Dolor De Estómago Como Si Tuviera Hambre?

Dolor De Estómago Como Si Tuviera Hambre
You are using an outdated browser. Please upgrade your browser to improve your experience. noviembre 29, 2013 @ 7:00 am 2013-11-29T07:00:43-0600 2013-11-28T19:28:35-0600 Si sientes ardor, como vacío, como si quisieras comer pero comes y te duele peor, o de plano ni te da hambre porque hay hasta náuseas asociadas a ese malestar, puedes tener gastritis. Hay de dolores de estómago, a dolores de estómago. Y generalmente identificamos fácilmente qué lo provocó. Si te pasaste en la comida de ayer, y comiste mole de olla, un taco de carnitas, una cervecita y para acabar una rebanada de pastel de chocolate, es muy probable que al otro día te sientas un poco mal, como decían las abuelitas, empachado.

  • Este malestar normalmente se quita con que te moderes en los alimentos y regreses a tu dieta normal;
  • Sin embargo, hay otras veces en que el dolor puede ser diferente;
  • Y algunas veces no es dolor… es como ardor, como vacío… como si quisieras comer pero comes y te duele peor;

O de plano ni te da hambre, porque hay hasta náuseas asociadas a ese malestar. Y a veces, este malestar puede ser de varios días, y aunque comas bien, o no, ahí sigue. A algunos, los despierta en la noche, a otros,  no los deja en paz durante el día. Y pasa que por quitarte el dolor, te tomas un analgésico, y entonces, éste empeora y no se va y sientes que te están quemando el estómago.

¿Has sentido eso alguna vez? Esto que te describo, puede ser el cuadro de una gastritis. Gastritis significa inflamación de la mucosa gástrica, o sea,  del estómago. Como cualquier inflamación en cualquier tejido, duele.

Y da los otros síntomas que te mencioné. De hecho puede tener muchos síntomas y ser realmente molesta, porque a veces no puedes definir si duele o arde o si se quita o empeora con la comida. La gastritis puede tener muchas causas, una de ellas, la principal, es la toma continua de antiinflamatorios no esteroideos (ácido acetilsalicílico, diclofenaco, naproxeno).

Esto es frecuente, porque, ¿a poco no de repente si duele la cabeza te tomas un par de aspirinas? O si tuviste una lesión en la bici, un diclofenaco. Y luego, pasa que no te tomas solo un par, sino que se vuelve algo frecuente y entonces, se lastima la mucosa de tu estómago.

Otra causa  frecuente de la gastritis es la ingesta de alcohol. Y no necesariamente que tomes mucha cantidad, a veces, el que sea de manera frecuente y en poca cantidad, puede provocar síntomas de esta enfermedad. Existen otras causas, como medicamentos para la inflamación más “potentes” o  radiaciones.

Pero no son las más comunes. La gastritis aguda, que es la que te describo, muchas veces se quita sola, si eliminas el agente que la provocó (las medicinas o el alcohol), y si cuidas la alimentación. Otras veces, requiere de tratamientos con medicamentos que “neutralizan” el ambiente gástrico y evitan la que siga la erosión de la mucosa.

Normalmente, mejora en pocas semanas. Hay casos en que la gastritis se vuelve crónica, es decir que ya no se cura fácilmente con tratamiento médico. La mayoría de los casos de gastritis crónica es causada por una bacteria, llamada Helicobacter Pylori ,  y provoca que la erosión no se cure.

Para poder identificar a esta bacteria, lo mejor es que se haga una endoscopía  y una biopsia (se toma un pedacito de la mucosa). Así, se puede determinar con seguridad si la infección por esta bacteria es la que está causando los síntomas.

De ser así, el médico indicará un tratamiento para eliminar a esta bacteria y que la sintomatología mejore. En ambos casos, es importante poner atención a los síntomas, procura no automedicarte  y evitar el alcohol de manera frecuente o en grandes cantidades. .

¿Por qué se siente vacío en el estómago?

La gastritis – Cuando sufrimos gastritis, uno de los síntomas más comunes es el vacío en el estómago. Tanto es así que durante el día es lo primero que vamos a sentir. Se trata de un vacío ardiente que nos provoca  cansancio y mucha molestia. En ocasiones, hasta puede que nos cueste estar de pie.

Ese vacío se debe a la irritación de la mucosa gástrica que rodea el estómago. Esta enfermedad que todos hemos sufrido alguna vez tiene un origen infeccioso. La bacteria Helicobacter pylori , por ejemplo, se relaciona con algunos tipos de gastritis.

Asimismo, determinados alimentos muy grasosos, el alcohol o incluso algunos medicamentos también pueden hacer que suframos una gastritis en un momento dado. Por lo tanto, es importante recibir un buen tratamiento de acuerdo a nuestras necesidades particulares.

¿Cuándo preocuparse por un dolor de estómago?

Recursos de temas El dolor abdominal crónico es un dolor que ocurre desde hace más de 3 meses. Puede estar presente todo el tiempo (dolor crónico) o aparecer y desaparecer (dolor recurrente). El dolor abdominal crónico por lo general se presenta en niños y comienza a partir de los 5 años de edad.

Aproximadamente entre el 10 y el 15% de los niños de 5 a 16 años de edad, sobre todo los de 8 a los 12 años, sufre dolor abdominal crónico o recurrente. Es algo más frecuente en las niñas. El dolor abdominal crónico también es frecuente entre los adultos y afecta a las mujeres con más frecuencia que a los hombres.

Las personas con dolor abdominal crónico también pueden tener otros síntomas, dependiendo de la causa. El síndrome de dolor abdominal mediado centralmente causa un dolor real que persiste durante más de 6 meses y se produce sin evidencia de un trastorno orgánico específico u otro problema gastrointestinal (por ejemplo, una úlcera gastroduodenal Úlcera gastroduodenal Una úlcera gastroduodenal es una llaga circular u ovalada que aparece en el lugar donde se ha erosionado la mucosa gástrica o duodenal por la acción del ácido y los jugos digestivos del estómago. obtenga más información ). Tampoco está relacionado con un medicamento o una toxina y no altera los hábitos intestinales (como el estreñimiento o la diarrea). Cuando el dolor abdominal se produce en personas con hábitos intestinales alterados, se denomina síndrome del intestino irritable Síndrome del intestino irritable El síndrome del intestino irritable es un trastorno del tubo digestivo que produce dolor abdominal recurrente y estreñimiento o diarrea.

Los síntomas varían pero a menudo incluyen dolor en la. obtenga más información (SII). El dolor puede ser intenso y suele alterar la vida de la persona afectada. No se conoce exactamente el origen de este tipo de dolor.

Sin embargo, los nervios del aparato digestivo y del eje cerebro-intestinal pueden llegar a ser demasiado sensibles a sensaciones que no molestan a la mayoría de las personas (como los movimientos normales del aparato digestivo). Los factores genéticos, el estrés de la vida diaria, la propia personalidad, la situación social y cualquier trastorno mental subyacente (como la depresión o la ansiedad) contribuyen a la aparición de dolor.

El dolor abdominal crónico en los niños puede estar relacionado con la necesidad de atención (por ejemplo, cuando nace un hermano o se cambia de domicilio), el estrés de comenzar la escuela, la intolerancia a la lactosa Intolerancia a la lactosa La intolerancia a la lactosa es la incapacidad de digerir el azúcar lactosa debida a una carencia de la enzima lactasa, lo que provoca diarrea y retortijones abdominales.

La intolerancia a la. obtenga más información o, a veces, la presencia de maltrato infantil Introducción al maltrato y negligencia infantil La negligencia infantil consiste en negar al menor cosas que le son esenciales o necesidades básicas. El maltrato infantil consiste en hacer algo que perjudica al menor. obtenga más información . En los niños, las causas más frecuentes son En los adultos jóvenes, las causas más frecuentes son

  • Irritación estomacal (causada por la aspirina [ácido acetilsalicílico] o AINE, bebidas de cola [acidez] y alimentos picantes).

En los adultos mayores, el cáncer (de estómago Cáncer de estómago La infección por Helicobacter pylori es un factor de riesgo de tumores malignos de estómago. Los síntomas característicos son un malestar abdominal vago, pérdida de peso y debilidad. El diagnóstico. obtenga más información , de páncreas Cáncer de páncreas Entre los factores de riesgo de cáncer pancreático están el tabaco, la pancreatitis crónica, ser hombre, tener ascendencia africana y, posiblemente, la diabetes de larga duración. Los síntomas. obtenga más información , de colon Cáncer colorrectal Los antecedentes familiares y algunos factores de la dieta (poca fibra, muchas grasas) aumentan el riesgo de padecer cáncer colorrectal. Los síntomas característicos incluyen hemorragia durante. obtenga más información o de c áncer de ovario Cáncer de ovario El cáncer de ovario, que por lo general comienza en la superficie de los ovarios, no se suele diagnosticar hasta que está avanzado. El cáncer de ovario puede no presentar síntomas hasta que. obtenga más información ) aparece con mayor frecuencia. En primer lugar, el objetivo del médico es determinar si el dolor es funcional o bien si está causado por un trastorno, un fármaco o una toxina. Los síntomas siguientes son motivo de preocupación:

  • Fiebre
  • Inapetencia y pérdida de peso
  • Dolor que despierta a la persona durante la noche
  • Presencia de sangre en los vómitos, las heces o la orina
  • Vómitos o diarrea intensos o frecuentes
  • Hinchazón en el abdomen y/o las piernas
  • Dificultad para deglutir

Si la persona con dolor abdominal crónico desarrolla signos de alarma, debe acudir al médico de inmediato, a menos que los únicos signos de alarma sean inapetencia, ictericia y/o hinchazón. Las personas con inapetencia, ictericia y/o hinchazón o con dolor constante que empeora, deben acudir al médico en pocos días. Cuando están presentes estos signos de alarma, es muy probable que se trate de una causa orgánica. Las personas sin signos de alarma deben ver a un médico en algún momento, pero un retraso de unos días más o menos no es perjudicial.

Algunos de los factores. Hacer esta distinción puede ser difícil. Sin embargo, si existen signos de alarma es poco probable (aunque no imposible) que se trate de un dolor funcional. El médico pregunta en especial sobre las actividades que alivian o empeoran el dolor (por ejemplo comer, orinar o defecar).

Es importante saber si el dolor u otro malestar digestivo se produce después de comer o beber productos lácteos, ya que la intolerancia a la lactosa es frecuente, especialmente entre las personas de ascendencia africana, hispana, asiática (en especial de los países del este de Asia) y los indios americanos.

El médico también pregunta acerca de la presencia de otros síntomas (como vómitos, diarrea o estreñimiento), sobre la dieta y sobre cualquier cirugía abdominal previa, los medicamentos utilizados, las pruebas anteriores y los tratamientos para el dolor recibidos.

También es importante saber si algún miembro de la familia sufre trastornos que causan dolor abdominal. Los médicos también preguntan acerca de la dieta de la persona afectada, ya que la ingesta de grandes cantidades de bebidas de cola, zumos de frutas (que pueden contener cantidades significativas de los azúcares fructosa y sorbitol) o alimentos que producen gases (como frijoles, cebolla, repollo y coliflor) puede ser en ocasiones la causa de un dolor abdominal desconcertante. Por lo general, los médicos realizan ciertas pruebas complementarias, Como análisis de orina Análisis de orina y cultivo de orina El análisis de orina, la prueba de orina, puede ser necesario en la evaluación de trastornos renales y de las vías urinarias y también puede contribuir a evaluar trastornos sistémicos como la. obtenga más información , hemograma completo Hemograma completo Los médicos escogen los análisis que puedan ayudar a diagnosticar los trastornos sanguíneos en función de los síntomas y de los resultados de la exploración física. A veces, un trastorno de. obtenga más información y análisis de sangre para valorar la función del hígado, riñones y del páncreas. Por lo general, si los afectados son mayores de 50 años o presentan factores de riesgo de cáncer de colon (como antecedentes familiares de la enfermedad), también se recomienda una colonoscopia Endoscopia La endoscopia es un examen de las estructuras internas mediante una sonda de fibra óptica flexible (endoscopio).

You might be interested:  Con Que Se Quita El Dolor Del Nervio Ciático?

Entre la visita inicial y las visitas de seguimiento, se solicita a la persona que registre la información sobre el dolor, las deposiciones, la dieta, las actividades que parecen provocar dolor, así como cualquier remedio que haya probado y sus efectos.

La endoscopia también se puede utilizar para tratar muchos trastornos porque. obtenga más información. En las menores de 50 años, algunos médicos recomiendan una tomografía computarizada (TC) abdominal Tomografía computarizada (TC) En la tomografía computarizada (TC), que se solía denominar tomografía axial computarizada (TAC), una fuente de rayos X y un detector de rayos X rotan alrededor de la persona. obtenga más información , pero otros prefieren esperar a que aparezcan síntomas específicos. Se realizan otras pruebas dependiendo de los antecedentes clínicos y la exploración física ( ver Causas orgánicas y características del dolor abdominal crónico Causas orgánicas y características del dolor abdominal crónico ). Se realizan pruebas adicionales si ningún resultado es anormal, si se presentan nuevos síntomas o si se detectan nuevas anomalías durante la exploración. El tratamiento del dolor abdominal depende de la causa y de los síntomas. Por ejemplo, si la persona es intolerante a la lactosa puede ser eficaz una dieta libre de lactosa (en la cual se eliminan la leche y otros productos lácteos).

En los escáneres. Si hay estreñimiento, puede indicarse el uso de laxantes durante unos días más la adición de fibra a la dieta. El tratamiento del dolor funcional depende de los síntomas y se centra en ayudar a las personas afectadas a retomar sus actividades diarias normales y reducir el malestar.

Generalmente, el tratamiento consiste en una combinación de estrategias. Pueden ser necesarias varias visitas al médico para establecer la mejor combinación. Se suelen programar visitas de seguimiento, en función de las necesidades del paciente. Las visitas continúan hasta que el problema se resuelve de forma definitiva.

  1. Una vez diagnosticado dolor funcional, el médico explica claramente al paciente que el dolor, aunque real, no suelen tener una causa grave, y que los factores emocionales (como el estrés, la ansiedad o la depresión) pueden desencadenar o empeorar un episodio de dolor;

Si las pruebas exhaustivas no han podido demostrar una causa orgánica de los síntomas, se descarta la realización de pruebas adicionales. Aunque no hay tratamientos para curar el dolor abdominal crónico funcional, se dispone de muchas medidas eficaces. Estas medidas se basan en una relación de confianza y comprensión entre el médico, el paciente y sus familiares.

  1. El médico explica que los resultados de los análisis y de otras pruebas diagnósticas indican que la persona no está en peligro;
  2. Se anima a la persona afectada a que se implique en el trabajo, la escuela y las actividades sociales;

Esta implicación no empeora el estado de salud, sino que, al contrario, fomenta la independencia y la autosuficiencia. Las personas que abandonan sus actividades cotidianas corren el riesgo de que sus síntomas controlen su vida, en lugar de que sea su vida la que controle sus síntomas.

  • Los cambios en la alimentación y el consumo de una dieta rica en fibra o suplementos de fibra ayuda a algunas personas;
  • Es posible que las personas afectadas necesiten evitar alimentos que desencadenan las crisis;

Por ejemplo, algunas personas deben evitar comer grandes cantidades de alimentos que son difíciles de digerir y producen muchos gases y evitar las bebidas con alto contenido de azúcar. Se ha probado el uso de muchos medicamentos con variable éxito. Entre ellos, fármacos que reducen o detienen los espasmos musculares del tubo digestivo (antiespasmódicos) y el aceite de menta.

  1. Es importante minimizar las fuentes de estrés o ansiedad tanto como sea posible;
  2. Los padres y otros miembros de la familia deben evitar reforzar el dolor prestándole demasiada atención;
  3. Si la persona afectada continua sintiéndose ansiosa o deprimida y este estado de ánimo parece estar relacionado con el dolor, el médico puede prescribir antidepresivos o ansiolíticos para reducir la ansiedad;

Las terapias que ayudan a modificar la conducta, como las técnicas de relajación, las técnicas de biorretroalimentación y la hipnosis, también pueden ser eficaces para reducir la ansiedad y ayudar a la persona afectada a tolerar mejor el dolor. En el caso de los niños, la ayuda de los padres es esencial.

Se aconseja a los padres que animen al niño a ser independiente y a que cumpla con sus responsabilidades normales, en especial asistir a la escuela. Permitir que el niño evite actividades puede aumentar su ansiedad.

Los padres pueden ayudar al niño a controlar el dolor durante las actividades diarias elogiando y premiando los comportamientos independientes y responsables. Por ejemplo, pueden recompensarlo mediante la programación de actividades conjuntas o una salida especial.

  1. La participación del personal de la escuela también puede ayudar;
  2. Se puede llegar a un acuerdo para que el niño descanse brevemente en un lugar habilitado para ello durante la jornada escolar, para volver a continuación a clase entre 15 y 30 minutos más tarde;

Se puede autorizar al niño a que llame por teléfono a sus padres, pero se le debe animar a permanecer en la escuela.

  • Por lo general, el dolor abdominal crónico o recurrente es dolor mediado centralmente (es decir, la persona sufre dolor pero no sufre un trastorno físico específico ni ningún otro problema gastrointestinal).
  • Los síntomas que requieren atención médica inmediata son la fiebre alta, la pérdida de apetito o de peso, el dolor que despierta a la persona por la noche, sangre en las heces o en la orina, ictericia, náuseas y vómitos intensos, dificultad para tragar e hinchazón de las piernas y/o el abdomen.
  • Se suelen realizar análisis de sangre y de orina con objeto de detectar trastornos que puedan causar el dolor.
  • Es necesario realizar pruebas adicionales solo si los resultados de las pruebas son anormales, si hay signos de alarma o si hay síntomas de un trastorno específico.
  • El tratamiento para el dolor mediado centralmente consiste en aprender a minimizar el estrés o la ansiedad, participar en las actividades cotidianas normales, probar con suplementos de fibra y/o alimentos ricos en fibra, medicamentos que reducen o detienen los espasmos musculares en el tubo digestivo y, a veces, tomar medicamentos o utilizar terapias de modificación del comportamiento para aliviar la ansiedad y/o modificar la dieta.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales Hacer clic aquí para la versión para profesionales Copyright © 2022 Merck & Co. , Inc. , Rahway, NJ, USA y sus empresas asociadas. Todos los derechos reservados..

¿Cómo quitar el dolor de hambre?

La mejor manera de aliviar estas dolencias sería preparar una equilibrada alimentación, adecuándolas a las necesidades de nuestro organismo, ya que si ingerimos comidas en alta cantidad grasa con nuestros estómagos vacíos, podría ser una ‘bomba’ para nuestro cuerpo.

¿Cómo saber si tengo algún problema en el estómago?

¿Cómo saber si es hambre o gastritis?

You are using an outdated browser. Please upgrade your browser to improve your experience. noviembre 29, 2013 @ 7:00 am 2013-11-29T07:00:43-0600 2013-11-28T19:28:35-0600 Si sientes ardor, como vacío, como si quisieras comer pero comes y te duele peor, o de plano ni te da hambre porque hay hasta náuseas asociadas a ese malestar, puedes tener gastritis. Hay de dolores de estómago, a dolores de estómago. Y generalmente identificamos fácilmente qué lo provocó. Si te pasaste en la comida de ayer, y comiste mole de olla, un taco de carnitas, una cervecita y para acabar una rebanada de pastel de chocolate, es muy probable que al otro día te sientas un poco mal, como decían las abuelitas, empachado.

Este malestar normalmente se quita con que te moderes en los alimentos y regreses a tu dieta normal. Sin embargo, hay otras veces en que el dolor puede ser diferente. Y algunas veces no es dolor… es como ardor, como vacío… como si quisieras comer pero comes y te duele peor.

O de plano ni te da hambre, porque hay hasta náuseas asociadas a ese malestar. Y a veces, este malestar puede ser de varios días, y aunque comas bien, o no, ahí sigue. A algunos, los despierta en la noche, a otros,  no los deja en paz durante el día. Y pasa que por quitarte el dolor, te tomas un analgésico, y entonces, éste empeora y no se va y sientes que te están quemando el estómago.

¿Has sentido eso alguna vez? Esto que te describo, puede ser el cuadro de una gastritis. Gastritis significa inflamación de la mucosa gástrica, o sea,  del estómago. Como cualquier inflamación en cualquier tejido, duele.

Y da los otros síntomas que te mencioné. De hecho puede tener muchos síntomas y ser realmente molesta, porque a veces no puedes definir si duele o arde o si se quita o empeora con la comida. La gastritis puede tener muchas causas, una de ellas, la principal, es la toma continua de antiinflamatorios no esteroideos (ácido acetilsalicílico, diclofenaco, naproxeno).

You might be interested:  Como Se Quita El Dolor De Garganta?

Esto es frecuente, porque, ¿a poco no de repente si duele la cabeza te tomas un par de aspirinas? O si tuviste una lesión en la bici, un diclofenaco. Y luego, pasa que no te tomas solo un par, sino que se vuelve algo frecuente y entonces, se lastima la mucosa de tu estómago.

Otra causa  frecuente de la gastritis es la ingesta de alcohol. Y no necesariamente que tomes mucha cantidad, a veces, el que sea de manera frecuente y en poca cantidad, puede provocar síntomas de esta enfermedad. Existen otras causas, como medicamentos para la inflamación más “potentes” o  radiaciones.

Pero no son las más comunes. La gastritis aguda, que es la que te describo, muchas veces se quita sola, si eliminas el agente que la provocó (las medicinas o el alcohol), y si cuidas la alimentación. Otras veces, requiere de tratamientos con medicamentos que “neutralizan” el ambiente gástrico y evitan la que siga la erosión de la mucosa.

Normalmente, mejora en pocas semanas. Hay casos en que la gastritis se vuelve crónica, es decir que ya no se cura fácilmente con tratamiento médico. La mayoría de los casos de gastritis crónica es causada por una bacteria, llamada Helicobacter Pylori ,  y provoca que la erosión no se cure.

Para poder identificar a esta bacteria, lo mejor es que se haga una endoscopía  y una biopsia (se toma un pedacito de la mucosa). Así, se puede determinar con seguridad si la infección por esta bacteria es la que está causando los síntomas.

De ser así, el médico indicará un tratamiento para eliminar a esta bacteria y que la sintomatología mejore. En ambos casos, es importante poner atención a los síntomas, procura no automedicarte  y evitar el alcohol de manera frecuente o en grandes cantidades. .

¿Cómo quitar la sensación de vacío en el estómago?

¿Cómo saber si el dolor de estómago es grave?

Es el dolor que se siente en el área entre el pecho y la ingle, a menudo denominada región estomacal o vientre. Casi todos experimentamos alguna vez dolor en el abdomen y, la mayoría de las veces, no es algo serio. Dolor De Estómago Como Si Tuviera Hambre La intensidad del dolor no siempre refleja la gravedad de la afección que lo causa. Por ejemplo, usted podría sentir dolor abdominal fuerte si tiene gases o cólicos estomacales debido a una gastroenteritis viral. Sin embargo, afecciones mortales, como el cáncer de colon o una apendicitis precoz, pueden causar solo un dolor leve o ningún dolor. Otras maneras de describir el dolor en el abdomen abarcan:

  • Dolor generalizado: esto significa que usted lo siente en más de la mitad del abdomen. Este tipo de dolor es más típico de un virus estomacal, indigestión o gases. Si el dolor se vuelve más intenso, puede ser causado por un bloqueo de los intestinos.
  • Dolor localizado: se presenta en solo una zona del abdomen. Es más probable que este tipo de dolor sea un signo de un problema en un órgano, como el apéndice, la vesícula biliar o el estómago.
  • Dolor tipo calambre: la mayoría de las veces este dolor no es grave y es más probable que se deba a gases y distensión. Con frecuencia va seguido de diarrea. Los signos más preocupantes abarcan dolor que se presenta con más frecuencia, dura más de 24 horas o está acompañado de fiebre.
  • Dolor tipo cólico: este tipo de dolor viene en oleadas, por lo regular empieza y acaba repentinamente, y con frecuencia es intenso. Los cálculos renales y biliares son causas comunes de este tipo de dolor abdominal.

Usted puede intentar las siguientes medidas de cuidados en el hogar para aliviar el dolor abdominal leve:

  • Tome agua u otros líquidos claros. Puede tomar bebidas para deportistas en pequeñas cantidades. Las personas con diabetes deben evaluarse el azúcar en la sangre con regularidad y hacer ajustes en los medicamentos en la medida de lo necesario.
  • Evite los alimentos sólidos durante las primeras horas.
  • Si ha estado vomitando, espere 6 horas y luego consuma pequeñas cantidades de alimentos ligeros, como arroz, compota de manzana o galletas. Evite los productos lácteos.
  • Si el dolor se presenta en la parte superior del abdomen y ocurre después de las comidas, los antiácidos pueden brindar algún alivio, especialmente si experimenta acidez gástrica o indigestión. Evite los cítricos, los alimentos ricos en grasa, los fritos o grasosos, productos con tomate, cafeína, alcohol y bebidas carbonatadas.
  • No tome ningún medicamento sin consultarlo con su proveedor.

Estos pasos adicionales pueden ayudar a prevenir algunos tipos de dolor abdominal:

  • Beber mucha agua todos los días.
  • Comer comidas pequeñas con más frecuencia.
  • Hacer ejercicio con regularidad.
  • Limitar los alimentos que producen gas.
  • Asegurarse de que sus comidas sean bien equilibradas y ricas en fibra. Comer muchas frutas y verduras.

Busque ayuda médica de inmediato o llame al número local de emergencias (como el 911) si:

  • Actualmente está recibiendo tratamiento para el cáncer
  • Es incapaz de evacuar las heces, especialmente si también está vomitando
  • Está vomitando sangre o presenta sangre en las heces (en especial, si son de color rojo brillante, marrón o negro oscuro y pegajosas)
  • Tiene dolor en el tórax, el cuello o los hombros
  • Presenta dolor abdominal fuerte y repentino
  • Tiene dolor en o entre los omóplatos con náuseas
  • Su vientre está rígido, duro y sensible al tacto
  • Está o podría estar en embarazo
  • Tuvo una lesión reciente en el abdomen
  • Tiene dificultad para respirar

Llame a su proveedor si presenta:

  • Molestia abdominal que dura 1 semana o más
  • Dolor abdominal que no mejora en 24 a 48 horas o que se está volviendo más intenso y frecuente y ocurre con náuseas y vómitos
  • Distensión abdominal que persiste por más de 2 días
  • Sensación de ardor al orinar o micción frecuente
  • Diarrea por más de 5 días
  • Fiebre, por encima de 100°F (37. 7ºC) para los adultos o 100. 4°F (38ºC) para los niños, junto con el dolor
  • Inapetencia prolongada
  • Sangrado vaginal prolongado
  • Pérdida de peso inexplicable

Su proveedor llevará a cabo un examen físico y preguntará acerca de la historia clínica y los síntomas. Los síntomas específicos, la localización del dolor y cuándo ocurre le ayudarán a su proveedor a detectar la causa. UBICACIÓN DEL DOLOR

  • ¿Dónde siente el dolor?
  • ¿El dolor está en todas partes o en un lugar específico?
  • ¿El dolor se irradia a la espalda, la ingle o pierna abajo?

TIPO E INTENSIDAD DEL DOLOR

  • ¿Es el dolor intenso, agudo o tipo cólico?
  • ¿Lo siente a toda hora o aparece y desaparece?
  • ¿El dolor le despierta por la noche?

ANTECEDENTES DEL DOLOR

  • ¿Ha tenido un dolor similar antes? ¿Cuánto ha durado cada episodio?
  • ¿Cuándo ocurre el dolor? Por ejemplo, ¿después de las comidas o durante la menstruación?
  • ¿Qué lo empeora? Por ejemplo, ¿comer, el estrés o acostarse?
  • ¿Qué lo mejora? Por ejemplo, ¿tomar leche, tener una deposición, tomar un antiácido?
  • ¿Qué medicamentos está tomando?

OTROS ANTECEDENTES MÉDICOS

  • ¿Ha tenido una lesión reciente?
  • ¿Está embarazada?
  • ¿Qué otros síntomas tiene?

Los exámenes que pueden realizarse son:

  • Enema opaco
  • Exámenes de sangre, orina y de heces
  • Tomografía computarizada
  • Colonoscopia o sigmoidoscopia (sonda que va desde el recto hasta el colon)
  • ECG (electrocardiografía) o rastreo cardíaco
  • Ecografía abdominal
  • Endoscopia de vías digestivas altas (sonda que va desde la boca, pasa por el esófago, el estómago y la parte superior del intestino delgado)
  • Serie GI (gastrointestinal) superior y de intestino delgado
  • Radiografía del abdomen

Dolor de estómago; Dolor – estomacal; Dolor en el abdomen; Dolor de vientre; Cólicos abdominales; Dolor en el vientre McQuaid KR. Approach to the patient with gastrointestinal disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 123. Smith KA. Abdominal pain. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice.

  • 9th ed;
  • Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 24;
  • Squires R, Carter SN, Postier RG;
  • Acute abdomen;
  • In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds;
  • Sabiston Textbook of Surgery;
  • 20th ed;
  • Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 45;

Versión en inglés revisada por: Michael M. Phillips, MD, Clinical Professor of Medicine, The George Washington University School of Medicine, Washington, DC. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.

¿Cómo se siente una persona con gastritis?

Síntomas – Los signos y síntomas de la gastritis son:

  • Malestar o dolor punzante o ardor (indigestión) en la parte superior del abdomen que puede empeorar o mejorar cuando comes
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Sensación de saciedad en la parte superior del abdomen después de haber comido

La gastritis no siempre provoca signos y síntomas.

¿Qué se siente cuando uno tiene el colon inflamado?

¿Cuáles son los síntomas del síndrome del intestino irritable? – Los síntomas más comunes del SII son dolor en el abdomen, a menudo relacionado con las evacuaciones y cambios en estas. Estos cambios pueden ser diarrea , estreñimiento o ambos, dependiendo del tipo del SII que tenga. Otros síntomas del SII pueden incluir

  • hinchazón
  • sensación de que no ha terminado de defecar
  • moco blanquecino en las heces

Las mujeres con SII a menudo tienen más síntomas durante la menstruación. El SII puede ser doloroso pero no causa otros problemas de salud ni daña el tracto digestivo. Para diagnosticar el SII, el doctor buscará cierto patrón en sus síntomas a lo largo del tiempo. El SII es un trastorno crónico, lo que significa que dura mucho tiempo, hasta años.

You might be interested:  Como Aliviar El Dolor De Muela Empastada?

¿Cómo es el dolor de estómago por estrés?

Desde dolores en el estómago hasta ausencia de apetito  – La ansiedad estomacal puede manifestarse de diferentes maneras, con un solo síntoma o con la combinación de varios. Siempre que podamos achacarlos a una etapa de estrés ya sabemos por dónde podemos empezar a atajar el problema. Dolor De Estómago Como Si Tuviera Hambre VER GALERÍA Los dolores y pinchazos en el estómago es la principal forma que tiene la ansiedad de manifestarse. Y pueden ir desde una ligera molestia hasta dolores realmente fuertes que nos dificulten movernos con normalidad. A la hora de comer también puede haber problemas. Si el aparato digestivo reacciona elevando el nivel de la acidez estomacal es muy posible que las digestiones de vuelvan pesadas por culpa de los ardores y la acidez.

Cuando no es así, si los síntomas no desaparecen lo mejor es consultar con nuestro médico. Si notas que estás nerviosa y crees que puede afectar a tu estómago procura hacer comidas ligeras y evita alimentos muy grasos que sean difíciles de digerir.

Leer:  Si has perdido el control de tus horarios, necesitas poner freno Como el estómago puede reaccionar de forma extrema, lo mismo puede causarnos estreñimiento que diarrea. Esta última está especialmente asociada a los estados de nervios que intentamos camuflar o que somos incapaces de controlar.

El hambre compulsiva que nos lleva a comer a cualquier hora es otro de los síntomas  de ansiedad. En ocasiones se trata de darnos atracones y en otras es la sensación de que  no conseguimos calmar el hambre en cualquier momento.

Además, cuando esto ocurre, lo raro es que tu cuerpo te pida comer fruta o verduras, sino que más bien está deseando que le des alimentos ricos en grasas saturadas y azúcares. Este tipo de ansiedad es difícil de controlar, pero hay que intentarlo en la medida de lo posible porque solo puede hacernos sentir peor, tanto a nivel anímico como estomacal, además de fomentar el sobrepeso y una nutrición deficiente e inadecuada.

  • Del mismo modo, hay personas que pierden el apetito cuando están estresadas;
  • En esa situación comen muy poco y se sienten llenas enseguida;
  • Esta situación hay que atajarla cuanto antes, porque no podemos privar a nuestro organismo de los nutrientes que necesita, y si la falta de apetito se prolonga demasiado puede acarrearnos problemas de salud;

Leer:  El antídoto para combatir el estrés.

¿Cuál es la gastritis nerviosa?

La ‘ gastritis nerviosa ‘ también conocida como gastritis emocional, está relacionada con síntomas asociados a las emociones, como el estrés, la ansiedad o el agobio, los cuales pueden afectar a nuestro estómago provocando la inflamación de la mucosa gástrica.

¿Cuánto tiempo puede durar una persona con gastritis?

La gastritis ocurre cuando el revestimiento del estómago resulta hinchado o inflamado. La gastritis puede durar solo por un corto tiempo (gastritis aguda). También puede perdurar durante meses o años (gastritis crónica). Las causas más comunes de gastritis son:

  • Ciertos medicamentos, como ácido acetilsalicílico ( aspirin ), ibuprofeno o naproxeno y otros fármacos similares
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Infección del estómago con una bacteria llamada Helicobacter pylori

Las causas menos comunes son:

  • Trastornos autoinmunitarios (como anemia perniciosa)
  • Reflujo de bilis hacia el estómago (reflujo biliar)
  • Consumo de cocaína
  • Ingerir o beber sustancias cáusticas o corrosivas (como venenos)
  • Estrés extremo
  • Infección viral, como citomegalovirus y el virus del herpes simple (ocurre con más frecuencia en personas con un sistema inmunitario débil)

Un traumatismo o una enfermedad grave y repentina como una cirugía mayor, insuficiencia renal o el hecho de estar con un respirador pueden causar gastritis. Muchas personas con gastritis no tienen ningún tipo de síntomas. Los síntomas que se pueden notar son:

  • Inapetencia
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor en la parte superior del vientre o el abdomen

Si la gastritis está causando sangrado del revestimiento del estómago, los síntomas pueden incluir:

  • Heces negras
  • Vómitos con sangre o material con aspecto de café molido

Los exámenes que se puede necesitar son:

  • Conteo sanguíneo completo (CSC) para buscar anemia o bajo conteo sanguíneo
  • Examen del estómago con un endoscopio (esofagogastroduodenoscopia o EGD ) con una biopsia del revestimiento del estómago
  • Exámenes para H. pylori (prueba de aliento o examen de heces)
  • Examen de heces para buscar pequeñas cantidades de sangre en las heces, lo cual puede ser un signo de hemorragia digestiva

El tratamiento depende de lo que esté causando el problema. Algunas de las causas desaparecerán con el tiempo. Usted posiblemente necesite dejar de tomar ácido acetilsalicílico ( aspirin ), ibuprofeno, naproxeno u otros medicamentos que puedan estar causando la gastritis. Siempre consulte con su proveedor de atención médica antes de suspender cualquier medicamento. Puede emplear otros fármacos de venta libre y recetados que disminuyan la cantidad de ácido en el estómago, tales como:

  • Antiácidos
  • Antagonistas H2: famotidina (Pepsid), cimetidina (Tagamet) y nizatidina (Axid)
  • Inhibidores de la bomba de protones (IBP): omeprazol (Prilosec), esomeprazol (Nexium), iansoprazol (Prevacid), rabeprazol (AcipHex) y pantoprazol (Protonix)

Se pueden emplear antiácidos para tratar la gastritis crónica causada por infección con la bacteria Helicobacter pylori. El pronóstico depende de la causa, pero con frecuencia es muy bueno. Se puede presentar pérdida de sangre y aumento del riesgo para cáncer gástrico. Consulte con el proveedor si presenta:

  • Dolor en la parte superior del vientre o el abdomen que no desaparece
  • Heces negras o alquitranosas
  • Vómito con sangre o material con aspecto de café molido

Evite el uso prolongado de sustancias que puedan irritar el estómago como el ácido acetilsalicílico ( aspirin ), los antiinflamatorios o el alcohol. Feldman M, Jensen PJ, Howden CW. Gastritis and gastropathy. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran’s Gastrointestinal and Liver Disease. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:chap 52. Kuipers EJ. Acid peptic disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds.

Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020:chap 130. Versión en inglés revisada por: Michael M. Phillips, MD, Emeritus Professor of Medicine, The George Washington University School of Medicine, Washington, DC.

Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A. Editorial team. Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc..

¿Qué se siente cuando tienes un tumor en el estómago?

El cáncer de estómago en etapa inicial pocas veces causa síntomas, razón por la cual el cáncer de estómago es tan difícil de detectar tempranamente. Los signos y síntomas del cáncer de estómago pueden incluir:

  • Poco apetito
  • Pérdida de peso (sin tratar de bajar de peso)
  • Dolor abdominal
  • Malestar impreciso en el abdomen, generalmente justo encima del ombligo
  • Sensación de llenura en el abdomen superior después de comer una comida liviana
  • Acidez (agruras) o indigestión
  • Náusea
  • Vómito, con o sin sangre
  • Hinchazón o acumulación de líquido en el abdomen
  • Sangre en las heces fecales
  • Recuento bajo de glóbulos rojos (anemia)

Es más probable que la mayoría de estos síntomas sean causados por otras dolencias que no son cáncer, tal como un virus o una úlcera estomacal. Éstos también ocurren con otros tipos de cáncer. No obstante, las personas con cualquiera de estos problemas, especialmente si éstos no desaparecen o empeoran, deben hablar con sus médicos para que la causa sea encontrada y tratada. Debido a que los síntomas del cáncer de estómago a menudo no aparecen hasta que la enfermedad está avanzada, sólo aproximadamente 1 de 5 cánceres de estómago en los Estados Unidos se encuentran en una etapa inicial, antes de que se hayan propagado a otras áreas del cuerpo.

  • Escrito por
  • Referencias

Gunderson LL, Donohue JH, Alberts SR, Ashman JB, Jaroszewski DE. Cancer of the Stomach and Gastroesophageal Junction. In: Niederhuber, JE, Armitage, JO, Doroshow, JH, Kastan, MB, Tepper, JE, eds. In  Abeloff’s Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier; 2014:1240-1270. National Cancer Institute. Physician Data Query (PDQ).

Gastric Cancer Screening. 3/10/2017. Accessed at https://www. cancer. gov/types/stomach/hp/stomach-screening-pdq on November 27, 2017. Referencias Gunderson LL, Donohue JH, Alberts SR, Ashman JB, Jaroszewski DE.

Cancer of the Stomach and Gastroesophageal Junction. In: Niederhuber, JE, Armitage, JO, Doroshow, JH, Kastan, MB, Tepper, JE, eds. In  Abeloff’s Clinical Oncology. 5th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier; 2014:1240-1270. National Cancer Institute. Physician Data Query (PDQ).

Gastric Cancer Screening. 3/10/2017. Accessed at https://www. cancer. gov/types/stomach/hp/stomach-screening-pdq on November 27, 2017. Actualización más reciente: diciembre 14, 2017 La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley  Copyright  sobre derechos de autor.

Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a   [email protected] org ..

¿Cómo se inicia el cáncer de estómago?

¿Qué es el cáncer de estómago? – El cáncer se puede originar en cualquier parte del cuerpo. El cáncer de estómago (también conocido como cáncer gástrico ) se origina en el estómago. Este cáncer empieza cuando las células en el estómago crecen de manera descontrolada y sobrepasan en número a las células normales.

dificultando que el cuerpo funcione de la manera que corresponde. Las células cancerosas se pueden propagar a otras partes del cuerpo. Por ejemplo, en ocasiones, las células cancerosas en el estómago pueden desplazarse hacia hígado y crecer ahí.

Cuando las células cancerosas se propagan, se habla de una metástasis. Para los médicos, las células cancerosas en el nuevo sitio lucen justo como las que se originaron en el estómago. El cáncer siempre lleva el nombre del lugar donde se originó. Por lo tanto, si el cáncer de estómago se propaga al hígado (o a cualquier otro lugar), se le seguirá llamando cáncer de estómago.

¿Cuáles son las enfermedades más comunes en el estómago?

¿Qué síntomas tiene la gastritis nerviosa?

¿Qué es debilidad en el estómago?

Causas – La gastritis es una inflamación del revestimiento del estómago. La debilidad o una lesión de la barrera mucosa que protege la pared del estómago permite que los jugos digestivos dañen e inflamen el revestimiento del estómago. Una serie de enfermedades y afecciones pueden aumentar el riesgo de tener gastritis, incluidas las afecciones inflamatorias, como la enfermedad de Crohn.

¿Cuál es la gastritis nerviosa?

La ‘ gastritis nerviosa ‘ también conocida como gastritis emocional, está relacionada con síntomas asociados a las emociones, como el estrés, la ansiedad o el agobio, los cuales pueden afectar a nuestro estómago provocando la inflamación de la mucosa gástrica.