Que Dar A Mi Perro Para El Dolor?

Que Dar A Mi Perro Para El Dolor

Aspirina e ibuprofeno para aliviar el dolor canino La aspirina y el ibuprofeno pueden ser efectivos para controlar el dolor de un perro herido o adolorido.

¿Qué le puedo dar a un perro para el dolor?

P: ¿Qué le puedo dar a mi perro para el dolor? – R: Mientras que los medicamentos para humanos deben usarse solamente por humanos, existen varios medicamentos para el dolor formulados específicamente para ayudar a manejar el dolor de tu perro. Los analgésicos para perros incluyen el carprofeno, deracoxib y meloxicam, todos ellos pueden ser recetados por tu veterinario.

¿Qué medicamento humano se le puede dar a un perro?

¿Cómo puedo saber si mi perro tiene dolor?

¿Qué dosis de ibuprofeno se le puede dar a un perro?

  • El ibuprofeno es tóxico para los perros y nunca debes dárselo a tu cachorro.
  • Solo de tres a seis cápsulas de ibuprofeno pueden ser mortales para los perros, así que guarda el medicamento en un lugar seguro.
  • Hay analgésicos específicos para perros que puedes obtener de un veterinario o probar opciones naturales.

Está bien darle a tu perro ciertos medicamentos para humanos, como Benadryl, pero muchos otros pueden ser peligrosos, incluido el ibuprofeno. El ibuprofeno no es seguro para los perros y puede provocar daños en el estómago o los riñones, o incluso la muerte en algunos casos. Si tu perro se lesiona o tiene dolores y molestias, el veterinario debe ofrecer opciones médicas más seguras o también puedes probar varios métodos caseros.

¿Qué le puedo dar a mi perro para el dolor y la inflamación?

P: ¿Qué puedo dar a mi perro para el dolor? – R: Mientras que la medicación humana sólo debe ser tomada por humanos, existen medicamentos formulados específicamente para ayudar a manejar el dolor de tu perro. El carprofeno, deracoxib, firocoxib, y meloxicam, son analgésicos para perros que pueden ser prescritos por los veterinarios.

¿Qué tipo de antiinflamatorio se le puede dar a un perro?

Qué antiinflamatorio se le puede dar a un perro – Pues bien, si quieres proporcionar un medicamento de esta familia a tu animal de compañía, debes tener en cuenta siempre la opinión de un especialista veterinario, que será quien puede darte los mejores consejos acerca del antiinflamatorio concreto que puedes darle y, sobre todo para evitar posibles riesgos para su salud, las proporciones más adecuadas en función de su peso. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Efectividad contra la inflamación, la fiebre y el dolor de los animales.
  • Composición inocua para la anatomía de los perros.
  • Menor riesgo de experimentar efectos secundarios más propios de los fármacos destinados a los humanos.
  • Protección del sistema gástrico del animal, al no contener elementos nocivos para él.
  • Tratan otros problemas del perro, como enfermedades crónicas dermatológicas o de las articulaciones.

Por todas estas cuestiones, entenderás que reiteremos la necesidad de contar con el apoyo de un especialista veterinario para que sugiera cuál es la opción más indicada para tu caso, en lugar de hacerlo por tu cuenta. Ten presente que el ibuprofeno no es muy buena idea como remedio para las molestias o el dolor de tu perro, así como proporcionar una cantidad excesiva para sus condiciones. Antiinflamatorios no esteroideos La solución más común en el sector veterinario son los antiinflamatorios no esteroideos, también denominados AINEs, que se caracterizan por dirigirse directamente a los mediadores del dolor en el sistema nervioso central y periférico del animal.

Lo cierto es que podemos encontrar en el mercado farmacéutico una amplia variedad de medicamentos cuya composición permite ser consumidos por parte de los animales, en este caso, los perros. Estos fármacos específicos para los canes cuentan con una serie de características esenciales que harán que apuestes por ellos si el animal lo requiere, en detrimento de aquellos que tienes en casa para el uso humano.

Los AINEs bloquean la conocida enzima COX, producida de manera natural por el cuerpo canino para el desempeño de diferentes funciones, como mantener el flujo sanguíneo en los riñones, regular la coagulación de la sangre, proteger estómago e intestinos o contribuir en procesos de dolor, inflamación y fiebre.

¿Qué le pasa a mi perro si le doy paracetamol?

Comunicación oral publicada en AVEPA GTA 2019 INTRODUCCIÓN: La ingestión de paracetamol (acetaminofeno) puede causar intoxicación en pequeños animales debido a su metabolización a nivel hepático mediante la conjugación de sulfatos y glucuronidación. Esto produce un metabolito llamado N-acetil-para-benzoquinona-imina (NAPQ I), que interviene en la transformación de hemoglobina a metahemoglobina, formando cuerpos de Heinz, aumentando la fragilidad osmótica de los eritrocitos, y dando lugar a hemólisis y anemia, típicamente llamada anemia por cuerpos de Heinz1,2.

  • Las principales causas de este tipo de anemia en perros son la ingestión de cebollas, la intoxicación por zinc, naftalina o vitamina K; la administración de fámacos como el acetaminofeno, fenotiacina y benzocaína; y enfermedades como diabetes mellitus y linfoma3;
You might be interested:  Dolor De Muela En Niños Que Darle?

Al contrario que en gatos (metabolización limitada), el paracetamol en perros puede ser administrado como antiinflamatorio a una dosis controlada de 15 mg/kg cada 8 horas. La intoxicación en perros, por tanto, se debe a una sobredosis (dosis tóxica 150mg/kg)1,4.

DESCRIPCIÓN DEL CASO CLÍNICO: Acude de urgencias un Perro de Aguas Español, macho entero, de 1,5 años y 13 kg por haber ingerido accidentalmente varios comprimidos de paracetamol de 1 gramo (cantidad real desconocida).

Desde entonces ha presentado dos vómitos e hipersalivación constante. A la exploración general presenta un estado mental obnubilado, hipersalivación, normotermia, mucosas rosáceas y TRC<2", buen estado de hidratación, sin linfadenopatía periférica, y pulso femoral fuerte y sincrónico. A la auscultación cardiopulmonar no hay alteraciones (160 lpm). La palpación abdominal es normal. Presenta blefaritis y quemosis intensa. Para valorar su estado hemodinámico, se realiza medición de presión arterial sistémica mediante oscilométrico de alta definción, obteniéndose una presión sistólica de 170mmHg, y una analítica sanguínea completa en la que se observa hipokalemia e hipocalcemia severas y duplicación de la gamma glutamil transpeptidasa (GGT).

  1. Se establece como diagnóstico “Intoxicación por sobredosis de paracetamol”;
  2. Se instaura como tratamiento oxigenoterapia mediante cámara, sueroterapia intravenosa a base de Ringer Lactato suplementado con 20mEq de KCl (un bolo intravenoso a 50mg/kg y otro subcutáneo a la misma dosis de Gluconato cálcico), Acetilcisteína como antídoto a 140mg/kg intravenoso (1ª dosis, posteriormente 70mg/kg/6h), Omeprazol a 1mg/kg intravenoso cada 24 horas, Maropitant a 1mg/kg/24h, Dexametasona colirio en ambos ojos cada 8 horas, Difenhidramina a 0,08ml/kg (dosis única) y Metilprednisolona a 1mg/kg IV (dosis única);

Durante la hospitalización se monitorizan constantes vitales cada 4 horas, medición de calcio y electrolitos cada 4 horas y analítica general cada 24 horas. A las 4 horas de hospitalización desaparece la hipersalivación y a las 6 horas muestra apetito. Se repite medición de calcio y potasio en plasma y se han normalizado.

A las 15 horas disminuye la quemosis. A las 24 horas, el paciente comienza con hemoglobinuria. Se realiza analítica general: las enzimas hepáticas están levemente elevadas (GPT y fosfatasa alcalina) y en el hemograma se observa anemia ligera con un hematocrito del 35%.

Unas horas después presenta diarrea hemorrágica. Se añade al tratamiento metronidazol a 10mg/kg cada 8 horas, intravenoso. A las 48 horas sigue con hemoglobinuria, ha aumentado su temperatura corporal (39ºC) y el hematocrito sigue disminuyendo (30%). Se realiza frotis sanguíneo y se observa gran cantidad de cuerpos de Heinz y reticulocitos.

A las 52 horas de ingreso el hematocrito sigue disminuyendo (anemia moderada, 26%), pero en el frotis sanguíneo la cantidad de cuerpos de Heinz ha disminuido y se siguen observando reticulocitos. Vuelve a haber normotermia, disminuye la hemoglobinuria y las heces son de consistencia normal y sin sangre.

A las 56 horas la orina es normal, el hematocrito se estabiliza y el paciente está más animado. A las 74 horas del ingreso, el hematocrito se sigue manteniendo, ya no se observan cuerpos de Heinz. Orina y heces se normalizan. En este momento se decide dar el alta hospitalaria con: • Acetilcisteína a 70mg/ml vía oral cada 6 horas, 3 días.

• Omeprazol a 1mg/kg vía oral cada 24 horas, 1 semana. • Metronidazol a 15mg/kg vía oral cada 12 horas, 1 semana. • Red-cell 1ml/kg/día. A las 48 horas del alta, se realiza revisión. Las enzimas hepáticas no han aumentado y el hematocrito está en 30%.

DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES Aunque en este caso hubo ingestión accidental por parte del animal, la mayoría de las intoxicaciones por paracetamol en los pequeños animales se deben a la administración por parte del propietario, debido al desconocimiento de sus efectos tóxicos.

  • Tal como se describe en el tratamiento, el antídoto, la N-acetilcisteína, inactiva al metabolito NAPQ1;
  • Otros antídotos demostrados son la Cimetidina, con menor eficacia y sólo útil administrada en las primeras 16 horas tras la ingestión del tóxico, la vitamina C, que reduce la metahemoglobina en sangre y la S-adenosil metionina, que tiene protección hepatocelular y a nivel de las membranas eritrocitarias, al bloquear la acción de NAPQ1, por lo que puede ser una alternativa4,5;

La decisión de usar N-acetilcisteína en este caso es porque figura en la terapia estándar y es de fácil obtención. El principal objetivo en la monitorización de esta intoxicación es la detección precoz de complicaciones, mediante el control del hematocrito y frotis sanguíeno, el control analítico hepático y de las constantes vitales.

En nuestro paciente el daño hepático fue leve y la hemólisis por cuerpos de Heinz apareció a las 24 horas del ingreso. Su estrecha vigilancia y monitorización hizo poder controlar a tiempo dichas complicaciones.

BIBLIOGRAFÍA 1. – Daza MA, Ayuso E: Intoxicaciones más frecuentes en pequeños animales. Revista Avepa 2004; 24 (4): 231- 239. – McConkey SE, Grant DM, Cribb AE: The role of para-aminophenol in acetaminophen-induced methemoglobinemia in dogs and cats. J Vet Pharmacol Ther 2009; 32: 585–595.

– Couto CG: Anemia. En: Nelson RW, Couto CG. Manual de medicina interna de los pequeños animales, Barcelona, Elsevier España,2008; 718-723. – Bates N, Rawson-Harris P, Edwards N: Common questions in veterinary Toxicology.

J Small Anim Pract 2015; 56(5): 298-306. – Wallace KP, Center SA, Hickford FH, Warner KL, Smith S: S-Adenosyl-L-Methionine (SAMe) for the Treatment of Acetaminophen Toxicity in a Dog. J Am Anim Hosp Assoc 2002; 38:246-254. Volver atrás.

¿Cuál es la dosis de paracetamol en perros?

Intoxicación con paracetamol en perros – La dosis genérica establecida como dosis terapéutica de paracetamol para perros es de 15 mg/kg (y en los gatos de cuatro veces menos) y, además, la dosis establecida como dosis letal de paracetamol para perros es de 150 mg/kg (y en gatos de 50 mg/kg), aunque esto es muy genérico y en cada caso, según el peso del perro y su estado de salud general, estas dosis pueden ser mayores o inferiores. Pero ¿qué pasa si un perro toma paracetamol sin prescripción veterinaria? En poco tiempo empezarán a aparecer síntomas de intoxicación por paracetamol en el perro , como los siguientes:

  • Salivación
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Debilidad
  • Falta de apetito y anorexia
  • Apatía
  • Depresión
  • Dolor en el abdomen
  • Problemas para respirar
  • Daños en el hígado, lo que se verá en análisis de sangre o, incluso, externamente como un bulto en el abdomen debido a una inflamación severa de este órgano.
You might be interested:  Que Provoca El Dolor Muscular Despues Del Ejercicio?

Si le hemos dado este medicamento a nuestro peludo, aunque sea en la dosis que ha dicho el veterinario, o sospechamos que lo ha podido ingerir por su cuenta y aparece uno o varios de estos síntomas es necesario ir a urgencias veterinarias. Este fármaco en dosis erróneas en perros empieza por producir daño grave en el hígado , luego se da hemólisis o destrucción de los glóbulos rojos o hematíes, provocando que residuos de esta destrucción, como la hemoglobina y otras sustancias como la bilis, se acumulen en el cuerpo de forma que se produce ictericia o mucosas y piel amarillentas.

Este medicamento en formato para consumo humano está en pastillas de paracetamol de 500 mg, 650 mg, 750 mg y 1 g, por tanto si nos fijamos en los anteriores datos, es fácil que nos pasemos con la dosis si medicamos por nuestra cuenta con el producto para humanos.

Además, también hay sangre en la orina debido a la hemoglobina liberada al destruirse los glóbulos rojos. El especialista decidirá en cada caso cómo es mejor proceder, pudiendo provocar el vómito, suministrar un antídoto que reduzca los daños mencionados, dar fluidoterapia y oxigenoterapia para que el organismo pueda eliminar este producto más rápido o, incluso, realizar una transfusión de sangre, si el caso es grave.

¿Qué pasa si le doy diclofenaco a mi perro?

La aplicación del diclofenaco en las mascotas Un dosis desmedida de diclofenaco puede derivar en falta de apetito, alteraciones en la orina, sed extrema, heces color alquitranado, vómitos con sangre, convulsiones, dolores en el abdomen y en los casos más severos la muerte del perro enfermo.

¿Cómo saber si un perro se va a morir?

¿Qué pasa si le doy ibuprofeno a un perro?

¿Se les puede dar ibuprofeno a los perros? – Muchas personas caen en el error de pensar que el organismo de los perros es básicamente similar al nuestro, y que, por lo tanto, les beneficiarán y perjudicarán las mismas cosas -alimentos, fármacos, etc.

– que a nosotros, más o menos. Nada más lejos de la realidad: sin duda existen similitudes entre humanos y perros, pero, a nivel físico, son muchas más las cosas que nos separan. Por eso, recurrir a medicinas humanas para tratar las dolencias de un perro es un error que puede dañar gravemente el animal.

El ibuprofeno es, sin duda, un medicamento muy útil… para nosotros. Decíamos que es uno de los más consumidos en España, y esto es gracias a sus propiedades analgésicas, antiinflamatorias y antipiréticas. Un cóctel perfecto que calma el dolor, reduce la inflamación y baja la fiebre.

Suena perfecto, ¿verdad? Precisamente por eso, hay personas que razonan que, si es tan bueno para ellas, también será bueno para sus perros. Debemos tener en cuenta que el ibuprofeno está concebido para funcionar exclusivamente en el organismo humano.

El ibuprofeno en perros no solo no tendrá ningún efecto positivo, sino que, de hecho, intoxicará al animal. Un perro que ingiera ibuprofeno podrá sufrir graves daños en riñones y estómago, entre otros órganos; además, el medicamento interferirá con el ritmo de circulación de su sangre y puede provocarle hemorragias y otros síntomas como, por ejemplo:

  • Somnolencia y debilidad.
  • Vómitos y diarrea.
  • Cólicos.
  • Insuficiencia renal.

Hay que entender que no hablamos de un malestar pasajero: el ibuprofeno para perros puede ser letal. Esto se debe a que perros y humanos son, como ya hemos mencionado, diferentes. El cuerpo de los perros no dispone de las enzimas que deben atacar y descomponer las sustancias del paracetamol y otros fármacos, por lo que estos se acumulan en sus órganos y perjudican seriamente su funcionamiento.

Ante de administrarle cualquier medicamento a nuestro perro, es imprescindible consultar con nuestro veterinario. Hay algunas medicinas humanas que sí son aptas para perros y otros animales, según lo dispuesto por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, pero no es el caso de los antiinflamatorios para perros.

En caso de duda, nunca debemos investigar por nuestra cuenta ni hacer pruebas. Que Dar A Mi Perro Para El Dolor.

¿Cuánto diclofenaco se le puede dar a un perro?

Modo de uso y dosis: – Diclofenaco 50 debe ser administrado por la vía intramuscular, por hasta 3 días consecutivos, en la dosis de 1 mg/kg, es decir, 1 mL para cada 50 kg de peso corporal, según tabla presente en el prospecto. Las dosis y los intervalos entre los tratamientos podrán ser modificados a discreción del médico veterinario.

¿Qué cantidad de paracetamol se le puede dar a un perro?

Comunicación oral publicada en AVEPA GTA 2019 INTRODUCCIÓN: La ingestión de paracetamol (acetaminofeno) puede causar intoxicación en pequeños animales debido a su metabolización a nivel hepático mediante la conjugación de sulfatos y glucuronidación. Esto produce un metabolito llamado N-acetil-para-benzoquinona-imina (NAPQ I), que interviene en la transformación de hemoglobina a metahemoglobina, formando cuerpos de Heinz, aumentando la fragilidad osmótica de los eritrocitos, y dando lugar a hemólisis y anemia, típicamente llamada anemia por cuerpos de Heinz1,2.

Las principales causas de este tipo de anemia en perros son la ingestión de cebollas, la intoxicación por zinc, naftalina o vitamina K; la administración de fámacos como el acetaminofeno, fenotiacina y benzocaína; y enfermedades como diabetes mellitus y linfoma3.

Al contrario que en gatos (metabolización limitada), el paracetamol en perros puede ser administrado como antiinflamatorio a una dosis controlada de 15 mg/kg cada 8 horas. La intoxicación en perros, por tanto, se debe a una sobredosis (dosis tóxica 150mg/kg)1,4.

DESCRIPCIÓN DEL CASO CLÍNICO: Acude de urgencias un Perro de Aguas Español, macho entero, de 1,5 años y 13 kg por haber ingerido accidentalmente varios comprimidos de paracetamol de 1 gramo (cantidad real desconocida).

You might be interested:  Donde Da Dolor De Apendice?

Desde entonces ha presentado dos vómitos e hipersalivación constante. A la exploración general presenta un estado mental obnubilado, hipersalivación, normotermia, mucosas rosáceas y TRC<2", buen estado de hidratación, sin linfadenopatía periférica, y pulso femoral fuerte y sincrónico. A la auscultación cardiopulmonar no hay alteraciones (160 lpm). La palpación abdominal es normal. Presenta blefaritis y quemosis intensa. Para valorar su estado hemodinámico, se realiza medición de presión arterial sistémica mediante oscilométrico de alta definción, obteniéndose una presión sistólica de 170mmHg, y una analítica sanguínea completa en la que se observa hipokalemia e hipocalcemia severas y duplicación de la gamma glutamil transpeptidasa (GGT).

Se establece como diagnóstico “Intoxicación por sobredosis de paracetamol”. Se instaura como tratamiento oxigenoterapia mediante cámara, sueroterapia intravenosa a base de Ringer Lactato suplementado con 20mEq de KCl (un bolo intravenoso a 50mg/kg y otro subcutáneo a la misma dosis de Gluconato cálcico), Acetilcisteína como antídoto a 140mg/kg intravenoso (1ª dosis, posteriormente 70mg/kg/6h), Omeprazol a 1mg/kg intravenoso cada 24 horas, Maropitant a 1mg/kg/24h, Dexametasona colirio en ambos ojos cada 8 horas, Difenhidramina a 0,08ml/kg (dosis única) y Metilprednisolona a 1mg/kg IV (dosis única).

Durante la hospitalización se monitorizan constantes vitales cada 4 horas, medición de calcio y electrolitos cada 4 horas y analítica general cada 24 horas. A las 4 horas de hospitalización desaparece la hipersalivación y a las 6 horas muestra apetito. Se repite medición de calcio y potasio en plasma y se han normalizado.

A las 15 horas disminuye la quemosis. A las 24 horas, el paciente comienza con hemoglobinuria. Se realiza analítica general: las enzimas hepáticas están levemente elevadas (GPT y fosfatasa alcalina) y en el hemograma se observa anemia ligera con un hematocrito del 35%.

Unas horas después presenta diarrea hemorrágica. Se añade al tratamiento metronidazol a 10mg/kg cada 8 horas, intravenoso. A las 48 horas sigue con hemoglobinuria, ha aumentado su temperatura corporal (39ºC) y el hematocrito sigue disminuyendo (30%). Se realiza frotis sanguíneo y se observa gran cantidad de cuerpos de Heinz y reticulocitos.

A las 52 horas de ingreso el hematocrito sigue disminuyendo (anemia moderada, 26%), pero en el frotis sanguíneo la cantidad de cuerpos de Heinz ha disminuido y se siguen observando reticulocitos. Vuelve a haber normotermia, disminuye la hemoglobinuria y las heces son de consistencia normal y sin sangre.

A las 56 horas la orina es normal, el hematocrito se estabiliza y el paciente está más animado. A las 74 horas del ingreso, el hematocrito se sigue manteniendo, ya no se observan cuerpos de Heinz. Orina y heces se normalizan. En este momento se decide dar el alta hospitalaria con: • Acetilcisteína a 70mg/ml vía oral cada 6 horas, 3 días.

• Omeprazol a 1mg/kg vía oral cada 24 horas, 1 semana. • Metronidazol a 15mg/kg vía oral cada 12 horas, 1 semana. • Red-cell 1ml/kg/día. A las 48 horas del alta, se realiza revisión. Las enzimas hepáticas no han aumentado y el hematocrito está en 30%.

DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES Aunque en este caso hubo ingestión accidental por parte del animal, la mayoría de las intoxicaciones por paracetamol en los pequeños animales se deben a la administración por parte del propietario, debido al desconocimiento de sus efectos tóxicos.

Tal como se describe en el tratamiento, el antídoto, la N-acetilcisteína, inactiva al metabolito NAPQ1. Otros antídotos demostrados son la Cimetidina, con menor eficacia y sólo útil administrada en las primeras 16 horas tras la ingestión del tóxico, la vitamina C, que reduce la metahemoglobina en sangre y la S-adenosil metionina, que tiene protección hepatocelular y a nivel de las membranas eritrocitarias, al bloquear la acción de NAPQ1, por lo que puede ser una alternativa4,5.

La decisión de usar N-acetilcisteína en este caso es porque figura en la terapia estándar y es de fácil obtención. El principal objetivo en la monitorización de esta intoxicación es la detección precoz de complicaciones, mediante el control del hematocrito y frotis sanguíeno, el control analítico hepático y de las constantes vitales.

En nuestro paciente el daño hepático fue leve y la hemólisis por cuerpos de Heinz apareció a las 24 horas del ingreso. Su estrecha vigilancia y monitorización hizo poder controlar a tiempo dichas complicaciones.

BIBLIOGRAFÍA 1. – Daza MA, Ayuso E: Intoxicaciones más frecuentes en pequeños animales. Revista Avepa 2004; 24 (4): 231- 239. – McConkey SE, Grant DM, Cribb AE: The role of para-aminophenol in acetaminophen-induced methemoglobinemia in dogs and cats. J Vet Pharmacol Ther 2009; 32: 585–595.

– Couto CG: Anemia. En: Nelson RW, Couto CG. Manual de medicina interna de los pequeños animales, Barcelona, Elsevier España,2008; 718-723. – Bates N, Rawson-Harris P, Edwards N: Common questions in veterinary Toxicology.

J Small Anim Pract 2015; 56(5): 298-306. – Wallace KP, Center SA, Hickford FH, Warner KL, Smith S: S-Adenosyl-L-Methionine (SAMe) for the Treatment of Acetaminophen Toxicity in a Dog. J Am Anim Hosp Assoc 2002; 38:246-254. Volver atrás.

¿Qué pasa si le doy diclofenaco a mi perro?

La aplicación del diclofenaco en las mascotas Un dosis desmedida de diclofenaco puede derivar en falta de apetito, alteraciones en la orina, sed extrema, heces color alquitranado, vómitos con sangre, convulsiones, dolores en el abdomen y en los casos más severos la muerte del perro enfermo.

¿Cuánto diclofenaco se le puede dar a un perro?

Modo de uso y dosis: – Diclofenaco 50 debe ser administrado por la vía intramuscular, por hasta 3 días consecutivos, en la dosis de 1 mg/kg, es decir, 1 mL para cada 50 kg de peso corporal, según tabla presente en el prospecto. Las dosis y los intervalos entre los tratamientos podrán ser modificados a discreción del médico veterinario.

¿Qué le pasa a mi perro si le doy paracetamol?

Por lo tanto, una dosis de 150 mg/kg para un perro es letal. El paracetamol en cantidades elevadas daña el hígado (citólisis hepatocelular, destrucción de las células del hígado) y los glóbulos rojos (hemólisis, destrucción de las células que transportan el oxígeno por el organismo).