Que Es Dolor Pelvico?

Que Es Dolor Pelvico
Introducción – El dolor pélvico ocurre principalmente en la parte baja del abdomen. El dolor puede ser constante o aparecer y desaparecer. Puede ser un dolor intenso y punzante en un lugar específico, o una molestia tenue en un área amplia de la pelvis.

Si el dolor es fuerte, puede interferir con las actividades cotidianas. Si usted es mujer, puede sentir dolor durante el período menstrual. También puede ocurrir cuando tiene relaciones sexuales. El dolor pélvico puede ser un signo de que existe un problema con uno de los órganos de la región pélvica, como el útero, los ovarios, las trompas de Falopio, el cuello uterino o la vagina.

Si es hombre, puede deberse a un problema de la próstata. En hombres y mujeres, puede ser un síntoma de infección o de problemas en las vías urinarias, el intestino, el recto, los músculos o los huesos. Algunas mujeres pueden presentar más de una causa de dolor pélvico al mismo tiempo. NIH: Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano

  • Prostatitis (Fundación Mayo para la Educación y la Investigación Médica) También en inglés

¿Dónde está la pelvis de la mujer?

La pelvis es la zona inferior del abdomen, cubierta en su parte posterior por el hueso sacro, por los huesos o palas iliacas en los laterales y por el hueso pélvico en su parte anterior. En su interior se alojan la vejiga urinaria, la parte final del intestino, la próstata en los varones, y el útero y la vagina en las mujeres.

  1. El dolor de pelvis es un dolor localizado en la zona baja del abdomen que puede ser debido a alguna alteración aguda o crónica en los órganos anteriormente citados o ser un dolor transmitido desde otra zona del cuerpo;

En general es un trastorno mucho más frecuente en las mujeres.

¿Cómo saber si tengo la pelvis inflamada?

¿Cuándo acudir al médico por un dolor pélvico?

Consulte a un médico en un plazo máximo de una semana más o menos si usted tiene dolor pélvico nuevo que desaparece o si usted tiene dolor pélvico más sangrado vaginal. A veces sí y a veces no.

¿Cómo es el dolor en el piso pelvico?

Introducción – El piso pélvico es un grupo de músculos y otros tejidos que forman una especie de cabestrillo o hamaca a través de la pelvis. En la mujer, mantiene el útero, la vejiga, los intestinos y otros órganos pélvicos en su lugar para que puedan funcionar adecuadamente. Los síntomas más comunes son:

  • Sensación de pesadez, hinchazón, tirón o dolor en la vagina que se agrava al final del día o cuando mueven el intestino
  • Sensación o ver que un “bulto” o “algo que sale” de la vagina
  • Dificultad para comenzar a orinar o vaciar la vejiga por completo
  • Infecciones del tracto urinario frecuentes
  • Pérdidas de orina al reírse, toser o hacer ejercicio
  • Necesidad urgente o frecuente de orinar
  • Dolor al orinar
  • Pérdidas de materia fecal o dificultad para controlar los gases
  • Estreñimiento
  • Dificultad para llegar al baño a tiempo

Su proveedor de cuidados de salud diagnostica este problema con un examen físico, pélvico o pruebas especiales. Los tratamientos incluyen ejercicios pélvicos específicos llamados Kegel; un pesario, que es un dispositivo mecánico de apoyo y le es de ayuda a ciertas mujeres; cirugía y otros tratamientos. NIH: Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano.

¿Qué causa dolor en la pelvis de la mujer?

El dolor pélvico afecta la parte más baja del abdomen, entre el ombligo y la ingle. En las mujeres, el dolor pélvico puede ser una señal de calambres menstruales, ovulación o un problema gastrointestinal como la intolerancia a algún alimento. También puede desarrollarse debido a un problema más grave.

¿Qué puede causar el dolor pélvico?

Introducción – El dolor pélvico ocurre principalmente en la parte baja del abdomen. El dolor puede ser constante o aparecer y desaparecer. Puede ser un dolor intenso y punzante en un lugar específico, o una molestia tenue en un área amplia de la pelvis.

Si el dolor es fuerte, puede interferir con las actividades cotidianas. Si usted es mujer, puede sentir dolor durante el período menstrual. También puede ocurrir cuando tiene relaciones sexuales. El dolor pélvico puede ser un signo de que existe un problema con uno de los órganos de la región pélvica, como el útero, los ovarios, las trompas de Falopio, el cuello uterino o la vagina.

Si es hombre, puede deberse a un problema de la próstata. En hombres y mujeres, puede ser un síntoma de infección o de problemas en las vías urinarias, el intestino, el recto, los músculos o los huesos. Algunas mujeres pueden presentar más de una causa de dolor pélvico al mismo tiempo. NIH: Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano

  • Prostatitis (Fundación Mayo para la Educación y la Investigación Médica) También en inglés
You might be interested:  Que Antibiotico Sirve Para El Dolor De Garganta?

¿Cómo bajar la inflamación pélvica?

¿Cómo se cura la enfermedad inflamatoria pélvica?

¿Cómo saber si me duele la vejiga o el útero?

¿Cuánto dura el dolor pélvico?

Dolor Pelvico Crónico – El dolor pélvico crónico (DPC) se define como dolor que se siente en el abdomen o pelvis y que dura 3 meses o más. Para las mujeres, esta dolorosa condición afecta su capacidad para trabajar socializar o tener relaciones sexuales.

¿Cómo se hace un examen pélvico?

Examen pélvico. El médico o enfermero introduce uno o dos dedos enguantados y lubricados en la vagina, mientras la otra mano presiona la parte inferior del abdomen. De esta forma es posible palpar el tamaño, la forma y la posición del útero y de los ovarios.

¿Por qué me duele la pelvis y la espalda?

Los investigadores no saben cuál es la causa exacta del dolor pélvico. Con frecuencia, el dolor pélvico es un signo de que podría haber un problema con uno de los órganos en la zona pélvica. Este órgano podría ser un órgano reproductor, como el útero (también llamado vientre) u otros órganos como el intestino o la vejiga. Los siguientes problemas de salud pueden provocar o contribuir al dolor pélvico:

  • Adherencias. 1 , 2  Las adherencias son bandas de tejido que se forman entre los tejidos y los órganos internos y les impiden desplazarse con facilidad cuando el cuerpo se mueve. 3  Pueden formarse como resultado de una cirugía o una infección, como la enfermedad pélvica inflamatoria.
  • Endometriosis. 1 , 2  En esta enfermedad, los tejidos que normalmente crecen dentro del útero crecen en otros lugares de la pelvis, como fuera del útero, en los ovarios o las trompas de Falopio. Los dos síntomas más comunes de la endometriosis son el dolor y la infertilidad.
  • Cistitis intersticial/síndrome de vejiga dolorosa. 1 , 2  Este síndrome provoca dolor en la vejiga y necesidad de orinar con frecuencia y de inmediato. Puede ser un dolor urente o agudo en la vejiga o en la abertura por donde la orina sale del cuerpo. 4
  • Síndrome del intestino irritable. 1 , 2  Este síndrome es un problema digestivo que puede provocar dolor, hinchazón, estreñimiento o diarrea. Los investigadores todavía no encontraron una causa específica del síndrome del intestino irritable, pero el estrés o determinados alimentos pueden disparar los síntomas en algunas personas. 5
  • Trastornos del piso pélvico. 1 , 2  Estos trastornos se presentan cuando se debilitan o lesionan los músculos y los tejidos conectivos que sostienen los órganos pélvicos en su lugar. A veces esta situación es provocada por espasmos o un aumento en el tono de los músculos del piso pélvico.
    • El dolor también puede ser síntoma de una infección;
    • La magnitud del dolor pélvico de una mujer no siempre se corresponde con la magnitud de la enfermedad relacionada;
    • Por ejemplo, si una mujer tiene una anormalidad física asociada con el dolor, la anormalidad puede ser pequeña en cuanto a su tamaño, pero la mujer puede sentir mucho dolor;

    Los trastornos del piso pélvico pueden provocar dolor, molestias y problemas funcionales, como dificultad para controlar la vejiga.

  • Fibromas uterinos. 1 , 2  Los fibromas uterinos son tumores no cancerosos formados por células musculares y otros tejidos que crecen dentro y alrededor de las paredes uterinas. Los síntomas pueden incluir períodos abundantes o dolorosos, dolor durante el sexo y dolor en la parte baja de la espalda.
  • Vulvodinia. 2  Esta enfermedad se manifiesta mediante dolor o molestias en la vulva (parte de los órganos sexuales femeninos que se encuentra en el exterior del cuerpo). La vulvodinia puede provocar sensación de ardor, escozor, picazón o desolladuras en la vulva.

Una mujer puede tener  más de una causa  de dolor pélvico al mismo tiempo. En algunos casos, una persona con una enfermedad que provoca dolor crónico tiene mayor riesgo de tener otros tipos de dolor crónico. A veces, el profesional de la salud de una mujer puede no lograr encontrar la causa del dolor pélvico.

¿Cómo es la pelvis en el embarazo?

getty Bueno, imagino que esta no es la típica pregunta para romper el hielo que te pueden hacer en el ascensor o en la barra de un bar, pero si estás embarazada o quieres ser madre en un futuro, es una cuestión que hay que tener en cuenta y que es muy probable que ya te hayan planteado los especialistas que te tratan. Cuando hablo de este tema con mis pacientes por primera vez y les explico los tipos de pelvis que existen me miran como que fuera un bicho raro: “Ah, ¿pero hay más de una clase de pelvis?”. Algunas, las más avanzadas, llegan a la consulta después de haberse sumergido durante horas en las profundidades de webs sobre anatomía y vienen creyendo que tienen una clase de pelvis y después, para su decepción, es otra.

El diagnóstico de pelvis lo debe de realizar un profesional. La pelvis es una parte muy importante de nuestra anatomía durante el embarazo porque es ahí donde se sitúa el canal del parto o excavación pélvica que es un túnel óseo curvado y orientado de forma oblicua, que va a conformar el espacio por el cual el bebé deberá ir girando y rotando durante el parto, hasta salir al exterior, atravesando los 3 estrechos de la pelvis: superior, medio e inferior.

“¿Los estrechos de la pelvis?” Vaya… otra vez puedo sentir esa mirada de “bicho raro”. Los estrechos son tres barreras o estrechamientos óseos dentro de la excavación pélvica que el bebé deberá atravesar hasta salir al exterior, constituyendo las zonas clave para el paso del feto.

El bebé va atravesando estrechos al más puro estilo “Tú sí que vales”: “¡Eh, bebé, que pasas a la siguiente fase!”. Durante las clases de preparación al parto, las madres toman conciencia de su pelvis y aprenden qué pueden hacer para mejorar este canal de parto, sin olvidar la importancia de un pujo eficaz para que todo salga bien.

La clase de estrechos que tenga una mujer, dependerán a su vez, del tipo de pelvis que posea. Existen 4 tipos de pelvis: ginecoide, antropoide, androide y platipeloide. www. anatomiaui1. wordpress. com La pelvis ginecoide, es la pelvis ideal, los estrechos son amplios y este hecho beneficiará por tanto la salida del bebé. Se presenta en 45 a 50% de las mujeres y se caracteriza porque es muy redondeada. La pelvis androide es de las más frecuentes que permiten el parto por vía vaginal y se presenta en 25% de las pacientes.

La pelvis antropoide se ve en un 10% de las pacientes. Su característica es que es ovalada con lo cual su diámetro es más estrecho y por lo tanto dificulta el paso del bebé. Finalmente, la pelvis platipeloide es la menos frecuente.

Es contraria a la pelvis androide y antropoide. Su diámetro antero posterior está muy reducido, con lo cual no facilita el parto vaginal. Sea como sea tu pelvis, no te preocupes antes de tiempo: la pelvis se mueve, no es estática y podemos hacerla flexible a base de entrenamientos.

  • Es igual que cuando queremos atravesar una puerta pequeña y nos agachamos para entrar; pues el bebé va a hacer igual: va a pasar tengamos una u otra pelvis y por lo tanto hay que saber cómo ayudarle;
  • En los próximos posts compartiré ejercicios sobre cómo ejercitarla para estar preparada en el momento del parto;

Antes de terminar me gustaría hablarte de los planos de Hodge, porque si estás esperando un bebé es muy probable que esta expresión técnica haya surgido en tus conversaciones y te haya dejado hecha un lío. Los planos de Hodge son referencias obstétricas que nos permite situar la presentación del bebé durante el parto.

En total son cuatro planos numerados de arriba abajo, siendo el primer plano el más alto y el cuarto, el inferior. El bebé va pasando de uno a otro en el momento de parto y la posición vertical y el balanceo pélvico ayuda al descenso pélvico del bebé.

Conocer los planos y los estrechos de la pelvis te ayudará cuando llegue el momento de dar a luz ya que serás capaz de realizar movimientos que permitan que tu bebé avance por el canal de parto de manera natural y con menos complicaciones..

¿Cuándo empieza a doler la pelvis en el embarazo?

Recursos de temas Muchas mujeres sienten dolor pélvico durante los primeros meses del embarazo. Es un dolor localizado en la parte más baja del torso, en la zona que se encuentra por debajo del abdomen y entre los huesos de la cadera (pelvis). El dolor puede ser agudo o de tipo cólico, como los cólicos menstruales, y puede aparecer y desaparecer.

Puede ser repentino e insoportable, sordo y constante, o una combinación de ellos. Por lo general, el dolor pélvico temporal no es un motivo de preocupación. Se produce en condiciones normales debido a que los huesos y los ligamentos se mueven y se estiran para acomodar el feto.

El dolor pélvico se diferencia del dolor abdominal, que tiene lugar más arriba en el torso, en la zona del estómago y del intestino. Sin embargo, a veces es difícil discernir si el dolor se produce en el abdomen o en la pelvis. El dolor abdominal durante el embarazo no suele deberse al embarazo. Durante el primer trimestre del embarazo, el dolor pélvico puede ser consecuencia de trastornos que guardan relación con

  • El embarazo (trastornos obstétricos)
  • El sistema reproductor femenino (trastornos ginecológicos), pero no el embarazo
  • Otros órganos, en particular el tubo digestivo y las vías urinarias

A veces, no se identifica ningún trastorno en particular. Las causas obstétricas más frecuentes del dolor pélvico durante las primeras etapas del embarazo son

  • Cambios normales del embarazo
  • Un aborto espontáneo que puede llegar a ocurrir (amenaza de aborto)

En un aborto espontáneo que ya tuvo lugar, puede que se haya expulsado todo el contenido del útero (el feto y la placenta), lo que se denomina aborto espontáneo completo, o que la expulsión no haya sido total, lo que se conoce como aborto espontáneo incompleto. La causa obstétrica grave más común de dolor pélvico es Cuando un embarazo ectópico se desprende, la presión arterial puede descender mucho, el corazón se acelera y la sangre no coagula de forma adecuada. En este caso, es necesario realizar cirugía de inmediato.

Los trastornos del tubo digestivo y de las vías urinarias, que son causas frecuentes de dolor pélvico en general, también lo son durante el embarazo. Entre estos trastornos se encuentran los siguientes: El dolor pélvico durante la última etapa del embarazo puede deberse al trabajo de parto o a un trastorno que no guarda relación con el embarazo.

Varias características (factores de riesgo) aumentan el riesgo de algunos trastornos obstétricos que causan dolor pélvico. Los factores de riesgo del aborto espontáneo son los siguientes:

  • Tener más de 35 años de edad
  • Problemas médicos mal controlados, como diabetes, enfermedad tiroidea o lupus

Los factores de riesgo del embarazo ectópico son los siguientes:

  • Haber tenido un embarazo ectópico con anterioridad (el factor de riesgo más importante)
  • Haberse sometido a una cirugía abdominal previa, en especial una cirugía de esterilización permanente (ligadura de trompas)
  • Consumo de cigarrillos
  • Tener más de 35 años de edad
  • Tener varias parejas sexuales
  • Duchas vaginales

Si una mujer embarazada siente un dolor súbito, muy intenso, en el bajo vientre o en la pelvis, se debe evaluar con rapidez si es necesario realizar una cirugía de inmediato, como es el caso si la causa es una rotura de embarazo ectópico o una apendicitis. Si una mujer embarazada siente dolor pélvico, los siguientes síntomas son motivo de preocupación:

  • Desmayos, mareo o palpitaciones: síntomas que indican una presión arterial muy baja
  • Fiebre y escalofríos, sobre todo si está acompañada de flujo vaginal con pus
  • Dolor intenso que empeora con el movimiento

Una mujer con signos de alarma debe acudir inmediatamente a la consulta. Si no hay ningún signo de alarma , se debe intentar acudir al médico al cabo de un día si se siente dolor o ardor al orinar o si el dolor interfiere en las actividades cotidianas. Cuando las molestias son leves y no hay ningún otro síntoma, basta con llamar al médico. El médico pregunta sobre el dolor:

  • Si apareció de manera repentina o gradual
  • ¿Se produce en un lugar específico o es más generalizado?
  • ¿Empeora al moverse o al cambiar de postura?
  • ¿Es de tipo cólico y constante o intermitente?

Los médicos también preguntan acerca de los siguientes aspectos:

  • Otros síntomas, como el sangrado vaginal, el flujo vaginal, la necesidad de orinar con frecuencia o con urgencia, los vómitos, la diarrea y el estreñimiento
  • Sucesos anteriores relacionados con el embarazo (antecedentes obstétricos), incluidos los embarazos anteriores, los abortos espontáneos y los abortos inducidos por razones médicas o de otro tipo
  • Factores de riesgo de un aborto espontáneo y un embarazo ectópico

Casi siempre se realiza una prueba de embarazo con una muestra de orina. Si el resultado de la prueba de embarazo es positiva, se efectúa una ecografía de la pelvis para confirmar que el embarazo se encuentra en su ubicación normal, en el útero, y no en otro lugar (embarazo ectópico). En esta prueba, se coloca un dispositivo manual de ecografía sobre el abdomen, dentro de la vagina o en ambos lugares.

  • Este puede ayudarle a decidir si es necesario acudir a la consulta y cuándo;
  • Si se sospecha que el embarazo es ectópico, las pruebas también incluyen un análisis de sangre para medir una hormona producida por la placenta durante los primeros meses del embarazo (gonadotropina coriónica humana, hCG);

Si los síntomas (como una presión arterial muy baja o palpitaciones) indican el desprendimiento de un embarazo ectópico, se realizan análisis de sangre para determinar si la sangre de la mujer coagula con normalidad. Según sea el trastorno que se sospecha, se llevan a cabo otras pruebas.

  1. La ecografía Doppler, que muestra la dirección y la velocidad del flujo sanguíneo, permite detectar un ovario retorcido, que puede cortar el aporte de sangre al ovario;
  2. Otras pruebas pueden consistir en cultivos de sangre, de orina o de flujo vaginal, así como en análisis de orina para detectar infecciones;

Si el dolor persiste de forma problemática y sigue sin conocerse la causa, se efectúa una pequeña incisión justo debajo del ombligo y se inserta un tubo de observación (laparoscopio) para visualizar directamente el útero, las trompas de Falopio y los ovarios y así valorar de forma más exhaustiva la causa del dolor. Se tratan trastornos específicos, como en los ejemplos siguientes:

  • Aborto séptico: antibióticos administrados por vía intravenosa y D & L para eliminar el contenido del útero tan pronto como sea posible

Si se necesitan analgésicos, el paracetamol (acetaminofeno) es el más seguro en el embarazo, pero, si no es eficaz, puede ser necesario administrar un opiáceo. A las mujeres se les recomienda

  • Cambiar la actividad que causa el dolor
  • Evitar empujar o levantar objetos pesados
  • Mantener una buena postura
  • Dormir con una almohada entre las rodillas
  • Descansar lo más posible con la espalda apoyada
  • Aplicar calor en las zonas doloridas
  • Hacer ejercicios de Kegel (apretar y soltar los músculos que rodean la vagina, la uretra y el recto)
  • Usar una faja prenatal
  • Posiblemente, probar la acupuntura
  • El dolor pélvico durante el primer trimestre del embarazo suele deberse a los cambios normales de este periodo.
  • En ocasiones, es el resultado de trastornos que pueden estar relacionados con el embarazo y con los órganos reproductivos femeninos, pero no con el embarazo ni con otros órganos.
  • La primera prioridad del médico consiste en detectar trastornos que requieran una cirugía de urgencia, como un embarazo ectópico o una apendicitis.
  • Por lo general, se realiza una ecografía.
  • Las medidas generales (como descansar y aplicar calor) pueden ayudar a aliviar el dolor causado por los cambios normales del embarazo.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales Hacer clic aquí para la versión para profesionales Copyright © 2022 Merck & Co. , Inc. , Rahway, NJ, USA y sus empresas asociadas. Todos los derechos reservados..

¿Qué es bueno para desinflamar la pelvis?