Que Puede Tomar Un Diabético Para El Dolor De Huesos?

Que Puede Tomar Un Diabético Para El Dolor De Huesos

TYLENOL ® es la marca N° 1 recomendada por los médicos para el alivio del dolor para los pacientes con diabetes.

¿Por que duelen los huesos cuando se tiene diabetes?

Si tienes diabetes, el riesgo de presentar varios trastornos óseos y de articulaciones es mayor. Algunos factores, como daño neural (neuropatía diabética), enfermedad arterial y obesidad, pueden ocasionar estos problemas, pero a menudo la causa es desconocida.

¿Cómo quitar los dolores musculares por la diabetes?

¿Qué hacer cuando a un diabetico le duelen las piernas?

¿Qué hacer para aliviar el dolor de huesos?

¿Cuál es el mejor calcio para diabeticos?

El manejo de la osteoporosis – Las estrategias para prevenir y tratar la osteoporosis en las personas con diabetes son las mismas que para las personas sin diabetes. Nutrición. Una dieta rica en calcio y vitamina D es importante para tener huesos saludables.

  1. Algunas buenas fuentes de calcio incluyen los productos lácteos bajos en grasa, las verduras de hojas verdes oscuras, y las bebidas y alimentos enriquecidos con calcio;
  2. Hay muchas fuentes de calcio que son bajas en grasa y en azúcar;

Además, los suplementos pueden ayudar a cumplir con los requerimientos diarios de calcio y de otros nutrientes importantes. La vitamina D juega un papel importante en la absorción del calcio y la salud de los huesos. Se sintetiza en la piel a través de la exposición a la luz solar.

Aunque muchas personas logran obtener suficiente vitamina D naturalmente, las personas mayores a menudo son deficientes en esta vitamina, en parte, debido al escaso tiempo que pasan al aire libre. Pueden necesitar suplementos de vitamina D para garantizar un consumo diario adecuado.

Ejercicio. Al igual que los músculos, los huesos son tejidos vivos que responden al ejercicio haciéndose más fuertes. Los mejores ejercicios para los huesos son los que requieren sostener el propio peso y los de resistencia. Los ejercicios que requieren sostener el propio peso hacen que uno se esfuerce a trabajar en contra de la gravedad.

  • Estos incluyen caminar, subir escaleras y bailar;
  • Los ejercicios de resistencia, como levantar pesas, también pueden fortalecer los huesos;
  • Hacer ejercicio regularmente puede ayudar a prevenir la pérdida de masa ósea y, al mejorar el equilibrio y la flexibilidad, puede reducir el riesgo de caídas y de fracturarse los huesos;

El ejercicio es especialmente importante para las personas con diabetes, ya que el ejercicio ayuda a que la insulina baje los niveles de glucosa en la sangre. Estilo de vida saludable. Fumar es malo para los huesos, así como para el corazón y los pulmones.

Las mujeres que fuman tienden a pasar por la menopausia más temprano, lo que provoca la pérdida de hueso a una edad más temprana. Además, es posible que las personas que fuman absorban menos calcio de sus dietas.

El alcohol también puede afectar negativamente a la salud de los huesos. Las personas que beben excesivamente son más propensas a la pérdida de hueso y a las fracturas. Evitar el tabaco y el alcohol también puede ayudar con el manejo de la diabetes. Prueba de la densidad ósea.

  • Hay pruebas especializadas conocidas como pruebas de la densidad mineral ósea (BMD, por sus siglas en inglés) que miden la densidad de los huesos en varias partes del cuerpo;
  • Estas pruebas pueden detectar la osteoporosis antes de que ocurra una fractura ósea y predecir la posibilidad que tiene la persona de fracturarse un hueso en el futuro;

Esta prueba puede medir la densidad ósea de la cadera o columna vertebral. Las personas que tienen diabetes deben hablar con sus médicos para ver si son candidatos para hacerse la prueba de la densidad ósea. Medicamentos. Al igual que con la diabetes, no hay cura para la osteoporosis.

  1. Sin embargo, hay algunos medicamentos que han sido aprobados por la U;
  2. Food and Drug Administration para la prevención y el tratamiento de la osteoporosis en las mujeres posmenopáusicas y en los hombres;

Los medicamentos también han sido aprobados para su uso tanto en mujeres como en hombres con osteoporosis inducida por glucocorticoides.

¿Cuál es la mejor vitamina para la diabetes?

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, las vitaminas son sustancias orgánicas presentes en cantidades muy pequeñas en los alimentos, pero necesarias para el metabolismo. Estas, se agrupan en forma conjunta no debido a que se relacionen químicamente o porque tengan funciones fisiológicas semejantes, sino debido, como lo implica su nombre, a que son factores vitales en la dieta y porque todas se descubrieron en relación con las enfermedades que causan su carencia. Entre las vitaminas más conocidas están:

  • La vitamina A.
  • Las vitaminas B (tiamina, riboflavina, niacina, vitamina B12 y ácido fólico).
  • La vitamina C.
  • La vitamina D.

Otras vitaminas que se sabe son vitales para la salud incluyen: ácido pantoténico (cuya carencia puede causar el síndrome de quemazón de los pies), biotina (vitamina H), ácido para-aminobenzoico, colina, vitamina E y vitamina K (vitamina antihemorrágica). Como se ha dicho, las vitaminas ayudan a todas las partes del organismo. Sin embargo, cuando se trata de enfermedades, unas contribuyen más que otras. Por ejemplo, para aquellos que padecen diabetes tomar los nutrientes correctos puede ser vital , ya que es una enfermedad en donde el organismo se oxida fácil y frecuentemente. Los diabéticos deben consumir, después de consultar con un médico, las siguientes vitaminas más que las otras:

  1. Vitamina B12 o cobalamina: la fatiga es uno de los síntomas que presentan a diario las personas diabéticas, esta vitamina ayuda a reducirla. Se encuentra naturalmente en la leche, el pescado, el queso, el huevo, los mariscos, las vísceras y el hígado.
  2. Vitamina B6 o piridoxina: esta ayuda producir anticuerpos que son necesarios para combatir muchas enfermedades. Para obtener las cantidades recomendadas de vitamina B6, hay que consumir comidas variadas como aves, pescado y vísceras, todas ricas en esta vitamina; papas y otros vegetales con almidón, que son la principal fuente de vitamina B6, y frutas (que no sean cítricas).
  3. Vitamina B1 o tiamina: además de ayudar a la diabetes, se considera necesaria para mantener sano el sistema nervioso central y para la liberación adecuada de la energía almacenada. Se encuentra en forma natural en frijoles, yema de huevo, mariscos, carne de cerdo, hígado de res, salvado de trigo, cacahuates y semillas de girasol.

¿Qué pasa si un diabetico tomar ibuprofeno?

Los antiinflamatorios pueden ser utilizados por las personas con diabetes sin riesgos, siempre teniendo en cuenta las precauciones en cuanto a dosis recomendadas, especialmente si existe algún grado de insuficiencia renal.

¿Por qué me duelen los huesos y articulaciones?

El dolor articular puede afectar una o más articulaciones. El dolor articular puede ser causado por muchos tipos de lesiones o afecciones. Puede estar relacionado con artritis , bursitis y dolor muscular. Sin importar la causa, puede ser muy molesto. Algunos factores que pueden causar dolor articular son:

  • Enfermedades autoinmunitarias, como la artritis reumatoidea y el lupus
  • Bursitis
  • Condromalacia rotuliana
  • Cristales en la articulación — gota (se presenta especialmente en el dedo gordo del pie) y artritis por depósito de cristales de dihidrato de pirofosfato de calcio (CPPD, por sus siglas en inglés) o seudogota
  • Infecciones causadas por un virus
  • Lesión, como una fractura
  • Osteoartritis
  • Osteomielitis (infección del hueso)
  • Artritis séptica (infección articular)
  • Tendinitis
  • Esfuerzo o sobrecarga inusual, lo que incluye distensión muscular o esguinces
You might be interested:  Con Que Quitar El Dolor De Estomago?

Los signos de inflamación en las articulaciones incluyen:

  • Inflamación
  • Temperatura elevada en el área
  • Sensibilidad
  • Enrojecimiento
  • Dolor con el movimiento

Siga la recomendación del proveedor de atención médica para el tratamiento de la causa del dolor. Cuando el dolor articular no es ocasionado por artritis, tanto el reposo como el ejercicio son importantes. Se deben utilizar baños tibios, masajes y ejercicios de estiramiento con la mayor frecuencia posible. El acetaminofén (Tylenol) puede ayudar a que el dolor mejore. Consulte con el proveedor si:

  • Tiene fiebre que no está asociada con síntomas de gripe.
  • Ha perdido 4. 5 kg (10 libras) o más sin haberlo intentado (pérdida de peso involuntaria).
  • El dolor articular dura más de varios días.
  • Tiene hinchazón y dolor articular intensos e inexplicables, particularmente si tiene otros síntomas inexplicables.

Su proveedor le hará preguntas acerca de su historia clínica y sus síntomas, como las siguientes:

  • ¿Cuál es la articulación que duele? ¿Se siente dolor en uno o en ambos lados?
  • ¿Qué provocó el dolor y cada cuánto lo ha tenido? ¿Lo ha tenido antes?
  • ¿Comenzó el dolor de manera repentina e intensa o lenta y leve?
  • ¿Es un dolor constante o intermitente? ¿Ha aumentado la intensidad del dolor?
  • ¿Se ha lesionado la articulación?
  • ¿Ha tenido una enfermedad, salpullido o fiebre?
  • ¿Empeora o mejora el dolor con el reposo o el movimiento? ¿Ciertas posiciones son más o menos cómodas? ¿Ayuda el hecho de mantener la articulación elevada?
  • ¿Se reduce el dolor con medicamentos, masajes o la aplicación de calor?
  • ¿Qué otros síntomas tiene?
  • ¿Se presenta algún entumecimiento ?
  • ¿Puede doblar y enderezar la articulación? ¿Siente rigidez en la articulación?
  • ¿Se presenta rigidez articular en la mañana? De ser así, ¿cuánto dura?
  • ¿Qué hace mejorar la rigidez?

Le realizarán un examen físico buscando signos de anormalidades en las articulaciones, incluyendo:

  • Inflamación 
  • Sensibilidad
  • Temperatura elevada en el área
  • Dolor con el movimiento
  • Anormalidades de movimiento como limitación, soltura de la articulación y sensación de rechinido 

Los exámenes que pueden realizarse son:

  • CSC o fórmula leucocitaria
  • Proteína C reactiva
  • Radiografía de la articulación
  • Tasa de sedimentación
  • Exámenes de sangre específicos para diversos trastornos autoinmunitarios
  • Aspiración de la articulación para obtener líquido para cultivo, conteo de glóbulos blancos y examen de los cristales

El tratamiento puede incluir:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) que incluyen ibuprofen, naproxeno o indometacin
  • Inyecciones de medicamentos corticosteroides directamente en la articulación 
  • Antibióticos y drenaje quirúrgico frecuente, en caso de infección (generalmente requiere hospitalización)
  • Fisioterapia para la rehabilitación de los músculos y las articulaciones

Rigidez de una articulación; Dolor – articulaciones; Artralgia; Artritis Bykerk VP, Crow MK. Approach to the patient with rheumatic disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 241. Davis JM, Moder KG, Hunder GG. History and physical examination of the musculoskeletal system. In: Firestein GS, Budd RC, Gabriel SE, McInnes IB, O’Dell JR, eds.

Los medicamentos antinflamatorios no esteroides (AINE), como ibuprofeno o naproxeno pueden ayudar a aliviar el dolor y la inflamación. Consulte con el proveedor antes de administrar ácido acetilsalicílico (aspirina ) o AINE, como ibuprofeno, a los niños.

Kelley and Firestein’s Textbook of Rheumatology. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 40. Versión en inglés revisada por: Gordon A. Starkebaum, MD, MACR, ABIM Board Certified in Rheumatology, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.

¿Qué significa que te duelan los huesos?

Es una dolencia u otra molestia en uno o más huesos. El dolor óseo es menos común que el dolor articular y el dolor muscular. La fuente de un dolor óseo puede ser clara, como por ejemplo a raíz de una fractura después de un accidente. Otras causas, como el cáncer que se disemina ( hace metástasis ) al hueso pueden ser menos obvias. El dolor óseo puede ocurrir con lesiones o afecciones tales como:

  • Cáncer en los huesos (malignidad primaria)
  • Cáncer que se ha diseminado a los huesos (malignidad metastásica)
  • Interrupción del suministro sanguíneo (como en la anemia drepanocítica )
  • Hueso infectado ( osteomielitis )
  • Infección
  • Lesión (traumatismo)
  • Leucemia
  • Pérdida de mineralización ( osteoporosis )
  • Sobrecarga
  • Fractura infantil (tipo de fractura por tensión que ocurre en niños que están aprendiendo a caminar)

Acuda al médico si tiene dolor óseo y no sabe por qué está ocurriendo. Tome en serio cualquier dolor o sensibilidad en los huesos. Consulte con su proveedor de atención médica si tiene algún dolor inexplicable en los huesos. Su proveedor de atención médica le hará preguntas acerca de su historia clínica y llevará a cabo un examen físico. Las preguntas que le puede hacer incluyen:

  • ¿Dónde se localiza el dolor?
  • ¿Cuánto tiempo lleva sintiendo el dolor y cuándo comenzó?
  • ¿Está empeorando el dolor?
  • ¿Tiene algún otro síntoma?

Le pueden practicar los siguientes exámenes:

  • Exámenes de sangre (tales como CSC , fórmula leucocitaria )
  • Radiografía del hueso , incluso una gammagrafía ósea
  • Tomografía computarizada o resonancia magnética
  • Estudios de los niveles hormonales
  • Estudios de la función de la hipófisis y de las glándulas suprarrenales
  • Estudios de orina

Según la causa del dolor, su proveedor de atención médica puede prescribir:

  • Antibióticos
  • Antiinflamatorios
  • Hormonas
  • Laxantes (si se presenta estreñimiento durante el reposo prolongado en cama)
  • Analgésicos

Si el dolor está relacionado con el adelgazamiento de los huesos, se puede necesitar tratamiento para la osteoporosis. Dolores en los huesos; Dolor – óseo Jones RL. Malignant tumors of bone, sarcomas, and other soft tissue neoplasms. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 192. Kim C, Kaar SG. Commonly encountered fractures in sports medicine.

In: Miller MD, Thompson SR. eds. DeLee and Drez’s Orthopaedic Sports Medicine. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 10. Weber TJ. Osteoporosis. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed.

Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 230. Whyte MP. Osteonecrosis, osteosclerosis/hyperostosis, and other disorders of bone. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 234. Versión en inglés revisada por: Linda J.

  • Vorvick, MD, Clinical Associate Professor, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington, Seattle, WA;
  • Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A;

Editorial team. Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc..

¿Qué medicamento para el dolor puede tomar un diabético?

TYLENOL ® es la marca N° 1 recomendada por los médicos para el alivio del dolor para los pacientes con diabetes.

¿Por que duelen las piernas a los diabeticos?

Descripción general – La neuropatía diabética es un tipo de daño en los nervios que puede producirse si tienes diabetes. Un nivel de glucosa sanguínea alto puede dañar los nervios de todo el cuerpo. La neuropatía diabética afecta, con mayor frecuencia, los nervios de las piernas y los pies.

Según cuáles sean los nervios afectados, los síntomas de la neuropatía diabética incluyen dolor y entumecimiento en las piernas, los pies y las manos. También puede causar problemas en el aparato digestivo, las vías urinarias, los vasos sanguíneos y el corazón.

En el caso de algunas personas, los síntomas son leves. Sin embargo, en otros casos, la neuropatía diabética puede ser bastante dolorosa e incapacitante. La neuropatía diabética es una complicación grave de la diabetes que puede afectar hasta el 50 % de las personas con diabetes.

¿Cómo se llama el dolor de piernas por la diabetes?

La neuropatía periférica es un tipo de daño en los nervios que generalmente afecta los pies y las piernas, y a veces afecta las manos y los brazos. Este tipo de neuropatía es muy común. Entre un tercio y la mitad de las personas con diabetes tienen neuropatía periférica.

¿Cuál es la mejor vitamina para los huesos y articulaciones?

Obtener suficiente calcio y vitamina D en la dieta puede ayudar a mantener los huesos fuertes y disminuir el riesgo de desarrollar osteoporosis. Su cuerpo necesita calcio para mantener los huesos densos y fuertes. La densidad ósea baja puede provocar que sus huesos se vuelvan quebradizos y frágiles.

  1. Estos huesos débiles pueden fracturarse más fácilmente, incluso sin una lesión evidente;
  2. La vitamina D ayuda a su cuerpo a absorber el calcio;
  3. Coma alimentos que proporcionan las cantidades adecuadas de calcio, vitamina D y proteínas;
You might be interested:  Que Tomar Para El Dolor De Boca Del Estomago?

Este tipo de dieta le dará a su cuerpo los pilares fundamentales que necesita para producir y mantener los huesos fuertes. Además de obtener suficiente calcio y vitamina D, usted puede disminuir el riesgo de desarrollar osteoporosis haciendo ejercicios regularmente, y evitando el tabaquismo y la ingesta excesiva de alcohol. Todos los niños entre los 9 y los 18 años deben obtener:

  • 1300 mg de calcio diariamente
  • 600 UI de vitamina D diariamente

Todos los adultos menores de 50 años deben obtener:

  • 1000 mg de calcio diariamente
  • 400 a 800 UI de vitamina D diariamente

Los adultos de 51 años en adelante deben obtener:

  • Mujeres: 1200 mg de calcio diariamente
  • Hombres: 1000 mg de calcio diariamente

Hombres y mujeres: 800 a 1000 UI de vitamina D diariamente. Las personas con deficiencia de vitamina D o que tiene cantidades insuficientes de vitamina D necesitarán cantidades más grandes de suplemento de vitamina D. Demasiado calcio o vitamina D pueden ocasionar problemas como aumentar el riesgo de cálculos en los riñones.

  • El total de calcio no debe exceder 2000 mg diariamente
  • El total de vitamina D no debe exceder 4000 UI diariamente

Que Puede Tomar Un Diabético Para El Dolor De Huesos La leche y los productos lácteos son las mejores fuentes de calcio. Estos productos contienen una forma de calcio que su cuerpo puede absorber fácilmente. Elija yogures, quesos y suero de leche. Los adultos deben escoger leche descremada o baja en grasa (al 2% o 1%) y otros productos lácteos reducidos en grasa. El hecho de extraer parte de la grasa no disminuye la cantidad de calcio en un producto lácteo.

  • El yogur, la mayoría de los quesos y el suero de la leche vienen en versiones con poca grasa o sin grasa.
  • La vitamina D ayuda al cuerpo a usar el calcio , por lo que frecuentemente se le agrega a la leche.

Si usted consume muy pocos o ningún producto lácteo, puede encontrar el calcio en otros alimentos. Este a menudo se le agrega a algunos jugos de naranja, a la leche de soja (soya), al tofu, a los cereales listos para el consumo y a los panes. Revise las etiquetas de estos alimentos en busca de calcio agregado. Las hortalizas de hoja verde, como el brócoli, la col rizada, la berza común, la mostaza verde, las acelgas y el bok choy (repollo chino) son buenas fuentes de calcio. Otras buenas fuentes alimenticias de calcio son:

  • El salmón y las sardinas que vienen enlatadas con sus huesos (usted se puede comer estos huesos blandos)
  • Las almendras, las nueces de Brasil, las semillas de girasol, la tahina (pasta de ajonjolí o sésamo) y las legumbres secas
  • Melazas cocidas

Otros consejos para verificar que su cuerpo pueda utilizar el calcio en la dieta:

  • Cocine las verduras ricas en calcio en una pequeña cantidad de agua durante el menor tiempo posible. De esta forma, conservarán más calcio.
  • Tenga cuidado con lo que come junto con alimentos ricos en calcio. Ciertas fibras, como el salvado de trigo y los alimentos con ácido oxálico (espinacas y ruibarbo), pueden impedir que su cuerpo absorba el calcio.

Su médico puede recomendarle un suplemento de calcio o vitamina D para cubrir sus necesidades de calcio y vitamina D. Sin embargo, no es claro el balance que existe entre los beneficios y riesgos de estos suplementos. Osteoporosis – calcio; Osteoporosis – baja densidad ósea Brown C. Vitamins, calcium, bone. In: Brown MJ, Sharma P, Mir FA, Bennett PN, eds. Clinical pharmacology.

Las cantidades de calcio se expresan en miligramos (mg) y las de vitamina D se expresan en unidades internacionales (UI). 12th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 39. Cosman F, de Beur SJ, LeBoff MS, et al.

Clinician’s guide to prevention and treatment of osteoporosis. Osteoporos Int. 2014;25(10):2359-2381. PMID: 25182228 pubmed. ncbi. nlm. nih. gov/25182228/. National Institutes of Health, Office of Dietary Supplements website. Fact sheet for health professionals: Calcium.

  1. ods;
  2. od;
  3. nih;
  4. gov/factsheets/Calcium-HealthProfessional;
  5. Updated March 26, 2020;
  6. Accessed July 17, 2020;
  7. US Preventive Services Task Force; Grossman DC, Curry SJ, Owens DK, et al;
  8. Vitamin D, calcium, or combined supplementation for the primary prevention of fractures in community-dwelling adults: US Preventive Services Task Force recommendation statement;

JAMA. 2018;319(15):1592-1599. PMID: 29677309 pubmed. ncbi. nlm. nih. gov/29677309/. Versión en inglés revisada por: Diane M. Horowitz, MD, Rheumatology and Internal Medicine, Northwell Health, Great Neck, NY. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.

¿Qué es bueno para los huesos y articulaciones?

¿Por qué es importante la salud de los huesos? – Los huesos nos dan soporte y nos permiten movernos. Protegen de lesiones al cerebro, al corazón y a otros órganos. Además, los huesos almacenan minerales tales como el calcio y el fósforo, los cuales nos ayudan a mantener los huesos fuertes, y los liberan a otros órganos cuando estos los necesitan para otros usos.

Existen muchas cosas que podemos hacer para mantener los huesos sanos y fuertes. Consumir alimentos ricos en calcio y vitamina D, hacer suficiente ejercicio y tener hábitos saludables ayuda a mantener los huesos sanos.

Si no comemos bien y no hacemos suficiente ejercicio del tipo adecuado, los huesos pueden debilitarse e incluso romperse. Cuando los huesos se rompen (lo que se conoce como fractura) pueden causar mucho dolor y ocasionalmente se requiere cirugía para repararlos.

  • ¿Por qué es importante la salud de los huesos?
  • ¿Qué es la osteoporosis?
  • ¿Quién padece de osteoporosis?
  • ¿Realmente corro riesgo?
  • ¿Cómo puedo saber si tengo osteoporosis?
  • ¿Qué puedo hacer para tener huesos más sanos?
  • ¿Necesito tomar medicamentos para mis huesos?
  • ¿Cómo puedo participar en un estudio de investigación?
  • ¿Dónde puedo encontrar más información acerca de la salud de los huesos?

¿Qué significa que te duelan los huesos?

Es una dolencia u otra molestia en uno o más huesos. El dolor óseo es menos común que el dolor articular y el dolor muscular. La fuente de un dolor óseo puede ser clara, como por ejemplo a raíz de una fractura después de un accidente. Otras causas, como el cáncer que se disemina ( hace metástasis ) al hueso pueden ser menos obvias. El dolor óseo puede ocurrir con lesiones o afecciones tales como:

  • Cáncer en los huesos (malignidad primaria)
  • Cáncer que se ha diseminado a los huesos (malignidad metastásica)
  • Interrupción del suministro sanguíneo (como en la anemia drepanocítica )
  • Hueso infectado ( osteomielitis )
  • Infección
  • Lesión (traumatismo)
  • Leucemia
  • Pérdida de mineralización ( osteoporosis )
  • Sobrecarga
  • Fractura infantil (tipo de fractura por tensión que ocurre en niños que están aprendiendo a caminar)

Acuda al médico si tiene dolor óseo y no sabe por qué está ocurriendo. Tome en serio cualquier dolor o sensibilidad en los huesos. Consulte con su proveedor de atención médica si tiene algún dolor inexplicable en los huesos. Su proveedor de atención médica le hará preguntas acerca de su historia clínica y llevará a cabo un examen físico. Las preguntas que le puede hacer incluyen:

  • ¿Dónde se localiza el dolor?
  • ¿Cuánto tiempo lleva sintiendo el dolor y cuándo comenzó?
  • ¿Está empeorando el dolor?
  • ¿Tiene algún otro síntoma?

Le pueden practicar los siguientes exámenes:

  • Exámenes de sangre (tales como CSC , fórmula leucocitaria )
  • Radiografía del hueso , incluso una gammagrafía ósea
  • Tomografía computarizada o resonancia magnética
  • Estudios de los niveles hormonales
  • Estudios de la función de la hipófisis y de las glándulas suprarrenales
  • Estudios de orina

Según la causa del dolor, su proveedor de atención médica puede prescribir:

  • Antibióticos
  • Antiinflamatorios
  • Hormonas
  • Laxantes (si se presenta estreñimiento durante el reposo prolongado en cama)
  • Analgésicos

Si el dolor está relacionado con el adelgazamiento de los huesos, se puede necesitar tratamiento para la osteoporosis. Dolores en los huesos; Dolor – óseo Jones RL. Malignant tumors of bone, sarcomas, and other soft tissue neoplasms. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 192. Kim C, Kaar SG. Commonly encountered fractures in sports medicine.

You might be interested:  Cómo Quitar El Dolor De Pies?

In: Miller MD, Thompson SR. eds. DeLee and Drez’s Orthopaedic Sports Medicine. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 10. Weber TJ. Osteoporosis. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed.

Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 230. Whyte MP. Osteonecrosis, osteosclerosis/hyperostosis, and other disorders of bone. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 234. Versión en inglés revisada por: Linda J.

Vorvick, MD, Clinical Associate Professor, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.

Editorial team. Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc..

¿Qué causa dolor en los huesos?

El dolor óseo es habitualmente profundo, penetrante o sordo. Por lo general, es el resultado de un traumatismo. Otras causas menos frecuentes son la infección ósea ( osteomielitis. Las bacterias, las micobacterias y los hongos pueden infectar a los huesos propagándose.

¿Por qué me duelen los huesos y articulaciones?

El dolor articular puede afectar una o más articulaciones. El dolor articular puede ser causado por muchos tipos de lesiones o afecciones. Puede estar relacionado con artritis , bursitis y dolor muscular. Sin importar la causa, puede ser muy molesto. Algunos factores que pueden causar dolor articular son:

  • Enfermedades autoinmunitarias, como la artritis reumatoidea y el lupus
  • Bursitis
  • Condromalacia rotuliana
  • Cristales en la articulación — gota (se presenta especialmente en el dedo gordo del pie) y artritis por depósito de cristales de dihidrato de pirofosfato de calcio (CPPD, por sus siglas en inglés) o seudogota
  • Infecciones causadas por un virus
  • Lesión, como una fractura
  • Osteoartritis
  • Osteomielitis (infección del hueso)
  • Artritis séptica (infección articular)
  • Tendinitis
  • Esfuerzo o sobrecarga inusual, lo que incluye distensión muscular o esguinces

Los signos de inflamación en las articulaciones incluyen:

  • Inflamación
  • Temperatura elevada en el área
  • Sensibilidad
  • Enrojecimiento
  • Dolor con el movimiento

Siga la recomendación del proveedor de atención médica para el tratamiento de la causa del dolor. Cuando el dolor articular no es ocasionado por artritis, tanto el reposo como el ejercicio son importantes. Se deben utilizar baños tibios, masajes y ejercicios de estiramiento con la mayor frecuencia posible. El acetaminofén (Tylenol) puede ayudar a que el dolor mejore. Consulte con el proveedor si:

  • Tiene fiebre que no está asociada con síntomas de gripe.
  • Ha perdido 4. 5 kg (10 libras) o más sin haberlo intentado (pérdida de peso involuntaria).
  • El dolor articular dura más de varios días.
  • Tiene hinchazón y dolor articular intensos e inexplicables, particularmente si tiene otros síntomas inexplicables.

Su proveedor le hará preguntas acerca de su historia clínica y sus síntomas, como las siguientes:

  • ¿Cuál es la articulación que duele? ¿Se siente dolor en uno o en ambos lados?
  • ¿Qué provocó el dolor y cada cuánto lo ha tenido? ¿Lo ha tenido antes?
  • ¿Comenzó el dolor de manera repentina e intensa o lenta y leve?
  • ¿Es un dolor constante o intermitente? ¿Ha aumentado la intensidad del dolor?
  • ¿Se ha lesionado la articulación?
  • ¿Ha tenido una enfermedad, salpullido o fiebre?
  • ¿Empeora o mejora el dolor con el reposo o el movimiento? ¿Ciertas posiciones son más o menos cómodas? ¿Ayuda el hecho de mantener la articulación elevada?
  • ¿Se reduce el dolor con medicamentos, masajes o la aplicación de calor?
  • ¿Qué otros síntomas tiene?
  • ¿Se presenta algún entumecimiento ?
  • ¿Puede doblar y enderezar la articulación? ¿Siente rigidez en la articulación?
  • ¿Se presenta rigidez articular en la mañana? De ser así, ¿cuánto dura?
  • ¿Qué hace mejorar la rigidez?

Le realizarán un examen físico buscando signos de anormalidades en las articulaciones, incluyendo:

  • Inflamación 
  • Sensibilidad
  • Temperatura elevada en el área
  • Dolor con el movimiento
  • Anormalidades de movimiento como limitación, soltura de la articulación y sensación de rechinido 

Los exámenes que pueden realizarse son:

  • CSC o fórmula leucocitaria
  • Proteína C reactiva
  • Radiografía de la articulación
  • Tasa de sedimentación
  • Exámenes de sangre específicos para diversos trastornos autoinmunitarios
  • Aspiración de la articulación para obtener líquido para cultivo, conteo de glóbulos blancos y examen de los cristales

El tratamiento puede incluir:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) que incluyen ibuprofen, naproxeno o indometacin
  • Inyecciones de medicamentos corticosteroides directamente en la articulación 
  • Antibióticos y drenaje quirúrgico frecuente, en caso de infección (generalmente requiere hospitalización)
  • Fisioterapia para la rehabilitación de los músculos y las articulaciones

Rigidez de una articulación; Dolor – articulaciones; Artralgia; Artritis Bykerk VP, Crow MK. Approach to the patient with rheumatic disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 241. Davis JM, Moder KG, Hunder GG. History and physical examination of the musculoskeletal system. In: Firestein GS, Budd RC, Gabriel SE, McInnes IB, O’Dell JR, eds.

Los medicamentos antinflamatorios no esteroides (AINE), como ibuprofeno o naproxeno pueden ayudar a aliviar el dolor y la inflamación. Consulte con el proveedor antes de administrar ácido acetilsalicílico (aspirina ) o AINE, como ibuprofeno, a los niños.

Kelley and Firestein’s Textbook of Rheumatology. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 40. Versión en inglés revisada por: Gordon A. Starkebaum, MD, MACR, ABIM Board Certified in Rheumatology, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.

¿Cuántos años vive una persona con diabetes mal cuidada?

Menor esperanza de vida – En el primero de los estudios, investigadores del Instituto Baker IDI para el Corazón y la Diabetes en Melbourne (Australia) analizaron la esperanza de vida asociada a la diabetes tipo 1 en la población australiana entre los años 1997 y 2010 y la compararon con la de la población general.

Los resultados mostraron que la esperanza de vida de los pacientes durante este período fue de 68,8 años, lo que supone 12,2 años menos que en el caso de la población general – 11,6 años menos en el caso de que el paciente sea varón y 12,5 años menos en el caso de que sea mujer.

En este contexto, y comparado frente al período 1997-2003, el estudio muestra la mayor esperanza de vida de los pacientes con diabetes tipo 1 en el período 2004-2010. Pero como indican los autores, «dado que este incremento en la esperanza de vida es muy similar al observado en la población general, no se ha logrado que la brecha existente entre los pacientes con diabetes tipo 1 y la población sin la enfermedad se haya cerrado durante este período».

  • Es más; el 60% de los años de vida perdidos por la enfermedad en los varones –y el 45% en las mujeres– se explica por los fallecimientos acontecidos antes de alcanza la edad de 60 años, fundamentalmente por enfermedades endocrinas y metabólicas entre los 10 y los 39 años de edad y las enfermedades cardiovasculares una vez superados los 40;

Como indica Dianna Magliano, directora del estudio, «la presentación temprana de la diabetes tipo 1 actúa como un predictor de la mortalidad prematura. Los fallecimientos por las enfermedades cardiovasculares, metabólicas y endocrinas son la principal causa de la mortalidad prematura en la diabetes tipo 1.

Así, y con objeto de mejorar su esperanza de vida, debe prestarse una mayor atención a las complicaciones cardiovasculares crónicas y a las complicaciones metabólicas agudas en la diabetes tipo 1. Y es que el fracaso a la hora de manejar cualquiera de estas complicaciones supondrá que las personas con diabetes tipo 1 sigan teniendo un notable riesgo de muerte prematura».

La brecha en la esperanza de vida entre las personas con diabetes tipo 1 y la población general ha permanecido invariable desde el inicio del milenio Y estas evidencias que constatan una brecha en la esperanza de vida entre los pacientes y la población general, ¿son también aplicables a nuestro país? Pues sí, dado que como concluye Dianna Magliano, «nuestros resultados son aplicables al resto de países occidentales».