Dolor De Estomago Que Se Va A La Espalda?

Dolor De Estomago Que Se Va A La Espalda
Gases – En algunos casos la acumulación de gases intestinales también pueden causar dolor en la espalda y en el abdomen, haciendo que el estómago se hinche. El dolor aparece en forma de puntadas y tiende a estar localizado en alguna parte de la espalda o del estómago y posteriormente desplazarse a otra parte del abdomen.

Qué hacer: tomar un té de anís y a continuación caminar durante 40 minutos puede ser útil para eliminar los gases naturalmente, pero si el dolor no se calma puede probar el agua de ciruela, porque ayuda a eliminar las heces que favorecen la producción de gases.

Vea cuáles son los principales  alimentos que causan gases. Además de esto, también es importante mantener una buena alimentación elaborando comidas ligeras, consumiendo alimentos frescos como frutas y vegetales, bebiendo pequeñas cantidades de agua a lo largo del día, e incluyendo el té de manzanilla o de toronjil que ayudan a aliviar el dolor.

¿Qué enfermedad es cuando te duele el estómago y la espalda?

8-2-2019 Las dolencias y molestias estomacales pueden tener como consecuencia la irradiación de dolores hacia los músculos de la espalda, esto produce contracturas musculares, parestesias y punzadas en el área lumbar y cervical de la columna y músculos paravertebrales. Estos dolores suelen ser muy molestos, pero no son de gravedad, sin embargo, a largo plazo pueden resultar en hernias vertebrales y compresión de la médula. Es importante destacar que las consecuencias en la espalda son causadas por molestias estomacales menores, no se trata de enfermedades graves como las úlceras estomacales, sino más bien de afecciones como la gastritis, la llenura y la acidez.

Estas molestias estomacales afectan en especial a la zona dorsal izquierda, más específicamente la zona interescapular izquierda, que con el tiempo puede irradiarse hacia el omoplato, el músculo trapecio e incluso al hombro.

Esto también puede afectar a los músculos intervertebrales cervicales y provocar hernias discales. El alivio de este dolor combinado suele ser difícil de abordar para los fisioterapeutas, ya que no sólo se trata de aliviar los dolores musculares de la espalda, sino de atacar el origen de todo, las afecciones estomacales.

La toma de fármacos, como los antiinflamatorios pueden mejorar por un tiempo los dolores musculares, sin embargo, causan un efecto contraproducente a nivel estomacal, ya que podrían provocar más acidez y síntomas de gastritis.

¿Qué afecta el estómago? Los problemas estomacales tienen su origen en la mala alimentación y en sensibilidades particulares de cada persona, por lo general el estómago se ve afectado con la ingesta de alimentos cítricos en exceso, comidas muy grasosas, mucha cafeína, chocolate o bebidas de cola, alimentos picantes y lácteos.

Sumado a los alimentos que consumimos, el estómago también se ve afectado por el exceso de estrés en la vida cotidiana, lidiar con problemas en el trabajo o la familia puede alterar la función del estómago.

Estos problemas estomacales afectan en consecuencia a la columna y los músculos paravertebrales. ¿Cómo evitar el dolor de espalda originado en el estómago? Lo más importante para evitar los problemas estomacales es no consumir antiinflamatorios en exceso, aunque parezcan ayudar a las molestias de la espalda, pueden causar mayor irritación en las paredes del estómago y con el tiempo llegan a afectar el hígado.

  • Otro punto importante es modificar la alimentación, se debe evitar consumir los alimentos anteriormente mencionados, sustituyéndolos por más verduras, harinas integrales, leche descremada en lugar de leche completa, y frutas alcalinas en vez de cítricas;

Sin embargo, el exceso de verduras y legumbres también puede producir gases en el colón y esto empeoraría el cuadro estomacal y por consecuencia el dolor de espalda; la clave está en conocer tu cuerpo y saber qué te va bien y qué no. Aprender a manejar el estrés es otra forma para evitar los molestos dolores de espalda y afecciones estomacales; es importante desconectarse de todo tema que genere estrés, como el trabajo, los problemas familiares, económicos y sociales; evita comer en un entorno estresantepara que tus emociones no afecten la digestión de los alimentos.

  • Para regular el funcionamiento del estómago y la digestión es importante consumir infusiones de hierbas curativas, como la manzanilla, la tila, el cardo mariano, el diente de león, anís estrellado, e incluso una infusión de jengibre, ya que evita los gases y elimina las náuseas;

Para disfrutar de sus beneficios debes beber una de estas infusiones tres veces al día. Sin duda una de las mejores formas para aliviar las molestias musculares causadas por afecciones estomacales es con alternativas holísticas, ya que la relación entre las vísceras, los músculos y las articulaciones existe y muchas veces esa es la respuesta a nuestros padecimientos. Conclusiones sobre el mal funcionamiento del estómago Finalmente, repasemos algunos puntos importantes del artículo:

  • Los dolores viscerales pueden irradiarse hacia los músculos y articulaciones, en especial los de la espalda; esta afección es cada vez más frecuente hoy en día, por el estrés y la mala alimentación.
  • En primera instancia la irradiación del dolor del estómago a la espalda puede afectar con una simple contractura muscular, sin embargo, a largo plazo puede desencadenar en algo más grave, como una hernia discal, que conlleva a compresión de la médula ósea y que puede afectar el funcionamiento nervioso del cuerpo.
  • Los problemas estomacales causan dolor en la espalda, sobre todo en la zona interescapular izquierda, esto se debe a al bloqueo de las vértebras dorsales, todo esto podría afectar al omoplato izquierdo, además del músculo trapecio, la 1era costilla izquierda y la articulación del hombro, causando tendinitis en la zona.
  • Para aliviar los problemas musculares es necesario atacar el problema de raíz, en este caso se trata de las molestias estomacales, que son producidas por una mala alimentación y por el exceso de estrés en las tareas cotidianas, sobre todo por asuntos de trabajo y dinero.
  • Cuando se hayan tratado las afecciones estomacales, se procede a tratar los dolores musculares. Cabe destacar que la toma de antiinflamatorios puede aliviar el problema por un tiempo, pero a largo plazo produce un efecto contraproducente, ya que irritan el estómago y pueden afectar el hígado si se consumen en exceso.
  • Controlar la alimentación es otro punto muy importante para eliminar las molestias estomacales, es necesario evitar el consumo de alimentos cítricos, picantes, y con mucha grasa, evitar las harinas y azúcares saturadas, además de la cafeína. Deben reemplazarse estos alimentos por verduras, frutas, harinas integrales y carnes menos grasosas. También se recomienda la ingesta de infusiones de hierbas curativas tres veces al día, tales como la manzanilla, el anís estrellado y el jengibre.
  • Para aliviar los dolores musculares se debe acudir a la fisioterapia, ya que es importante que el cuerpo vuelva a su funcionamiento regular. Para ello, el terapeuta aplicará ejercicios, masajes, terapias eléctricas y de temperatura, de este modo mejorarán los dolores de espalda y articulaciones.
  • Finalmente es importante reducir los niveles de estrés en la vida diaria; debes alejarte de situaciones tóxicas y angustiantes en el trabajo y el hogar. A la vez es importante tener un ambiente pacífico a la hora de comer, para favorecer la correcta digestión de los alimentos, de este modo evitamos la formación de gases y la sensación de llenura y acidez estomacal.

Hoy en día es necesario detenerse un momento y mejorar nuestro estilo de vida, ya que esos pequeños detalles, como el estrés y una mala alimentación pueden afectar el funcionamiento de nuestro cuerpo, y provocar condiciones estomacales y musculares, que si no se tratan a tiempo pueden representar un riesgo para la salud en el futuro. Fuente: la crónica del pajarito.

¿Cómo aliviar el dolor en la boca del estómago y espalda?

¿Cuando se tiene gastritis duele la espalda?

Por lo general, las dolencias o molestias estomacales pueden tener como consecuencia la irradiación de dolores hacia los músculos de la espalda, ya que esto produce contracturas musculares, parestesias y punzadas en el área lumbar o cervical de la columna y músculos paravertebrales.

En concreto, si se habla de la gastritis, es un término general para un grupo de enfermedades con un punto en común: la inflamación del revestimiento del estómago. La inflamación de la gastritis se produce por la misma infección bacteriana que provoca la mayoría de las úlceras estomacales, según la Clínica Mayo.

Ahora bien, el estómago puede provocar los reflejos dolorosos en diferentes músculos, articulaciones y especialmente, en diferentes zonas de la espalda. En primera instancia se habla de contracturas musculares, tendinitis o pinzamientos vertebrales; en general, problemas que son molestos pero no de gravedad. Dolor De Estomago Que Se Va A La Espalda Se habla de contracturas musculares, tendinitis o pinzamientos vertebrales; en general problemas que son molestos pero no de gravedad. Foto: Getty images. – Foto: Foto: Getty images.

¿Cuando hay gases duele la espalda?

Gases y dolor lumbar – Las personas con problemas de gases y otros problemas  gastrointestinales  también pueden tener dolores lumbares. E gas ocasionalmente produce un dolor intenso que hace que todo el abdomen se sienta lleno y sensible. Este dolor puede irradiarse a la espalda, causando dolor de espalda e hinchazón.

Los problemas gastrointestinales menores, como los virus estomacales, también pueden causar dolor intenso por gases. A veces, los problemas gastrointestinales pueden causar dolor muscular. Esto puede suceder después de esforzarse para evacuar o vomitar repetidamente.

En cuanto a los problemas de infección del tracto urinario, una infección de este tipo puede causar dolor de espalda cuando se propaga a los riñones. Las infecciones urinarias también provocan una necesidad frecuente de ir al baño. Esta sensación puede sentirse como hinchazón abdominal, dolor o presión.

  1. Las infecciones renales graves también pueden causar vómitos que conducen a la hinchazón;
  2. Mención aparte merece el estrés;
  3. El estrés intenso o la ansiedad pueden provocar tanto dolor de espalda como malestar estomacal, incluida la hinchazón;

El dolor de espalda suele aparecer porque algunas personas que están experimentando estrés tensan sus músculos inconscientemente. ⇒Lee esto también: ¿Hay que preocuparse si hay dolor en el pecho durante el ejercicio?.

¿Dónde es el dolor de la gastritis?

¿Cuáles son los síntomas de la gastritis y la gastropatía? – La mayoría de las personas con gastritis o gastropatía no tienen síntoma alguno. En algunos casos, la gastritis y la gastropatía causan síntomas de indigestión  (en inglés), conocido también como dispepsia. Los síntomas podrían incluir:

  • dolor o molestia en la parte superior del abdomen
  • náuseas o vómito
  • sensación de llenura demasiado pronto durante una comida
  • sensación de llenura después de una comida
  • inapetencia
  • adelgazamiento

Si la gastritis o la gastropatía causan erosiones o úlceras, el revestimiento del estómago podría sangrar. Si una persona tiene síntomas de sangrado en el estómago , debe buscar atención médica de inmediato. Los síntomas de sangrado en el estómago podrían incluir:

  • heces de color negro o con apariencia de alquitrán o sangre de color rojo o marrón mezclada con las heces
  • calambres, molestias o dolor en el abdomen
  • sensación de cansancio, falta de aliento o mareo
  • vomito con sangre roja o vómito que parece granos de café

Si una persona presenta un sangrado leve en el estómago, podría tener una pequeña cantidad de sangre en las heces sin notarlo, lo que se conoce como sangrado oculto.

¿Cuál es el dolor de la gastritis?

Estómago y dolor de espalda – ¿Qué relación tienen?

Síntomas – Los signos y síntomas de la gastritis son:

  • Malestar o dolor punzante o ardor (indigestión) en la parte superior del abdomen que puede empeorar o mejorar cuando comes
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Sensación de saciedad en la parte superior del abdomen después de haber comido
You might be interested:  Cuál Es El Remedio Para El Dolor De Muelas?

La gastritis no siempre provoca signos y síntomas.

¿Cómo saber si es un infarto o gases?

¿Qué signos y síntomas son más propensos a ocurrir con un ataque cardíaco en comparación con ardor de estómago? – La definición “de libro” de ataque cardíaco incluye dolor de pecho repentino y opresivo, y dificultad para respirar, frecuentemente provocado por esfuerzo excesivo. Los signos y síntomas característicos de un ataque cardíaco incluyen los siguientes:

  • Presión, opresión, dolor, o sensación de compresión o dolor en el pecho o en los brazos, que puede propagarse hacia el cuello, la mandíbula o la espalda.
  • Náuseas, indigestión, acidez estomacal o dolor abdominal.
  • Falta de aire.
  • Sudor frío.
  • Fatiga.
  • Aturdimiento o mareos repentinos.

El síntoma más frecuente del ataque cardíaco, tanto para hombres como para mujeres, es el dolor o malestar en el pecho. Pero las mujeres, más que los hombres, tienen más probabilidades de presentar algunos de los otros síntomas, como dolor de mandíbula o espalda, falta de aire, náuseas o vómitos. Los problemas cardíacos son más frecuentes en las personas que tienen presión arterial alta, diabetes o colesterol alto.

Sin embargo, muchos ataques cardíacos no suceden así. Los signos y síntomas de un ataque cardíaco varían ampliamente de una persona a otra. La acidez estomacal por sí sola puede acompañar otros síntomas del ataque cardíaco.

Fumar y tener sobrepeso son otros factores de riesgo.

¿Qué significa tener un dolor en la boca del estómago?

El clásico dolor de estómago puede enmarcarse en lo que los médicos llaman en términos científicos una ‘epigastralgia’. Sus causas pueden ser tan variadas en origen y gravedad como un reflujo gastroesofágico, hasta una pancreatitis, o incluso una perforación intestinal.

¿Cómo saber si es un gas o apendicitis?

– El dolor por gases puede sentirse como nudos en el estómago. Incluso puedes tener la sensación de que los gases se mueven en tus intestinos. A diferencia de la apendicitis, que tiende a causar dolor localizado en el lado inferior derecho del abdomen, el dolor por gases puede sentirse en cualquier parte del abdomen. Otros síntomas incluyen:

  • eructos
  • flatulencia
  • presión en el abdomen
  • hinchazón y distensión (un aumento visible del tamaño de tu vientre)

El dolor por gases tiende a durar desde unos minutos hasta unas horas, y generalmente desaparece sin ningún tratamiento. Si tienes un dolor que crees que es causado por gases, pero que dura más de 24 horas, consulta a un médico lo antes posible. El dolor puede ser una señal de algo más grave.

¿Cómo te das cuenta que tienes una ulcera en el estómago?

¿Cuáles son los síntomas de una úlcera péptica? – El síntoma más común de una úlcera péptica es un dolor sordo o ardor en el estómago. La persona puede sentir el dolor en cualquier parte entre el ombligo y el esternón. Con más frecuencia el dolor:

  • ocurre cuando el estómago está vacío, como entre comidas o durante la noche
  • se alivia brevemente si la persona come o si toma antiácidos
  • dura de minutos a horas
  • aparece y desaparece por varios días, semanas o meses

Algunos síntomas menos comunes podrían incluir:

  • distensión abdominal
  • eructos
  • sensación de malestar estomacal
  • inapetencia
  • vómito
  • adelgazamiento

Incluso si los síntomas son leves, la persona podría tener una úlcera péptica y debe acudir a consulta con el médico para hablar sobre sus síntomas. Si se deja sin tratar, la úlcera péptica puede empeorar. El síntoma más común de las úlceras pépticas es un dolor sordo o ardor en el estómago.

¿Qué parte de la espalda duele por reflujo?

Con frecuencia tengo contracturas y molestias en la parte media de la espalda. Me han hecho pruebas y no me encuentran nada. ¿Puede ser por reflujo? – Se puede tener dolor en la espalda y que la lesión no esté en la espalda. Es lo que llamamos dolores referidos.

  • El reflujo gastroesofágico es uno de los ejemplos más frecuentes que atendemos en el día a día en la consulta;
  • Durante la comida, tras masticar un alimento y tragarlo, ese trocito de comida baja por un tubo largo hasta el estómago;

Ese tubo es el llamado esófago. Una vez llegada la comida al estómago comienza a digerirse en un medio ácido. Las paredes del estómago secretan ácido clorhídrico para descomponer los alimentos, actuando también como defensa. Las paredes del estómago están preparadas para resistir este ácido.

  1. Hay un mecanismo de cierre que evita que este ácido y la comida nos vuelva hacia la boca;
  2. Cuando falla se produce lo que llamamos “reflujo gastroesofágico”;
  3. Independientemente de la causa que lo produce, el contenido de ácido pasa al esófago y lo lesiona;

El esófago no está diseñado para soportar este ácido y se va a lesionar. Y esta lesión produce dolor. Lo más frecuente es que notemos una incomodidad en el pecho, como si nos ardiera, pero no siempre. En ocasiones puede predominar un dolor de espalda en la parte media (región dorsal).

  • Si no sabemos que tenemos reflujo lo podemos confundir con un dolor por esfuerzos o malas posturas;
  • Hay pacientes que sufren este problema y me dicen: “me duele porque tengo contracturas en la espalda”;

Eso es verdad, pero no significa que el origen esté en la espalda. La espalda “se retuerce” por el dolor y se contraen fuertemente los músculos que sujetan la columna en la zona cercana al esófago. Esta contracción brusca y mantenida provoca contracturas dolorosas.

  • Es decir se suman dos tipos de dolor;
  • Por un lado el dolor referido que se nota como una sensación de incomodidad en la zona dorsal;
  • Por otro lado, tenemos el dolor franco de contractura muscular en esa zona;

No siempre es fácil detectar que la causa del dolor esté en el reflujo. Los síntomas típicos son el ardor en el pecho, la regurgitación, la salivación excesiva y diversas alteraciones de la deglución. Pero en ocasiones los síntomas son menos claros y será más dificil el diagnóstico.

Por ejemplo, hay pacientes que tienen catarros frecuentes con tos crónica que le afecta a la laringe debido al ácido que sube y daña las cuerdas vocales. El dolor en la parte dorsal de la espalda es otro síntoma menos típico y el médico debe plantearse esta posibilidad.

Es importante por dos motivos. Por un lado, es bueno detectar dónde está el problema para poder ponerle remedio. Por otro lado, si lo consideramos un dolor de espalda puramente mecánico no es raro que nos tomemos medicamentos antiinflamatorios. Este tipo de fármacos pueden agravar el problema.

¿Cuándo preocuparse por un dolor de estómago?

Recursos de temas El dolor abdominal crónico es un dolor que ocurre desde hace más de 3 meses. Puede estar presente todo el tiempo (dolor crónico) o aparecer y desaparecer (dolor recurrente). El dolor abdominal crónico por lo general se presenta en niños y comienza a partir de los 5 años de edad.

  1. Aproximadamente entre el 10 y el 15% de los niños de 5 a 16 años de edad, sobre todo los de 8 a los 12 años, sufre dolor abdominal crónico o recurrente;
  2. Es algo más frecuente en las niñas;
  3. El dolor abdominal crónico también es frecuente entre los adultos y afecta a las mujeres con más frecuencia que a los hombres;

Las personas con dolor abdominal crónico también pueden tener otros síntomas, dependiendo de la causa. El síndrome de dolor abdominal mediado centralmente causa un dolor real que persiste durante más de 6 meses y se produce sin evidencia de un trastorno orgánico específico u otro problema gastrointestinal (por ejemplo, una úlcera gastroduodenal Úlcera gastroduodenal Una úlcera gastroduodenal es una llaga circular u ovalada que aparece en el lugar donde se ha erosionado la mucosa gástrica o duodenal por la acción del ácido y los jugos digestivos del estómago. obtenga más información ). Tampoco está relacionado con un medicamento o una toxina y no altera los hábitos intestinales (como el estreñimiento o la diarrea). Cuando el dolor abdominal se produce en personas con hábitos intestinales alterados, se denomina síndrome del intestino irritable Síndrome del intestino irritable El síndrome del intestino irritable es un trastorno del tubo digestivo que produce dolor abdominal recurrente y estreñimiento o diarrea.

  1. Los síntomas varían pero a menudo incluyen dolor en la;
  2. obtenga más información (SII);
  3. El dolor puede ser intenso y suele alterar la vida de la persona afectada;
  4. No se conoce exactamente el origen de este tipo de dolor;

Sin embargo, los nervios del aparato digestivo y del eje cerebro-intestinal pueden llegar a ser demasiado sensibles a sensaciones que no molestan a la mayoría de las personas (como los movimientos normales del aparato digestivo). Los factores genéticos, el estrés de la vida diaria, la propia personalidad, la situación social y cualquier trastorno mental subyacente (como la depresión o la ansiedad) contribuyen a la aparición de dolor.

El dolor abdominal crónico en los niños puede estar relacionado con la necesidad de atención (por ejemplo, cuando nace un hermano o se cambia de domicilio), el estrés de comenzar la escuela, la intolerancia a la lactosa Intolerancia a la lactosa La intolerancia a la lactosa es la incapacidad de digerir el azúcar lactosa debida a una carencia de la enzima lactasa, lo que provoca diarrea y retortijones abdominales.

La intolerancia a la. obtenga más información o, a veces, la presencia de maltrato infantil Introducción al maltrato y negligencia infantil La negligencia infantil consiste en negar al menor cosas que le son esenciales o necesidades básicas. El maltrato infantil consiste en hacer algo que perjudica al menor. obtenga más información . En los niños, las causas más frecuentes son En los adultos jóvenes, las causas más frecuentes son

  • Irritación estomacal (causada por la aspirina [ácido acetilsalicílico] o AINE, bebidas de cola [acidez] y alimentos picantes).

En los adultos mayores, el cáncer (de estómago Cáncer de estómago La infección por Helicobacter pylori es un factor de riesgo de tumores malignos de estómago. Los síntomas característicos son un malestar abdominal vago, pérdida de peso y debilidad. El diagnóstico. obtenga más información , de páncreas Cáncer de páncreas Entre los factores de riesgo de cáncer pancreático están el tabaco, la pancreatitis crónica, ser hombre, tener ascendencia africana y, posiblemente, la diabetes de larga duración. Los síntomas. obtenga más información , de colon Cáncer colorrectal Los antecedentes familiares y algunos factores de la dieta (poca fibra, muchas grasas) aumentan el riesgo de padecer cáncer colorrectal. Los síntomas característicos incluyen hemorragia durante. obtenga más información o de c áncer de ovario Cáncer de ovario El cáncer de ovario, que por lo general comienza en la superficie de los ovarios, no se suele diagnosticar hasta que está avanzado. El cáncer de ovario puede no presentar síntomas hasta que. obtenga más información ) aparece con mayor frecuencia. En primer lugar, el objetivo del médico es determinar si el dolor es funcional o bien si está causado por un trastorno, un fármaco o una toxina. Los síntomas siguientes son motivo de preocupación:

  • Fiebre
  • Inapetencia y pérdida de peso
  • Dolor que despierta a la persona durante la noche
  • Presencia de sangre en los vómitos, las heces o la orina
  • Vómitos o diarrea intensos o frecuentes
  • Hinchazón en el abdomen y/o las piernas
  • Dificultad para deglutir

Si la persona con dolor abdominal crónico desarrolla signos de alarma, debe acudir al médico de inmediato, a menos que los únicos signos de alarma sean inapetencia, ictericia y/o hinchazón. Las personas con inapetencia, ictericia y/o hinchazón o con dolor constante que empeora, deben acudir al médico en pocos días. Cuando están presentes estos signos de alarma, es muy probable que se trate de una causa orgánica. Las personas sin signos de alarma deben ver a un médico en algún momento, pero un retraso de unos días más o menos no es perjudicial.

Algunos de los factores. Hacer esta distinción puede ser difícil. Sin embargo, si existen signos de alarma es poco probable (aunque no imposible) que se trate de un dolor funcional. El médico pregunta en especial sobre las actividades que alivian o empeoran el dolor (por ejemplo comer, orinar o defecar).

Es importante saber si el dolor u otro malestar digestivo se produce después de comer o beber productos lácteos, ya que la intolerancia a la lactosa es frecuente, especialmente entre las personas de ascendencia africana, hispana, asiática (en especial de los países del este de Asia) y los indios americanos.

  1. El médico también pregunta acerca de la presencia de otros síntomas (como vómitos, diarrea o estreñimiento), sobre la dieta y sobre cualquier cirugía abdominal previa, los medicamentos utilizados, las pruebas anteriores y los tratamientos para el dolor recibidos;
You might be interested:  Que Significa El Dolor De Cabeza?

También es importante saber si algún miembro de la familia sufre trastornos que causan dolor abdominal. Los médicos también preguntan acerca de la dieta de la persona afectada, ya que la ingesta de grandes cantidades de bebidas de cola, zumos de frutas (que pueden contener cantidades significativas de los azúcares fructosa y sorbitol) o alimentos que producen gases (como frijoles, cebolla, repollo y coliflor) puede ser en ocasiones la causa de un dolor abdominal desconcertante. Por lo general, los médicos realizan ciertas pruebas complementarias, Como análisis de orina Análisis de orina y cultivo de orina El análisis de orina, la prueba de orina, puede ser necesario en la evaluación de trastornos renales y de las vías urinarias y también puede contribuir a evaluar trastornos sistémicos como la. obtenga más información , hemograma completo Hemograma completo Los médicos escogen los análisis que puedan ayudar a diagnosticar los trastornos sanguíneos en función de los síntomas y de los resultados de la exploración física. A veces, un trastorno de. obtenga más información y análisis de sangre para valorar la función del hígado, riñones y del páncreas. Por lo general, si los afectados son mayores de 50 años o presentan factores de riesgo de cáncer de colon (como antecedentes familiares de la enfermedad), también se recomienda una colonoscopia Endoscopia La endoscopia es un examen de las estructuras internas mediante una sonda de fibra óptica flexible (endoscopio).

  1. Entre la visita inicial y las visitas de seguimiento, se solicita a la persona que registre la información sobre el dolor, las deposiciones, la dieta, las actividades que parecen provocar dolor, así como cualquier remedio que haya probado y sus efectos;

La endoscopia también se puede utilizar para tratar muchos trastornos porque. obtenga más información. En las menores de 50 años, algunos médicos recomiendan una tomografía computarizada (TC) abdominal Tomografía computarizada (TC) En la tomografía computarizada (TC), que se solía denominar tomografía axial computarizada (TAC), una fuente de rayos X y un detector de rayos X rotan alrededor de la persona. obtenga más información , pero otros prefieren esperar a que aparezcan síntomas específicos. Se realizan otras pruebas dependiendo de los antecedentes clínicos y la exploración física ( ver Causas orgánicas y características del dolor abdominal crónico Causas orgánicas y características del dolor abdominal crónico ). Se realizan pruebas adicionales si ningún resultado es anormal, si se presentan nuevos síntomas o si se detectan nuevas anomalías durante la exploración. El tratamiento del dolor abdominal depende de la causa y de los síntomas. Por ejemplo, si la persona es intolerante a la lactosa puede ser eficaz una dieta libre de lactosa (en la cual se eliminan la leche y otros productos lácteos).

  1. En los escáneres;
  2. Si hay estreñimiento, puede indicarse el uso de laxantes durante unos días más la adición de fibra a la dieta;
  3. El tratamiento del dolor funcional depende de los síntomas y se centra en ayudar a las personas afectadas a retomar sus actividades diarias normales y reducir el malestar;

Generalmente, el tratamiento consiste en una combinación de estrategias. Pueden ser necesarias varias visitas al médico para establecer la mejor combinación. Se suelen programar visitas de seguimiento, en función de las necesidades del paciente. Las visitas continúan hasta que el problema se resuelve de forma definitiva.

Una vez diagnosticado dolor funcional, el médico explica claramente al paciente que el dolor, aunque real, no suelen tener una causa grave, y que los factores emocionales (como el estrés, la ansiedad o la depresión) pueden desencadenar o empeorar un episodio de dolor.

Si las pruebas exhaustivas no han podido demostrar una causa orgánica de los síntomas, se descarta la realización de pruebas adicionales. Aunque no hay tratamientos para curar el dolor abdominal crónico funcional, se dispone de muchas medidas eficaces. Estas medidas se basan en una relación de confianza y comprensión entre el médico, el paciente y sus familiares.

El médico explica que los resultados de los análisis y de otras pruebas diagnósticas indican que la persona no está en peligro. Se anima a la persona afectada a que se implique en el trabajo, la escuela y las actividades sociales.

Esta implicación no empeora el estado de salud, sino que, al contrario, fomenta la independencia y la autosuficiencia. Las personas que abandonan sus actividades cotidianas corren el riesgo de que sus síntomas controlen su vida, en lugar de que sea su vida la que controle sus síntomas.

Los cambios en la alimentación y el consumo de una dieta rica en fibra o suplementos de fibra ayuda a algunas personas. Es posible que las personas afectadas necesiten evitar alimentos que desencadenan las crisis.

Por ejemplo, algunas personas deben evitar comer grandes cantidades de alimentos que son difíciles de digerir y producen muchos gases y evitar las bebidas con alto contenido de azúcar. Se ha probado el uso de muchos medicamentos con variable éxito. Entre ellos, fármacos que reducen o detienen los espasmos musculares del tubo digestivo (antiespasmódicos) y el aceite de menta.

Es importante minimizar las fuentes de estrés o ansiedad tanto como sea posible. Los padres y otros miembros de la familia deben evitar reforzar el dolor prestándole demasiada atención. Si la persona afectada continua sintiéndose ansiosa o deprimida y este estado de ánimo parece estar relacionado con el dolor, el médico puede prescribir antidepresivos o ansiolíticos para reducir la ansiedad.

Las terapias que ayudan a modificar la conducta, como las técnicas de relajación, las técnicas de biorretroalimentación y la hipnosis, también pueden ser eficaces para reducir la ansiedad y ayudar a la persona afectada a tolerar mejor el dolor. En el caso de los niños, la ayuda de los padres es esencial.

Se aconseja a los padres que animen al niño a ser independiente y a que cumpla con sus responsabilidades normales, en especial asistir a la escuela. Permitir que el niño evite actividades puede aumentar su ansiedad.

Los padres pueden ayudar al niño a controlar el dolor durante las actividades diarias elogiando y premiando los comportamientos independientes y responsables. Por ejemplo, pueden recompensarlo mediante la programación de actividades conjuntas o una salida especial.

  1. La participación del personal de la escuela también puede ayudar;
  2. Se puede llegar a un acuerdo para que el niño descanse brevemente en un lugar habilitado para ello durante la jornada escolar, para volver a continuación a clase entre 15 y 30 minutos más tarde;

Se puede autorizar al niño a que llame por teléfono a sus padres, pero se le debe animar a permanecer en la escuela.

  • Por lo general, el dolor abdominal crónico o recurrente es dolor mediado centralmente (es decir, la persona sufre dolor pero no sufre un trastorno físico específico ni ningún otro problema gastrointestinal).
  • Los síntomas que requieren atención médica inmediata son la fiebre alta, la pérdida de apetito o de peso, el dolor que despierta a la persona por la noche, sangre en las heces o en la orina, ictericia, náuseas y vómitos intensos, dificultad para tragar e hinchazón de las piernas y/o el abdomen.
  • Se suelen realizar análisis de sangre y de orina con objeto de detectar trastornos que puedan causar el dolor.
  • Es necesario realizar pruebas adicionales solo si los resultados de las pruebas son anormales, si hay signos de alarma o si hay síntomas de un trastorno específico.
  • El tratamiento para el dolor mediado centralmente consiste en aprender a minimizar el estrés o la ansiedad, participar en las actividades cotidianas normales, probar con suplementos de fibra y/o alimentos ricos en fibra, medicamentos que reducen o detienen los espasmos musculares en el tubo digestivo y, a veces, tomar medicamentos o utilizar terapias de modificación del comportamiento para aliviar la ansiedad y/o modificar la dieta.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales Hacer clic aquí para la versión para profesionales Copyright © 2022 Merck & Co. , Inc. , Rahway, NJ, USA y sus empresas asociadas. Todos los derechos reservados..

¿Cómo eliminar los gases en la espalda?

¿Qué se siente cuando uno tiene el colon inflamado?

¿Cuáles son los síntomas del síndrome del intestino irritable? – Los síntomas más comunes del SII son dolor en el abdomen, a menudo relacionado con las evacuaciones y cambios en estas. Estos cambios pueden ser diarrea , estreñimiento o ambos, dependiendo del tipo del SII que tenga. Otros síntomas del SII pueden incluir

  • hinchazón
  • sensación de que no ha terminado de defecar
  • moco blanquecino en las heces

Las mujeres con SII a menudo tienen más síntomas durante la menstruación. El SII puede ser doloroso pero no causa otros problemas de salud ni daña el tracto digestivo. Para diagnosticar el SII, el doctor buscará cierto patrón en sus síntomas a lo largo del tiempo. El SII es un trastorno crónico, lo que significa que dura mucho tiempo, hasta años.

¿Cómo sacar gases atrapados en el estómago?

¿Cómo saber si es dolor de espalda o de riñones?

Dolor muscular – Nos preguntamos cuáles son los síntomas diferenciales de cada uno de ellos, así como si son distintas las zonas a las que afectan y dónde percibimos el dolor. En primer lugar, la experta de Sanitas nos detalla que el dolor de espalda muscular es de origen mecánico, es decir, su comienzo está asociado a un movimiento, a un periodo de inmovilización, una mala postura , un golpe … “Además, es un dolor que en función del movimiento que realicemos o la postura que adoptemos cambia, pudiendo aumentar o disminuir”, nos explica.

  1. Hay diferencia en cuanto a la zona afectada;
  2. “El dolor de espalda puede ser en la zona cervical, dorsal o lumbar;
  3. En cambio, el dolor asociado a un problema renal puede aparecer en la zona lumbar y habitualmente lleva asociado dolor hacia el abdomen bajo, los genitales o hacia la ingle”, nos cuenta;

– Leer también:  Estos ejercicios son los mejores para prevenir el dolor de espalda.

¿Por qué me duele la espalda baja y el vientre?

Las causas más comunes para el dolor en la espalda baja incluyen los accidentes de tránsito, las caídas, levantar un peso inadecuadamente, la mala postura, las lesiones deportivas, la falta de ejercicio, el embarazo, una fractura, la artritis, la edad y hasta el estrés.

¿Cuándo preocuparse por un dolor de estómago?

Recursos de temas El dolor abdominal crónico es un dolor que ocurre desde hace más de 3 meses. Puede estar presente todo el tiempo (dolor crónico) o aparecer y desaparecer (dolor recurrente). El dolor abdominal crónico por lo general se presenta en niños y comienza a partir de los 5 años de edad.

Aproximadamente entre el 10 y el 15% de los niños de 5 a 16 años de edad, sobre todo los de 8 a los 12 años, sufre dolor abdominal crónico o recurrente. Es algo más frecuente en las niñas. El dolor abdominal crónico también es frecuente entre los adultos y afecta a las mujeres con más frecuencia que a los hombres.

Las personas con dolor abdominal crónico también pueden tener otros síntomas, dependiendo de la causa. El síndrome de dolor abdominal mediado centralmente causa un dolor real que persiste durante más de 6 meses y se produce sin evidencia de un trastorno orgánico específico u otro problema gastrointestinal (por ejemplo, una úlcera gastroduodenal Úlcera gastroduodenal Una úlcera gastroduodenal es una llaga circular u ovalada que aparece en el lugar donde se ha erosionado la mucosa gástrica o duodenal por la acción del ácido y los jugos digestivos del estómago. obtenga más información ). Tampoco está relacionado con un medicamento o una toxina y no altera los hábitos intestinales (como el estreñimiento o la diarrea). Cuando el dolor abdominal se produce en personas con hábitos intestinales alterados, se denomina síndrome del intestino irritable Síndrome del intestino irritable El síndrome del intestino irritable es un trastorno del tubo digestivo que produce dolor abdominal recurrente y estreñimiento o diarrea.

You might be interested:  Como Quitar El Dolor De Espalda?

Los síntomas varían pero a menudo incluyen dolor en la. obtenga más información (SII). El dolor puede ser intenso y suele alterar la vida de la persona afectada. No se conoce exactamente el origen de este tipo de dolor.

Sin embargo, los nervios del aparato digestivo y del eje cerebro-intestinal pueden llegar a ser demasiado sensibles a sensaciones que no molestan a la mayoría de las personas (como los movimientos normales del aparato digestivo). Los factores genéticos, el estrés de la vida diaria, la propia personalidad, la situación social y cualquier trastorno mental subyacente (como la depresión o la ansiedad) contribuyen a la aparición de dolor.

El dolor abdominal crónico en los niños puede estar relacionado con la necesidad de atención (por ejemplo, cuando nace un hermano o se cambia de domicilio), el estrés de comenzar la escuela, la intolerancia a la lactosa Intolerancia a la lactosa La intolerancia a la lactosa es la incapacidad de digerir el azúcar lactosa debida a una carencia de la enzima lactasa, lo que provoca diarrea y retortijones abdominales.

La intolerancia a la. obtenga más información o, a veces, la presencia de maltrato infantil Introducción al maltrato y negligencia infantil La negligencia infantil consiste en negar al menor cosas que le son esenciales o necesidades básicas. El maltrato infantil consiste en hacer algo que perjudica al menor. obtenga más información . En los niños, las causas más frecuentes son En los adultos jóvenes, las causas más frecuentes son

  • Irritación estomacal (causada por la aspirina [ácido acetilsalicílico] o AINE, bebidas de cola [acidez] y alimentos picantes).

En los adultos mayores, el cáncer (de estómago Cáncer de estómago La infección por Helicobacter pylori es un factor de riesgo de tumores malignos de estómago. Los síntomas característicos son un malestar abdominal vago, pérdida de peso y debilidad. El diagnóstico. obtenga más información , de páncreas Cáncer de páncreas Entre los factores de riesgo de cáncer pancreático están el tabaco, la pancreatitis crónica, ser hombre, tener ascendencia africana y, posiblemente, la diabetes de larga duración. Los síntomas. obtenga más información , de colon Cáncer colorrectal Los antecedentes familiares y algunos factores de la dieta (poca fibra, muchas grasas) aumentan el riesgo de padecer cáncer colorrectal. Los síntomas característicos incluyen hemorragia durante. obtenga más información o de c áncer de ovario Cáncer de ovario El cáncer de ovario, que por lo general comienza en la superficie de los ovarios, no se suele diagnosticar hasta que está avanzado. El cáncer de ovario puede no presentar síntomas hasta que. obtenga más información ) aparece con mayor frecuencia. En primer lugar, el objetivo del médico es determinar si el dolor es funcional o bien si está causado por un trastorno, un fármaco o una toxina. Los síntomas siguientes son motivo de preocupación:

  • Fiebre
  • Inapetencia y pérdida de peso
  • Dolor que despierta a la persona durante la noche
  • Presencia de sangre en los vómitos, las heces o la orina
  • Vómitos o diarrea intensos o frecuentes
  • Hinchazón en el abdomen y/o las piernas
  • Dificultad para deglutir

Si la persona con dolor abdominal crónico desarrolla signos de alarma, debe acudir al médico de inmediato, a menos que los únicos signos de alarma sean inapetencia, ictericia y/o hinchazón. Las personas con inapetencia, ictericia y/o hinchazón o con dolor constante que empeora, deben acudir al médico en pocos días. Cuando están presentes estos signos de alarma, es muy probable que se trate de una causa orgánica. Las personas sin signos de alarma deben ver a un médico en algún momento, pero un retraso de unos días más o menos no es perjudicial.

Algunos de los factores. Hacer esta distinción puede ser difícil. Sin embargo, si existen signos de alarma es poco probable (aunque no imposible) que se trate de un dolor funcional. El médico pregunta en especial sobre las actividades que alivian o empeoran el dolor (por ejemplo comer, orinar o defecar).

Es importante saber si el dolor u otro malestar digestivo se produce después de comer o beber productos lácteos, ya que la intolerancia a la lactosa es frecuente, especialmente entre las personas de ascendencia africana, hispana, asiática (en especial de los países del este de Asia) y los indios americanos.

  1. El médico también pregunta acerca de la presencia de otros síntomas (como vómitos, diarrea o estreñimiento), sobre la dieta y sobre cualquier cirugía abdominal previa, los medicamentos utilizados, las pruebas anteriores y los tratamientos para el dolor recibidos;

También es importante saber si algún miembro de la familia sufre trastornos que causan dolor abdominal. Los médicos también preguntan acerca de la dieta de la persona afectada, ya que la ingesta de grandes cantidades de bebidas de cola, zumos de frutas (que pueden contener cantidades significativas de los azúcares fructosa y sorbitol) o alimentos que producen gases (como frijoles, cebolla, repollo y coliflor) puede ser en ocasiones la causa de un dolor abdominal desconcertante. Por lo general, los médicos realizan ciertas pruebas complementarias, Como análisis de orina Análisis de orina y cultivo de orina El análisis de orina, la prueba de orina, puede ser necesario en la evaluación de trastornos renales y de las vías urinarias y también puede contribuir a evaluar trastornos sistémicos como la. obtenga más información , hemograma completo Hemograma completo Los médicos escogen los análisis que puedan ayudar a diagnosticar los trastornos sanguíneos en función de los síntomas y de los resultados de la exploración física. A veces, un trastorno de. obtenga más información y análisis de sangre para valorar la función del hígado, riñones y del páncreas. Por lo general, si los afectados son mayores de 50 años o presentan factores de riesgo de cáncer de colon (como antecedentes familiares de la enfermedad), también se recomienda una colonoscopia Endoscopia La endoscopia es un examen de las estructuras internas mediante una sonda de fibra óptica flexible (endoscopio).

  1. Entre la visita inicial y las visitas de seguimiento, se solicita a la persona que registre la información sobre el dolor, las deposiciones, la dieta, las actividades que parecen provocar dolor, así como cualquier remedio que haya probado y sus efectos;

La endoscopia también se puede utilizar para tratar muchos trastornos porque. obtenga más información. En las menores de 50 años, algunos médicos recomiendan una tomografía computarizada (TC) abdominal Tomografía computarizada (TC) En la tomografía computarizada (TC), que se solía denominar tomografía axial computarizada (TAC), una fuente de rayos X y un detector de rayos X rotan alrededor de la persona. obtenga más información , pero otros prefieren esperar a que aparezcan síntomas específicos. Se realizan otras pruebas dependiendo de los antecedentes clínicos y la exploración física ( ver Causas orgánicas y características del dolor abdominal crónico Causas orgánicas y características del dolor abdominal crónico ). Se realizan pruebas adicionales si ningún resultado es anormal, si se presentan nuevos síntomas o si se detectan nuevas anomalías durante la exploración. El tratamiento del dolor abdominal depende de la causa y de los síntomas. Por ejemplo, si la persona es intolerante a la lactosa puede ser eficaz una dieta libre de lactosa (en la cual se eliminan la leche y otros productos lácteos).

En los escáneres. Si hay estreñimiento, puede indicarse el uso de laxantes durante unos días más la adición de fibra a la dieta. El tratamiento del dolor funcional depende de los síntomas y se centra en ayudar a las personas afectadas a retomar sus actividades diarias normales y reducir el malestar.

Generalmente, el tratamiento consiste en una combinación de estrategias. Pueden ser necesarias varias visitas al médico para establecer la mejor combinación. Se suelen programar visitas de seguimiento, en función de las necesidades del paciente. Las visitas continúan hasta que el problema se resuelve de forma definitiva.

Una vez diagnosticado dolor funcional, el médico explica claramente al paciente que el dolor, aunque real, no suelen tener una causa grave, y que los factores emocionales (como el estrés, la ansiedad o la depresión) pueden desencadenar o empeorar un episodio de dolor.

Si las pruebas exhaustivas no han podido demostrar una causa orgánica de los síntomas, se descarta la realización de pruebas adicionales. Aunque no hay tratamientos para curar el dolor abdominal crónico funcional, se dispone de muchas medidas eficaces. Estas medidas se basan en una relación de confianza y comprensión entre el médico, el paciente y sus familiares.

El médico explica que los resultados de los análisis y de otras pruebas diagnósticas indican que la persona no está en peligro. Se anima a la persona afectada a que se implique en el trabajo, la escuela y las actividades sociales.

Esta implicación no empeora el estado de salud, sino que, al contrario, fomenta la independencia y la autosuficiencia. Las personas que abandonan sus actividades cotidianas corren el riesgo de que sus síntomas controlen su vida, en lugar de que sea su vida la que controle sus síntomas.

Los cambios en la alimentación y el consumo de una dieta rica en fibra o suplementos de fibra ayuda a algunas personas. Es posible que las personas afectadas necesiten evitar alimentos que desencadenan las crisis.

Por ejemplo, algunas personas deben evitar comer grandes cantidades de alimentos que son difíciles de digerir y producen muchos gases y evitar las bebidas con alto contenido de azúcar. Se ha probado el uso de muchos medicamentos con variable éxito. Entre ellos, fármacos que reducen o detienen los espasmos musculares del tubo digestivo (antiespasmódicos) y el aceite de menta.

  1. Es importante minimizar las fuentes de estrés o ansiedad tanto como sea posible;
  2. Los padres y otros miembros de la familia deben evitar reforzar el dolor prestándole demasiada atención;
  3. Si la persona afectada continua sintiéndose ansiosa o deprimida y este estado de ánimo parece estar relacionado con el dolor, el médico puede prescribir antidepresivos o ansiolíticos para reducir la ansiedad;

Las terapias que ayudan a modificar la conducta, como las técnicas de relajación, las técnicas de biorretroalimentación y la hipnosis, también pueden ser eficaces para reducir la ansiedad y ayudar a la persona afectada a tolerar mejor el dolor. En el caso de los niños, la ayuda de los padres es esencial.

  1. Se aconseja a los padres que animen al niño a ser independiente y a que cumpla con sus responsabilidades normales, en especial asistir a la escuela;
  2. Permitir que el niño evite actividades puede aumentar su ansiedad;

Los padres pueden ayudar al niño a controlar el dolor durante las actividades diarias elogiando y premiando los comportamientos independientes y responsables. Por ejemplo, pueden recompensarlo mediante la programación de actividades conjuntas o una salida especial.

  1. La participación del personal de la escuela también puede ayudar;
  2. Se puede llegar a un acuerdo para que el niño descanse brevemente en un lugar habilitado para ello durante la jornada escolar, para volver a continuación a clase entre 15 y 30 minutos más tarde;

Se puede autorizar al niño a que llame por teléfono a sus padres, pero se le debe animar a permanecer en la escuela.

  • Por lo general, el dolor abdominal crónico o recurrente es dolor mediado centralmente (es decir, la persona sufre dolor pero no sufre un trastorno físico específico ni ningún otro problema gastrointestinal).
  • Los síntomas que requieren atención médica inmediata son la fiebre alta, la pérdida de apetito o de peso, el dolor que despierta a la persona por la noche, sangre en las heces o en la orina, ictericia, náuseas y vómitos intensos, dificultad para tragar e hinchazón de las piernas y/o el abdomen.
  • Se suelen realizar análisis de sangre y de orina con objeto de detectar trastornos que puedan causar el dolor.
  • Es necesario realizar pruebas adicionales solo si los resultados de las pruebas son anormales, si hay signos de alarma o si hay síntomas de un trastorno específico.
  • El tratamiento para el dolor mediado centralmente consiste en aprender a minimizar el estrés o la ansiedad, participar en las actividades cotidianas normales, probar con suplementos de fibra y/o alimentos ricos en fibra, medicamentos que reducen o detienen los espasmos musculares en el tubo digestivo y, a veces, tomar medicamentos o utilizar terapias de modificación del comportamiento para aliviar la ansiedad y/o modificar la dieta.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales Hacer clic aquí para la versión para profesionales Copyright © 2022 Merck & Co. , Inc. , Rahway, NJ, USA y sus empresas asociadas. Todos los derechos reservados..