cabeza de tu bebé deben estar alineados para asegurarnos que la posición es correcta.
  3. La postura de la madre al momento de la lactar: Debes mantener una buena postura, cómoda y relajada durante toda la toma.
  4. La boca del bebé: Debemos revisar si el bebé cuenta con frenillo lingual corto ya que las posiciones de lactancia deben ser diferentes.

Conociendo estos puntos, existen algunas posiciones que te pueden ayudar si tienes dolor persistente en los pechos o incomodidad en tus pezones:   1. La posición de cuna cruzada: Esta posición es recomendada cuando inicias la lactancia o tienes dolor crónico durante la toma porque puedes tener mejor movimiento. Consiste en tener a tu bebé lo más pegado a ti posible, sin cobijas o capas. Debes sostener firmemente a tu bebé por el cuello y cabeza con una mano, de acuerdo a las recomendaciones del experto de lactancia, y con tu otra mano sostestener el pecho de toma en forma de C (ver video) para que tu bebé tenga mayor oportunidad de abrir la boca y tener un mejor agarre.

  • Debes apuntar el pezón hacia la nariz de tu bebé, activando el reflejo de búsqueda, y cuando abre la boca grande, llevar a tu bebé hacia el pecho;
  • Cuando ya está prendido, podemos soltar el pecho y hacer la posición de cuna;

La posición de fútbol americano: Esta posición está recomendada para mamás que tuvieron parto por césarea, ya que es muy cómoda porque no hace presión sobre la herida. Consiste en toma firmemente a tu bebé cuidando su posición (ver video) y colocar una mano en el cuello del bebé y la otra agarra tu pecho en forma de C.

  1. Debes apuntar el pezón hacia la nariz de tu bebé, activando el reflejo de búsqueda, y cuando abre la boca grande, llevar a tu bebé hacia el pecho Cuando ya está prendido, podemos soltar el pecho;
  2. La posición biólogica: Esta recomendada para diferenciar tetina – pezón;

Es decir, bebés que tienen problemas de prenderse al pecho porque toman biberón y rechazan la toma. Esta posición puede ayudar a tu bebé a tener un mejor agarre y prenderse al pecho si está interesado. Para llevarla a cabo debes recargarte o recostarte en tu cama y colocar a tu bebé por el medio del pecho.

  1. Tu bebé tiene el instinto de arrastrarse para prenderse del pecho sin ayuda;
  2. La posición de caballito: Es una posición común y recomendada para bebés con frenillo corto o que tengan problema para prenderse;

También para bebés que, por problemas de la lengua, no puedan estimular adecuadamente. Para llevarla a cabo vas a sentar a tu bebé en tus piernas en posición vertical y sostienes su cuello con una mano. Con la mano libre, toma tu pecho en forma de C y apunta a su nariz para prenderse del pecho.

  • La posición acostada: Está recomendada para mamás con lactancia más fluida;
  • Puedes hacerlo en la cama cuando estás durmiendo a tu bebé;
  • Básicamente consiste en, acostarte de lado y tener a tu bebé lo más cerca de ti posible, para que pueda prenderse;

Los beneficios es que ambos duermen más y disminuye las causas de muerte súbdita o de cuna. La posición de cuna: Consiste en tener a tu bebé en brazos con una postura correctamente alineada. Es la posición más cómoda y reconocida de todas pero, generalmente, es la más complicada para generar un buen agarre ya que no tienes control del bebé y su cabeza.

  1. Está recomendada para mamás con más tiempo de lactancia, con bebés que tengan buen agarre o no existan grietas ni dolor constante;
  2. Es importante a tomar en cuenta que tu bebé se prenda de la areola, no del pezón;

Todas hemos escuchado : “si tienes pezón plano o invertido no vas a poder amamantar porque el bebé no se podrá prender”. Esto es falso. La función del pezón es táctil. Es decir, como tu bebé no tiene una visión clara, se guía del pezón para prenderse del pecho.

  • Tu bebé debe engancharse de la areola para estimular la toma;
  • Si tu bebé solo se prende del pezón, éste queda atrapado entre la lengua y el paladar alto;
  • Esto genera fricción, grietas y lastima;
  • Lo que buscamos los expertos de lactancia es que el pezón se diriga al paladar blando;

Cuando dirigimos el pecho hacia la nariz del bebé,  éste abre la boca grande y con su lengua se prende de la areola, generando el agarre correcto. Ya tengo grietas, ¿qué hago? Como experto de lactancia puedo recomendarte 3 consejos:

  1. Mejora el agarre durante las tomas y elige la posición de lactancia adecuada.
  2. Acude con un experto de lactancia
  3. No coloques pomadas. Esto tapa la herida y no permite que respire el pezón.
You might be interested:  Que Es Bueno Para Dolor De Estomago?

Puede interesarte: Cuidado de los senos en la lactancia Una pregunta común como mamá primeriza es: ¿Cuáles son las consecuencias de un mal agarre? Aunque puede tener diferentes resultados, los más recurrentes son:

  1. Un mal agarre nos lastima el pecho, genera dolor y grietas.
  2. Amamantar con dolor, hace que no disfrutemos el momento de lactancia.
  3. Un mal agarre puede generar cortizol y adrenalina, esto tiene consecuencia directa en la oxitocina que es la hormona que produce la leche materna. Es decir, puede repercutir en no tener un buen flujo de leche.
  4. Si el bebé tiene un mal agarre y solo se prende del pezón, estimulará solamente los conductos, generando un mal flujo y alimentación no correcta. Puede llevar a deshidratación o desnutrición.

Si tienes dolor durante tus tomas o tu bebé no tiene un agarre correcto, acude con un experto de lactancia para poder hacer de cada toma una experiencia positiva para ti y tu bebé y ambos puedan disfrutar sus beneficios. Puedes encontrarme como @el_rincon_dela_lactancia en instagram..

¿Qué hacer si el bebé no succiona bien?

Cómo ayudar en el proceso de la lactancia – Si las dificultades para que el bebé se prenda o succione persisten más allá de los primeros días posteriores al parto, puede resultar desalentador. Aunque la mayoría de los bebés aprenden a mamar de manera eficaz si se les da el tiempo que necesitan, es importante colaborar con el proveedor de atención médica del bebé y un especialista en lactancia certificado (IBCLC, por sus siglas en inglés) cuando el bebé tiene dificultades para succionar. Siempre consulte al proveedor de atención médica de su bebé para obtener más información:

  • Despierte al bebé para amamantarlo cada dos o tres horas si está “somnoliento” y aún no domina las señales de hambre.
  • Es probable que el bebé succione mejor algunas veces y otras no. No se desaliente si está muy somnoliento o parece olvidar lo aprendido de una alimentación a otra.
  • Algunas tomas durarán más que otras. Es posible que el bebé necesite tiempo para “ponerse en marcha” en el seno en algunas de las tomas.
  • Si el bebé se va quedando dormido al succionar, masajee el seno con movimientos hacia abajo y hacia adentro (o use una mano para apretar suavemente el pecho) para hacer fluir leche a la boca del bebé. Esto también es útil cuando el bebé empieza a dormirse prendido al pecho demasiado pronto después de empezar a mamar.

Haga clic en la imagen para ampliarla

  • Lleve un registro diario de la cantidad, el volumen y color de la orina y las heces cada vez que cambie un pañal mojado o sucio.
  • Utilice un sacaleche eléctrico de uso hospitalario para asegurarse de extraer la leche en su totalidad. Muchas mujeres extraen la leche con el sacaleche durante varios minutos después de haber dado el pecho. El tiempo que necesitará seguir extrayendo leche con el sacaleche depende de lo que el bebé tarde en aprender a mamar eficazmente. Además, depende de cuánta leche necesita su bebé para crecer más allá de lo que usted le está brindando con la lactancia.
  • Pese al bebé con regularidad o lleve un registro del peso antes y después de amamantar al bebé. Es mejor hacer esto en el consultorio de un especialista en lactancia o del proveedor de atención médica del bebé con una balanza de uso médico.
  • Ofrézcale más calorías dándole al bebé la leche que se haya extraído usando un biberón y siguiendo las instrucciones del proveedor de atención médica de su bebé.
  • Ciertos dispositivos de lactancia o métodos de alimentación alternativos pueden fomentar la succión eficaz o proporcionarle al bebé nutrición adicional durante el proceso de “aprendizaje de la lactancia”. Si bien para cada situación puede resultar más ventajoso un dispositivo específico, cada dispositivo tiene también desventajas. Para evitar errores, cualquier dispositivo de lactancia debe utilizarse con la ayuda de un especialista en lactancia certificado (IBCLC) o proveedor de atención médica que tenga un conocimiento avanzado de lactancia. Entre los dispositivos que pueden resultar de ayuda en determinadas situaciones se incluyen los siguientes:
    • Protector de pezones. Se ha comprobado que el uso de un protector de pezones delgado de silicona o látex, que se coloca sobre el pezón y la aréola, ayuda a que algunos bebés se prendan mejor, desarrollen un patrón de succión más eficaz y tomen más leche durante la lactancia.
    • Sistema de tubo de alimentación. Un sistema de tubo de alimentación se puede pegar con cinta adhesiva al seno o al dedo, para que cuando el bebé succione, reciba una cantidad adicional de leche a través del tubo. Si se adosa un tubo de alimentación delgado a una jeringa y se pega con cinta adhesiva al seno o al dedo (alimentación por dedo), usted u otra persona que la ayude puede presionar con suavidad el émbolo para que caigan algunas gotas de leche en la boca del bebé cuando se “olvide” de succionar.
    • Métodos de alimentación alternativos. Además de los sistemas de tubo de alimentación, existen otros métodos de alimentación alternativos que aseguran que el bebé se alimente lo suficiente, pero es menos probable que interfieran en la lactancia a largo plazo. Entre ellos se incluyen la alimentación con taza, con jeringa, con cuchara y con gotero.
      • Hasta que se resuelva el problema, existen varias maneras de colaborar con el proceso de lactancia, a la vez que usted se asegura de que su bebé se alimente lo suficiente;
      • También se encuentran disponibles los sistemas de tubos de alimentación comerciales;

      Si se utiliza biberón, es preferible utilizar chupones (tetinas) por donde la leche fluya lentamente.

  • Si se encuentra alguna alteración estructural de la boca del bebé, consulte a los profesionales de atención médica apropiados para corregir o tratar el problema. Según el tipo de alteración, el tratamiento puede consistir en ejercicios orales y hasta en algún tipo de tratamiento quirúrgico.