De Que Lado Da El Dolor De La Vesícula?

De Que Lado Da El Dolor De La Vesícula
¿Cuáles son los síntomas de los cálculos biliares? – Cuando los cálculos biliares obstruyen los conductos biliares, la bilis se acumula en la vesícula biliar y causa un ataque de la vesícula biliar, lo que se conoce también como cólico biliar. Los ataques de la vesícula biliar generalmente causan dolor en la parte superior derecha del abdomen, que dura a veces varias horas.

Los ataques de la vesícula biliar a menudo se presentan después de consumir alimentos pesados y generalmente ocurren al atardecer o durante la noche. Si la persona ha tenido un ataque de la vesícula biliar, probablemente tendrá más.

Los ataques de la vesícula biliar generalmente cesan cuando los cálculos biliares se mueven y ya no obstruyen los conductos biliares. Sin embargo, si alguno de los conductos biliares permanece obstruido durante más de unas pocas horas, el paciente puede presentar complicaciones de los cálculos biliares. Cuando aparecen los cálculos biliares que obstruyen los conductos biliares, la bilis se acumula en la vesícula biliar y causa un ataque de la vesícula biliar.

¿Qué pasa cuando se inflama la vesícula?

La vesícula inflamada o colecistitis, consiste en el aumento del grosor de las paredes de la vesícula y su consecuente debilitamiento. El proceso de vesícula inflamada puede ser agudo, si se produce de forma repentina, o crónico si se va produciendo ataques recurrentes en el tiempo.

¿Cómo calmar el dolor de vesícula en casa?

– Aplicar calor puede calmar y aliviar el dolor. Para la salud de la vesícula biliar, una compresa caliente puede calmar los espasmos y aliviar la presión de la acumulación de bilis. Para aliviar el dolor de la vesícula biliar, moja una toalla con agua tibia y aplícala en el área afectada durante 10 a 15 minutos.

¿Cómo se cura el dolor de la vesícula?

Tratamiento – El tratamiento de la colelitiasis incluye manejo del dolor y, finalmente, extracción de los cálculos. Los calmantes del dolor o analgésicos (ibuprofeno, paracetamol/acetaminofén) pueden ayudar a aliviar el dolor. Además, algunas personas pueden necesitar antibióticos si existen signos de infección de la vesícula o del conducto biliar.

¿Cómo saber si es la vesícula?

¿Cómo se siente el dolor de la vesícula?

Síntomas – Los signos y síntomas de la colecistitis son:

  • Dolor intenso en la parte superior derecha o en el centro del abdomen
  • Dolor que se extiende al hombro derecho o a la espalda
  • Dolor con la palpación del abdomen
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Fiebre

Los signos y síntomas de la colecistitis ocurren generalmente después de las comidas, en especial, si son abundantes o grasosas.

¿Qué alimentos inflaman la vesícula?

Dietas Actualizado a: Viernes, 16 Octubre, 2020 10:01:49 Existen una serie de recomendaciones nutricionales que se pueden seguir para mejorar la salud de la vesícula. La vesícula es un órgano que ayuda en la digestión de las grasas. Es una bolsa situada debajo del hígado y que almacena y concentra la bilis, que es liberada por la vesícula biliar en la parte superior del intestino delgado en respuesta a un alimento, especialmente las grasas.

Sin embargo, en ocasiones, esta se obstruye o inflamada dando lugar a enfermedades como la colecistitis (inflamación de la vesícula biliar) o la colelitiasis (cálculos biliares). Es difícil prevenir la aparición de estos problemas, pero sí existen una serie de recomendaciones nutricionales que se pueden seguir para mejorar la salud de la vesícula.

Tal y como informa Salvador Morales Conde , jefe de Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo del Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón, de Sevilla , “aquellos pacientes que presenten una colelitiasis sintomática es recomendable evitar dietas que favorezcan el desarrollo de síntomas”.

En función de esto, el experto aconseja ” reducir en general la ingesta de grasas , teniendo en cuenta que las grasas vegetales crudas ( aceite de oliva ) se toleran mejor que las fritas y que las de origen animal”.

Además es importante “limitar el aporte de colesterol , el consumo de hidratos de carbono complejos (tales como pan, cereales, pasta y arroz) y evitar los azúcares simples”. Por último, “deberían evitar la ingesta de productos de pastelería o repostería y las bebidas con gas y los alimentos productores de gas como los vegetales flatulentos”. Además de estos consejos, los expertos de Endocrinología y Nutrición del Hospital General Universitario de Valencia aconsejan:

  1. Seguir una dieta con alto contenido en fibra y calcio y un aporte suficiente de vitamina C, para disminuir el riesgo de saturación de la bilis, con la consiguiente prevención de la formación de cálculos.
  2. La condimentación de los alimentos deberá de ser suave (limón, hinojo, hierbas aromáticas y sal).
  3. Restringir las verduras flatulentas (col, coles de Bruselas, coliflor, alcachofas), las legumbres y los cereales integrales.
  4. Consumir las legumbres en forma de puré o tamizadas.
  5. Evitar raciones copiosas de carne, aves, huevos o pescados.
  6. Evitar el consumo de productos lácteos enteros, pescados en conserva o ahumados , alimentos ricos en azúcares simples y frutos secos.
  7. Evitar el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco.
  8. Se recomienda el consumo de aceite de oliva en crudo. Los alimentos grasos que no han sido sometidos a ninguna técnica culinaria se toleran digestivamente mejor.
  9. Se recomienda l a práctica regular de ejercicio físico moderado (caminar 30 minutos al día).
  10. Técnicas culinarias aconsejadas: las que menos grasas incorporen a los alimentos, como hervidos, al horno, microondas, en papillote, al vapor, al baño María.

¿Cómo dormir con dolor de vesícula?

Síntomas de cálculos en la vesícula biliar

¿CUÁL ES LA MEJOR (Y LA PEOR) POSTURA PARA DORMIR? Nos pasamos media vida durmiendo. Por eso debemos cuidar nuestra postura a la hora de dormir, de ello depende tener un sueño reparador y una postura que no se sobrecargue a lo largo del día. Aunque cada persona es un mundo y tendrá que adaptarse a sus necesidades individuales a la hora de encontrar la mejor postura para dormir, podemos establecer cuáles son las posturas más aconsejables para disfrutar de un descanso óptimo.

¿Cuál es la mejor postura para dormir? Dormir de lado es la mejor forma de asegurar nuestro descanso. Esta posición permite que la columna, las piernas y la cabeza estén relajadas. Además, es la menos agresiva con la espalda, puesto que respeta su curvatura natural.

A esto hay que sumarle que gracias a que nariz y pecho están libres, esta postura permite una correcta respiración. Para que la postura sea inmejorable, los expertos recomiendan descansar sobre el lado izquierdo de nuestro cuerpo. Esto favorece la eliminación de residuos del sistema linfático, facilita el movimiento del intestino y posibilita el mejor funcionamiento del estómago, el páncreas, el hígado y la vesícula.

  1. ¿Cuál es la peor postura para dormir? Dormir boca abajo es la postura menos aconsejable y más dañina para la espalda;
  2. Dormir boca abajo implica que la cara está girada sobre la almohada, lo que impide que el cuello se alinee con el resto del cuerpo, provocando molestias y dolores en esa zona;

Además, la opresión del pecho contra el colchón puede provocar dificultad a la hora de respirar. La rotación antinatural de los hombros y la posición girada de las piernas también son focos de molestias. Pero el aspecto más nocivo de esta postura es el aumento de la curvatura lumbar, lo cual aumenta peligrosamente la tensión de la espalda.

  • ¿Y dormir boca arriba? Hay quien recomienda dormir boca arriba como opción más saludable para nuestro descanso;
  • Y aunque no es la postura más recomendable, tampoco es la más dañina para la espalda;
  • Para reducir el impacto de esta posición sobre la espalda, basta con colocar un cojín bajo las rodillas para que queden ligeramente flexionadas y que la espalda pueda relajarse;

Aunque hay que pensárselo dos veces antes de dormir boca arriba junto a nuestras parejas porque esta postura… ¡provoca la aparición de ronquidos! Recuerda que tu cuerpo necesita un descanso de entre 7 y 8 horas para permanecer en buen estado durante todo el día.

¿Cómo saber si me tienen que operar de la vesícula?

Es una cirugía para extirpar la vesícula biliar usando un dispositivo médico llamado laparoscopio. La vesícula biliar es un órgano que está ubicado debajo del hígado. Esta almacena bilis, la cual es usada por el cuerpo para digerir las grasas en el intestino delgado. La operación se realiza de la siguiente manera:

  • El cirujano hace de 3 a 4 cortes pequeños en su abdomen.
  • El laparoscopio se introduce a través de uno de los cortes.
  • Otros instrumentos médicos se introducen a través de los otros cortes.
  • Se bombea gas dentro del abdomen para expandir el espacio. Esto le da al cirujano más espacio para ver y trabajar.
You might be interested:  Que Se Puede Tomar Para El Dolor De Pecho?

Posteriormente se extirpa la vesícula, usando el laparoscopio y otros instrumentos. Durante la cirugía, se puede tomar una radiografía llamada colangiografía.

  • Para hacer este examen, se inyecta un tinte dentro del conducto colédoco y se toma una radiografía. El tinte ayuda a encontrar cálculos que pueden estar afuera de la vesícula.
  • Si se encuentran otros cálculos, el cirujano los puede extraer con un instrumento especial.

Algunas veces, el cirujano no puede extraer la vesícula biliar con total seguridad usando un laparoscopio. En este caso, el cirujano usará una cirugía abierta , para la cual se hace un corte más grande. Usted puede necesitar esta cirugía si tiene dolor u otros síntomas a raíz de los cálculos biliares. También la puede necesitar si su vesícula biliar no está funcionando normalmente. Los síntomas comunes pueden incluir:

  • Indigestión , lo que incluye distensión, acidez estomacal y gas
  • Dolor después de comer, normalmente en la zona superior derecha o superior media del abdomen (dolor epigástrico)
  • Náuseas y vómitos

La mayoría de las personas tienen menos problemas y una recuperación más rápida con la cirugía laparoscópica que con la cirugía abierta. Los riesgos de la anestesia y la cirugía en general incluyen:

  • Reacciones a los medicamentos
  • Problemas respiratorios
  • Sangrado , coágulos sanguíneos
  • Infección

Los riesgos de la cirugía de la vesícula biliar incluyen:

  • Daño a los vasos sanguíneos que van al hígado
  • Lesión al conducto colédoco
  • Lesión al intestino delgado o colon
  • Pancreatitis (inflamación del páncreas)

Le pueden realizar los siguientes exámenes antes de la cirugía:

  • Exámenes de sangre ( conteo sanguíneo completo , electrolitos y pruebas renales)
  • Radiografía de tórax o electrocardiografía (ECG), para algunas personas
  • Múltiples radiografías de la vesícula biliar
  • Ultrasonido de la vesícula biliar

Coméntele a su proveedor de atención médica:

  • Si usted está o podría estar embarazada
  • Qué medicamentos, vitaminas y otros suplementos está tomando, incluso los que haya comprado sin una receta

Durante la semana antes de la cirugía:

  • Se le puede solicitar que deje de tomar ácido acetilsalicílico ( aspirin ), ibuprofeno (Advil, Motrin), vitamina E, warfarina (Coumadin) y cualquier otro fármaco que lo ponga en mayor riesgo de una hemorragia durante la cirugía.
  • Pregúntele al médico qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía.
  • Prepare su casa para cualquier problema que pueda tener para desplazarse después de la cirugía.
  • Su médico o el personal de enfermería le dirán cuándo llegar al hospital.

En el día de la cirugía:

  • Siga las instrucciones sobre cuándo dejar de comer y beber.
  • Tome los fármacos que el médico le indicó con un sorbo pequeño de agua.
  • Tome una ducha la noche anterior o en la mañana del día de la cirugía.
  • Llegue al hospital a tiempo.

Si usted no tiene ningún problema, podrá irse a casa cuando pueda tomar líquidos fácilmente y su dolor pueda tratarse con pastillas para el dolor. La mayoría de las personas se va a casa el mismo día o al día siguiente de esta cirugía. Si hubo problemas durante la cirugía o si usted presenta sangrado, mucho dolor o fiebre, es posible que deba quedarse por más tiempo en el hospital. La mayoría de las personas se recuperan rápidamente y tienen buenos resultados de este procedimiento.

La cirugía con el uso de un laparoscopio es la manera más común de extirpar la vesícula biliar. Un laparoscopio es un tubo delgado e iluminado que le permite al médico ver el interior del abdomen. La cirugía de extirpación de la vesícula biliar se realiza mientras usted está bajo anestesia general , así que usted estará dormido y sin dolor.

Colecistectomía – laparoscópica; Vesícula biliar – cirugía laparoscópica; Cálculos biliares – cirugía laparascópica; Colecistitis – cirugía laparascópica Radkani P, Hawksworth J, Fishbein T. Biliary system. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds.

Sabiston Textbook of Surgery. 21st ed. St Louis, MO: Elsevier; 2022:chap 55. Rocha FG, Clanton J. Technique of cholecystectomy: open and minimally invasive. In: Jarnagin WR, ed. Blumgart’s Surgery of the Liver, Biliary Tract and Pancreas.

6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 35. Versión en inglés revisada por: Debra G. Wechter, MD, FACS, General Surgery Practice Specializing in Breast Cancer, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.

¿Qué tomar para bajar la inflamación de la vesícula?

Antecedentes Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como el diclofenaco, el ketorolaco, el tenoxicam, el flurbiprofeno, etc. , se utilizan con frecuencia para aliviar el dolor por cólico biliar. Características de los estudios Se buscaron los ensayos clínicos aleatorizados que reclutaron a participantes que se presentaron con cólico biliar y que comparaban los AINE versus ninguna intervención, placebo u otros fármacos.

Resultados clave En la revisión se incluyeron 12 ensayos clínicos aleatorizados con 828 participantes, 416 recibieron AINE y 412 recibieron placebo, fármacos espasmolíticos u opiáceos. Teniendo en cuenta la frecuencia con que se producen cólicos biliares, el número de ensayos y de participantes es insuficiente.

Los participantes de edad avanzada y los participantes con comorbilidades estuvieron escasamente representados en los ensayos. El 24% de los participantes eran hombres. La edad de los participantes varió de 18 a 86 años. Todos los pacientes se reclutaron en servicios de urgencias por dolor biliar agudo.

No hubo mortalidad. Ninguno de los ensayos incluidos informó sobre la calidad de vida. Se encontró que los AINE aliviaron significativamente el dolor biliar en comparación con placebo y los fármacos espasmolíticos.

Los AINE también redujeron significativamente las complicaciones relacionadas con la colelitiasis (p. ej. , colecistitis aguda, pancreatitis aguda, ictericia, colangitis) en comparación con placebo y fármacos espasmolíticos. Un ensayo que comparó AINE versus opiáceos presentó resultados sobre las complicaciones y no encontró diferencias significativas entre los tratamientos.

  1. Ninguno de los ensayos informó eventos adversos importantes;
  2. Siete de los 12 ensayos informaron eventos adversos menores; en dos de los ocho ensayos, no se observaron eventos adversos, y en los cinco ensayos restantes, se informaron eventos leves;

Se encontró un ensayo clínico aleatorizado en curso dirigido a evaluar la efectividad analgésica del ibuprofeno intravenoso en el cólico biliar. Financiación Los ensayos parecieron estar libres del patrocinio de la industria o de otro tipo de apoyo con fines de lucro que pueda manipular el diseño del ensayo, la realización, los resultados o las conclusiones del ensayo.

Calidad de la evidencia La calidad de la evidencia según los criterios GRADE (un sistema desarrollado para clasificar la evidencia y recomendaciones en asistencia sanitaria) fue moderada para la comparación AINE versus placebo en el resultado ningún alivio del dolor y baja o muy baja para los otros resultados y comparaciones.

Sólo uno de los 12 ensayos tuvo bajo riesgo de sesgo al seguir los dominios predefinidos de “Riesgo de sesgo”. Los resultados de la presente revisión sistemática con metanálisis indican que los AINE se pueden utilizar para el alivio del dolor, pero se justifica la realización de ensayos clínicos aleatorizados adicionales, y estos fármacos se deben utilizar con cuidado en ciertos grupos de pacientes, como los de edad avanzada y los que presentan otras enfermedades.

Conclusiones de los autores:  Los AINE para el cólico biliar se han evaluado en relativamente pocos ensayos que incluyen un número limitado de participantes, si se considera su frecuente aparición. Sólo se encontró un ensayo con un bajo riesgo de sesgo.

No hubo mortalidad. Ninguno de los ensayos incluidos informó sobre la calidad de vida. La generalizabilidad de la revisión es baja, ya que la mayoría de los ECA no incluyeron pacientes de edad avanzada ni participantes con comorbilidades, que son los más propensos a complicaciones en comparación con otros pacientes con cólico biliar.

  1. El efecto beneficioso de los AINE en comparación con placebo en el alivio del dolor se confirmó cuando se aplicó el Análisis Secuencial de Ensayos;
  2. La calidad de la evidencia según los criterios GRADE fue moderada para la comparación de los AINE versus placebo con respecto al resultado ningún alivio del dolor y baja o muy baja para los otros resultados y comparaciones;

Sólo se encontró un ensayo con bajo riesgo de sesgo, al seguir los dominios predefinidos de “Riesgo de sesgo”. Se encontró que el riesgo de sesgo de selección fue incierto en nueve estudios debido al informe deficiente, lo que dio lugar a poca confiabilidad en las estimaciones agrupadas del efecto.

  1. Leer el resumen completo… Antecedentes:  La colelitiasis se refiere a la presencia de cálculos biliares, que son concreciones que se forman en el tracto biliar, generalmente en la vesícula biliar;
  2. La colelitiasis es uno de los problemas quirúrgicos más frecuentes en todo el mundo y es particularmente prevalente en la mayoría de los países occidentales;
You might be interested:  Diclofenaco Para Que Sirve Para Dolor De Muela?

El cólico biliar es el término utilizado para el dolor de la vesícula biliar presentado por un paciente con cálculos biliares y sin infección evidente alrededor de la vesícula biliar. Es la manifestación más frecuente de la colelitiasis y se observa en más de un tercio de los pacientes con cálculos biliares en el transcurso de diez o más años.

Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) han sido muy utilizados para aliviar el dolor cólico biliar, pero su función necesita aclaración adicional. Estos fármacos pueden reducir la frecuencia de complicaciones a corto plazo como la forma leve de colecistitis aguda, la ictericia, la colangitis y la pancreatitis aguda, pero también pueden aumentar la aparición de eventos adversos más graves y potencialmente mortales como hemorragia gastrointestinal, deterioro de la función renal, eventos cardiovasculares o eventos más leves como dolor abdominal, somnolencia, cefalea, mareo o manifestaciones cutáneas.

Objetivos:  Evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales de los AINE en los pacientes con cólico biliar. Métodos de búsqueda:  Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos controlados del Grupo Cochrane Hepatobiliar (Cochrane Hepato-Biliary Controlled Trials Register), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) en la Cochrane Library, MEDLINE (Ovid SP), Embase (Ovid SP), Science Citation Index Expanded (Web of Science), y en ClinicalTrials.

gov hasta julio 2016. No se aplicó ninguna limitación de idioma. Criterios de selección:  Ensayos clínicos aleatorizados que reclutaron a participantes que se presentaron con cólico biliar y que compararon AINE versus ninguna intervención, placebo u otros fármacos.

Obtención y análisis de los datos:  Dos autores de la revisión (MF y AC) identificaron de forma independiente los ensayos para su inclusión. Se utilizaron los riesgos relativos (RR) para expresar las estimaciones del efecto de la intervención y los datos se analizaron con metanálisis de modelos de efectos fijos y de efectos aleatorios, según el grado de heterogeneidad.

  • Los errores aleatorios se controlaron con el Análisis Secuencial de Ensayos;
  • Se evaluó la calidad metodológica de la evidencia utilizando los criterios GRADE;
  • Resultados principales:  Doce ensayos clínicos aleatorizados (ECA) cumplieron con los criterios predefinidos del protocolo de la revisión para el análisis;

Se encontró que sólo un ensayo tuvo bajo riesgo de sesgo y se consideró que los ensayos restantes tuvieron alto riesgo de sesgo. El riesgo de sesgo de selección en nueve estudios fue incierto debido al informe deficiente, lo que da lugar a poca confiabilidad en las estimaciones agrupadas del efecto.

Cinco ensayos compararon AINE versus placebo, cuatro ensayos compararon AINE versus opiáceos y cuatro ensayos compararon AINE versus fármacos espasmolíticos (uno de los 12 ensayos fue un estudio de tres brazos que comparó AINE versus opiáceos y fármacos espasmolíticos).

Se asignaron al azar 828 participantes (mínimo 30 y máximo 324 por ensayo), 416 recibieron AINE y 412 recibieron placebo, fármacos espasmolíticos u opiáceos. El 24% de los participantes eran hombres. La edad de los participantes en los ensayos varió de 18 a 86 años.

  1. Todos los pacientes se reclutaron en servicios de urgencias por dolor biliar agudo;
  2. No hubo mortalidad;
  3. En comparación con el placebo, los AINE obtuvieron una proporción significativamente menor de participantes sin un alivio completo del dolor (RR 0,27, intervalo de confianza (IC) del 95%: 0,19 a 0,40; I 2 = 0%; cinco ensayos; evidencia de calidad moderada), lo que se confirmó mediante el análisis secuencial de ensayos, pero no con respecto a los participantes con complicaciones (RR 0,66, IC del 95%: 0,38 a 1,15; I 2 = 26%; tres ensayos; evidencia de muy baja calidad);

Los AINE mostraron un mayor control del dolor que los espasmolíticos (RR 0,51; IC del 95%: 0,37 a 0,71; I 2 = 0%; cuatro ensayos; evidencia de baja calidad), lo que no fue confirmado por el análisis secuencial de ensayos, y una proporción significativamente menor de participantes con complicaciones (RR 0,27; IC del 95%: 0,12 a 0,57; I 2 = 0%; dos ensayos; evidencia de baja calidad), lo que tampoco fue confirmado por el análisis secuencial de ensayos.

Cuando se compararon los AINE versus los opiáceos, no se encontraron diferencias en las proporciones de participantes sin alivio completo del dolor (RR 0,98; IC del 95%: 0,47 a 2,07; I 2 = 52%), lo que sugiere una heterogeneidad moderada entre los ensayos (cuatro ensayos; evidencia de muy baja calidad).

Sólo un ensayo que comparó AINE versus opiáceos presentó resultados sobre las complicaciones y no encontró diferencias significativas entre los tratamientos. Ninguno de los ensayos incluidos informó eventos adversos graves. Siete de los 12 ensayos evaluaron eventos adversos no graves: en dos de los siete ensayos, no se observaron eventos adversos, y en los cinco ensayos restantes, se notificaron eventos menores.

Además, se encontró un ECA en curso que evaluó la eficacia analgésica del ibuprofeno intravenoso en el cólico biliar. Notas de traducción:  La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español.

Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, [email protected] com..

¿Cuánto tiempo dura la inflamación de la vesícula?

Es la hinchazón e irritación repentina de la vesícula biliar. Este fenómeno causa dolor abdominal intenso. La vesícula biliar es un órgano que se encuentra por debajo del hígado. Almacena la bilis, que se produce en el hígado. Su cuerpo la utiliza para digerir las grasas en el intestino delgado.

  1. La colecistitis aguda se produce cuando la bilis queda atrapada en la vesícula biliar;
  2. A menudo esto sucede porque un cálculo biliar bloquea el conducto cístico, el conducto a través del cual la bilis viaja dentro y fuera de la vesícula biliar;

Cuando un cálculo bloquea este conducto, la bilis se acumula, causando irritación y presión en la vesícula biliar. Esto puede conducir a hinchazón e infección. Otras causas incluyen:

  • Enfermedades graves, como el VIH o la diabetes
  • Tumores de la vesícula biliar (raro)

Algunas personas tienen mayor riesgo de sufrir cálculos biliares. Los factores de riesgo incluyen:

  • Ser mujer
  • Embarazo
  • Terapia hormonal
  • Edad avanzada
  • Ser nativo americano o hispano
  • Obesidad
  • Bajar o subir de peso rápidamente
  • Diabetes

A veces, la vía biliar resulta temporalmente bloqueada. Cuando esto ocurre en forma repetitiva, puede conducir a colecistitis prolongada (crónica). Esta es la hinchazón e irritación que continúa con el tiempo. Finalmente, la vesícula biliar se vuelve gruesa y dura. En ese punto, no almacena ni secreta bien la bilis tan bien como solía hacerlo. Usted puede sentir:

  • Dolor agudo, de tipo cólico o sordo
  • Dolor continuo
  • Dolor que se irradia a la espalda o por debajo del omóplato derecho

Otros síntomas que pueden ocurrir incluyen:

  • Heces de color arcilla
  • Fiebre
  • Náuseas y vómitos
  • Coloración amarillenta de la piel y de la esclerótica de los ojos (ictericia)

Busque atención médica inmediata si tiene dolor abdominal intenso. En la sala de emergencias le suministrarán líquidos por vía intravenosa. También le pueden dar antibióticos para combatir la infección. La colecistitis se puede resolver por sí sola. Sin embargo, si tiene cálculos, probablemente necesitará cirugía para extirpar la vesícula. Los tratamientos no quirúrgicos incluyen:

  • Antibióticos que debe tomar en casa para combatir la infección
  • Dieta baja en grasa (si puede comer)
  • Analgésicos

Usted puede necesitar una cirugía de emergencia si tiene complicaciones como:

  • Gangrena (muerte del tejido) en la vesícula
  • Perforación (un orificio que se forma en la pared de la vesícula)
  • Pancreatitis (páncreas inflamado)
  • Bloqueo persistente de las vías biliares
  • Inflamación del conducto colédoco

Si usted está muy enfermo, se puede colocar una sonda a través de su vientre hasta la vesícula para drenarla. Una vez que se sienta mejor, su proveedor puede recomendar que se someta a una cirugía. La mayoría de las personas a quienes se les practica una cirugía para extirpar la vesícula se recuperan por completo. De no recibir tratamiento, la colecistitis puede llevar a cualquiera de los siguientes padecimientos:

  • Empiema (pus en la vesícula biliar)
  • Gangrena
  • Lesión de las vías biliares que vacían el hígado (puede ocurrir después de una colecistectomía)
  • Pancreatitis
  • Perforación
  • Peritonitis (inflamación del revestimiento del abdomen)

Llame a su proveedor si tiene:

  • Dolor abdominal intenso que no desaparece
  • Nuevamente síntomas de colecistitis

La extirpación de la vesícula biliar y de los cálculos biliares puede prevenir ataques posteriores. Colecistitis – aguda; Cálculos biliares – colecistitis aguda Glasgow RE. Treatment of gallstone disease. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran’s Gastrointestinal and Liver Disease. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:chap 66.

El síntoma principal es dolor en la parte superior derecha o media del abdomen que por lo regular dura al menos 30 minutos. Radkani P, Hawksworth J, Fishbein T. Biliary system. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds.

Sabiston Textbook of Surgery. 21st ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2022:chap 55. Wang DQ-H, Afdhal NH. Gallstone disease. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran’s Gastrointestinal and Liver Disease. 11th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:chap 65.

  1. Versión en inglés revisada por: Michael M;
  2. Phillips, MD, Emeritus Professor of Medicine, The George Washington University School of Medicine, Washington, DC;
  3. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A;
You might be interested:  Dolor De Riñón Que Tomar?

Editorial team. Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc..

¿Cómo saber si me tienen que operar de la vesícula?

Es una cirugía para extirpar la vesícula biliar usando un dispositivo médico llamado laparoscopio. La vesícula biliar es un órgano que está ubicado debajo del hígado. Esta almacena bilis, la cual es usada por el cuerpo para digerir las grasas en el intestino delgado. La operación se realiza de la siguiente manera:

  • El cirujano hace de 3 a 4 cortes pequeños en su abdomen.
  • El laparoscopio se introduce a través de uno de los cortes.
  • Otros instrumentos médicos se introducen a través de los otros cortes.
  • Se bombea gas dentro del abdomen para expandir el espacio. Esto le da al cirujano más espacio para ver y trabajar.

Posteriormente se extirpa la vesícula, usando el laparoscopio y otros instrumentos. Durante la cirugía, se puede tomar una radiografía llamada colangiografía.

  • Para hacer este examen, se inyecta un tinte dentro del conducto colédoco y se toma una radiografía. El tinte ayuda a encontrar cálculos que pueden estar afuera de la vesícula.
  • Si se encuentran otros cálculos, el cirujano los puede extraer con un instrumento especial.

Algunas veces, el cirujano no puede extraer la vesícula biliar con total seguridad usando un laparoscopio. En este caso, el cirujano usará una cirugía abierta , para la cual se hace un corte más grande. Usted puede necesitar esta cirugía si tiene dolor u otros síntomas a raíz de los cálculos biliares. También la puede necesitar si su vesícula biliar no está funcionando normalmente. Los síntomas comunes pueden incluir:

  • Indigestión , lo que incluye distensión, acidez estomacal y gas
  • Dolor después de comer, normalmente en la zona superior derecha o superior media del abdomen (dolor epigástrico)
  • Náuseas y vómitos

La mayoría de las personas tienen menos problemas y una recuperación más rápida con la cirugía laparoscópica que con la cirugía abierta. Los riesgos de la anestesia y la cirugía en general incluyen:

  • Reacciones a los medicamentos
  • Problemas respiratorios
  • Sangrado , coágulos sanguíneos
  • Infección

Los riesgos de la cirugía de la vesícula biliar incluyen:

  • Daño a los vasos sanguíneos que van al hígado
  • Lesión al conducto colédoco
  • Lesión al intestino delgado o colon
  • Pancreatitis (inflamación del páncreas)

Le pueden realizar los siguientes exámenes antes de la cirugía:

  • Exámenes de sangre ( conteo sanguíneo completo , electrolitos y pruebas renales)
  • Radiografía de tórax o electrocardiografía (ECG), para algunas personas
  • Múltiples radiografías de la vesícula biliar
  • Ultrasonido de la vesícula biliar

Coméntele a su proveedor de atención médica:

  • Si usted está o podría estar embarazada
  • Qué medicamentos, vitaminas y otros suplementos está tomando, incluso los que haya comprado sin una receta

Durante la semana antes de la cirugía:

  • Se le puede solicitar que deje de tomar ácido acetilsalicílico ( aspirin ), ibuprofeno (Advil, Motrin), vitamina E, warfarina (Coumadin) y cualquier otro fármaco que lo ponga en mayor riesgo de una hemorragia durante la cirugía.
  • Pregúntele al médico qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía.
  • Prepare su casa para cualquier problema que pueda tener para desplazarse después de la cirugía.
  • Su médico o el personal de enfermería le dirán cuándo llegar al hospital.

En el día de la cirugía:

  • Siga las instrucciones sobre cuándo dejar de comer y beber.
  • Tome los fármacos que el médico le indicó con un sorbo pequeño de agua.
  • Tome una ducha la noche anterior o en la mañana del día de la cirugía.
  • Llegue al hospital a tiempo.

Si usted no tiene ningún problema, podrá irse a casa cuando pueda tomar líquidos fácilmente y su dolor pueda tratarse con pastillas para el dolor. La mayoría de las personas se va a casa el mismo día o al día siguiente de esta cirugía. Si hubo problemas durante la cirugía o si usted presenta sangrado, mucho dolor o fiebre, es posible que deba quedarse por más tiempo en el hospital. La mayoría de las personas se recuperan rápidamente y tienen buenos resultados de este procedimiento.

  1. La cirugía con el uso de un laparoscopio es la manera más común de extirpar la vesícula biliar;
  2. Un laparoscopio es un tubo delgado e iluminado que le permite al médico ver el interior del abdomen;
  3. La cirugía de extirpación de la vesícula biliar se realiza mientras usted está bajo anestesia general , así que usted estará dormido y sin dolor;

Colecistectomía – laparoscópica; Vesícula biliar – cirugía laparoscópica; Cálculos biliares – cirugía laparascópica; Colecistitis – cirugía laparascópica Radkani P, Hawksworth J, Fishbein T. Biliary system. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds.

Sabiston Textbook of Surgery. 21st ed. St Louis, MO: Elsevier; 2022:chap 55. Rocha FG, Clanton J. Technique of cholecystectomy: open and minimally invasive. In: Jarnagin WR, ed. Blumgart’s Surgery of the Liver, Biliary Tract and Pancreas.

6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 35. Versión en inglés revisada por: Debra G. Wechter, MD, FACS, General Surgery Practice Specializing in Breast Cancer, Virginia Mason Medical Center, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.

¿Qué comer para bajar la inflamación de la vesícula?

¿Qué alimentos inflaman la vesícula?

Dietas Actualizado a: Viernes, 16 Octubre, 2020 10:01:49 Existen una serie de recomendaciones nutricionales que se pueden seguir para mejorar la salud de la vesícula. La vesícula es un órgano que ayuda en la digestión de las grasas. Es una bolsa situada debajo del hígado y que almacena y concentra la bilis, que es liberada por la vesícula biliar en la parte superior del intestino delgado en respuesta a un alimento, especialmente las grasas.

  1. Sin embargo, en ocasiones, esta se obstruye o inflamada dando lugar a enfermedades como la colecistitis (inflamación de la vesícula biliar) o la colelitiasis (cálculos biliares);
  2. Es difícil prevenir la aparición de estos problemas, pero sí existen una serie de recomendaciones nutricionales que se pueden seguir para mejorar la salud de la vesícula;

Tal y como informa Salvador Morales Conde , jefe de Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo del Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón, de Sevilla , “aquellos pacientes que presenten una colelitiasis sintomática es recomendable evitar dietas que favorezcan el desarrollo de síntomas”.

  • En función de esto, el experto aconseja ” reducir en general la ingesta de grasas , teniendo en cuenta que las grasas vegetales crudas ( aceite de oliva ) se toleran mejor que las fritas y que las de origen animal”;

Además es importante “limitar el aporte de colesterol , el consumo de hidratos de carbono complejos (tales como pan, cereales, pasta y arroz) y evitar los azúcares simples”. Por último, “deberían evitar la ingesta de productos de pastelería o repostería y las bebidas con gas y los alimentos productores de gas como los vegetales flatulentos”. Además de estos consejos, los expertos de Endocrinología y Nutrición del Hospital General Universitario de Valencia aconsejan:

  1. Seguir una dieta con alto contenido en fibra y calcio y un aporte suficiente de vitamina C, para disminuir el riesgo de saturación de la bilis, con la consiguiente prevención de la formación de cálculos.
  2. La condimentación de los alimentos deberá de ser suave (limón, hinojo, hierbas aromáticas y sal).
  3. Restringir las verduras flatulentas (col, coles de Bruselas, coliflor, alcachofas), las legumbres y los cereales integrales.
  4. Consumir las legumbres en forma de puré o tamizadas.
  5. Evitar raciones copiosas de carne, aves, huevos o pescados.
  6. Evitar el consumo de productos lácteos enteros, pescados en conserva o ahumados , alimentos ricos en azúcares simples y frutos secos.
  7. Evitar el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco.
  8. Se recomienda el consumo de aceite de oliva en crudo. Los alimentos grasos que no han sido sometidos a ninguna técnica culinaria se toleran digestivamente mejor.
  9. Se recomienda l a práctica regular de ejercicio físico moderado (caminar 30 minutos al día).
  10. Técnicas culinarias aconsejadas: las que menos grasas incorporen a los alimentos, como hervidos, al horno, microondas, en papillote, al vapor, al baño María.