Que Tomar Para El Dolor De Dientes Por Brackets?

Que Tomar Para El Dolor De Dientes Por Brackets
¿Qué tomar para el dolor de los brackets?   – Según la intensidad de la molestia puedes ingerir un analgésico como el paracetamol dosis según la edad y peso , siempre y cuando no seas alérgico. También puedes tomar otros analgésicos o antiinflamatorios para aliviar el dolor, eso sí es importante considerar que algunos estudios comprobaron que podría en lentecer el movimiento de tus dientes.

¿Qué hago si me duelen mucho los dientes por los brackets?

¿Qué hacer si te duelen los brackets? – Una vez hemos explicado por qué duelen los brackets y durante cuánto tiempo , es conveniente resaltar que, además de ser absolutamente normal, las molestias forman parte del tratamiento. La ortodoncia obliga a moverse a unos dientes que llevaban en su posición muchos años.

Por tanto, las molestias se deben a la necesidad de ejercer fuerza sobre las piezas dentales que se desean mover. Debido a esto, no es normal que una persona a la que le han puesto brackets no sienta ni dolor ni unas mínimas molestias.

Aunque cada caso debe ser valorado de manera individual, es posible que el hecho de no sentir presión o sensibilidad se deba a que no se haya ajustado bien la ortodoncia. Como hemos avanzado previamente, para saber qué hacer si te duelen los brackets lo primero que se debe hacer es identificar la causa del dolor.

No te quedes con dudas Si sientes dolor debido a la ortodoncia y desconoces si es una sensación normal, resuelve tus preguntas con tu ortodoncista. Si el dolor se debe a los movimientos que realiza el aparato en tus dientes puedes optar por dejar pasar unos días y esperar a que las molestias remitan.

Sin embargo, si no aguantas el dolor puedes consultar con tu ortodoncista la posibilidad de tomar medicación analgésica. Aunque puedas acceder por ti mismo a dichos medicamentos analgésicos, no te recomendamos tomar nada sin que dicha medicación haya sido pautada por el dentista.

  1. Si las molestias se deben a las rozaduras de los brackets en la mucosa bucal: te recomendamos comprar cera protectora para ortodoncia y aplicarla de forma localizada en la parte del aparato que te roza;

Otra opción es aplicar cera de colmillo a colmillo durante las tres primeras noches posteriores a la colocación de los brackets. De cualquier manera, protegerás la zona y evitarás la aparición de llagas y heridas.

¿Cuánto dura el dolor de los brackets?

Es común sentir dolor en la boca los primeros días tras la colocación de los  brackets  o después de cada reajuste. La buena noticia es que el resultado final valdrá totalmente la pena. Sin embargo,  no es necesario sufrir durante todo el tratamiento , pues existen formas de evitar una incomodidad innecesaria.

En este artículo encontrarás los consejos más actualizados para aliviar las molestias o dolor con brackets. Aún con los avances en ortodoncia, las incomodidades causadas por los brackets suelen durar de cinco días a una semana.

Siendo la primera vez que se colocan los aparatos la que ocasiona las mayores molestias. Las sesiones de ajustes, por lo general, producen trastornos de menor intensidad y duración. En ciertos estudios ortodóncicos se ha encontrado que el nivel de percepción de la incomodidad causada por los brackets viene dado en función de distintos factores, como pueden ser la edad del paciente, su umbral del dolor, sexo, vivencias odontológicas anteriores, grado de educación, fuerza aplicada al ajustar los aparatos, etc.

¿Qué medicamentos no tomar con brackets?

¿Se puede tomar ibuprofeno si llevas ortodoncia? – Como acabamos de mencionar, sí se puede tomar paracetamol. Sin embargo, tanto el ibuprofeno como otra serie de antiinflamatorios no son las opciones más recomendables. Esto se debe a que pueden llegar a interferir y ralentizar los movimientos de la ortodoncia , afectando a la movilidad de los dientes y dificultando el tratamiento; además, podría alargarse.

¿Cuál es el mejor antiinflamatorio dental?

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (NSAID) de venta libre como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB y genérico) y el naproxeno (Aleve y genérico) funcionan particularmente bien contra el dolor dental porque bloquean la enzima que hace que las encías se enrojezcan y se inflamen, indica Paul A.

¿Que Duelen más los brackets de arriba o de abajo?

¿Durante cuánto tiempo me dolerán los brackets? – El tiempo que dura el dolor y las molestias causadas por la colocación de brackets dependerá de cada persona, ya que esto no es una ciencia exacta aplicable a todos los pacientes. Dependiendo del origen del dolor, podemos dar una fecha estimada.

Si el dolor es debido a los movimientos que la ortodoncia está realizando en tu boca, podemos decir que éste durará entre tres y cuatro días. Si las molestias las origina el roce de los brackets con las mucosas orales tenemos que decir que este malestar se puede postergar aproximadamente una semana.

Una vez llegado a esto es conveniente que resaltemos que la duración de estas molestias suele ser la misma para todos los tipos de tratamiento de ortodoncia con brackets, sea cual sea la forma de colocación. Sí que podemos encontrar diferentes tipos de dolor en las piezas dentales de arriba o de abajo.

¿Cuando te ponen brackets bajas de peso?

¿Cuánto se adelgaza con brackets? – Siguiendo con la explicación anterior, puede que los primeros días te cueste más trabajo masticar alimentos duros. Para aminorar las molestias, puedes llevar una dieta blanda que no requiere de tanto esfuerzo para morder y triturar.

  • Si bien es cierto que hay ciertos alimentos que conviene evitar a lo largo del tratamiento (frutos secos, comidas pegajosas, chicles…) puedes seguir con tu dieta habitual;
  • Por ello, la ortodoncia no va unida a una pérdida de peso;

Aun así, hay personas que de forma inconsciente comienzan a sustituir comidas poco saludables por otras más adecuadas para la salud. Además, dado que es necesario extremar la higiene diaria, hay quienes evitan el picoteo entre hora. Por todo ello, los hábitos alimenticios de una persona se ven modificados, pero los brackets en sí mismos no hacen que se adelgace.

¿Que no hacer el primer día de brackets?

¿Qué tipo de hábitos y alimentos tienes que evitar? – Los ortodoncistas siempre recomiendan a los pacientes seguir una serie de hábitos saludables para facilitar el éxito del tratamiento de ortodoncia. Uno de los tipos de hábitos en los que los pacientes deben tener cuidado es, efectivamente, en los hábitos de alimentación.

Los especialistas en ortodoncia recomiendan consumir comida suave en los primeros días de tratamiento. Debes evitar comer alimentos duros, fibrosos o elásticos tales como chicles, caramelos, pipas, maíz, pan de corteza dura, fruta o verduras duras.

Esto se debe a que podrían romper el aparato. Evita los bocadillos de corteza dura; los ortodoncistas recomiendan que, en este caso, consumas pan de molde o tipo Viena. Es importante también que no estires ningún alimento con los dientes. Es más recomendable romperlo a trocitos antes de llevártelo a la boca en lugar de forzar tus dientes.

¿Qué es mejor para el dolor de brackets paracetamol o ibuprofeno?

INTRODUCCIÓN Se encuentra ampliamente descrito que posterior a la aplicación de fuerzas ortodóncicas se produce un período de disconfort o dolor inicial que dura de 2 a 4 días (Soltis et al. , 1971; Jones, 1984; Proffit, 1986; Roth & Trash 1986, Ngan et al.

, 1989). Desde el punto de vista histológico este fenómeno se explicaría por la mayor compresión de las fibras periodontales, que provocan daño tisular y un aumento en la repuesta dolorosa. Los pacientes que se someten a tratamiento de ortodoncia pueden experimentar niveles significativos de dolor.

Como consecuencia de la compresión del ligamento periodontal, se liberan mediadores bioquímicos de la inflamación que favorecen el remodelado óseo, el movimiento dental y a su vez generan molestia en los pacientes. Es deber del ortodoncista controlar el dolor de los pacientes, el cual alcanza un surto máximo 24 horas después de la activación de la mecánica, sin minimizar los efectos de las moléculas favorecedoras del remodelado óseo como las prostaglandinas y las interleuquinas (López et al.

, 2006). Aunque en estudios de cirugías orales se reporta diferencias entre géneros en el grado de respuesta al dolor, en ortodoncia las investigaciones no reportan diferencias en este aspecto (Leavitt et al.

, 2002). A pesar de que el dolor por movimiento ortodóncico ha sido atribuido al periodonto (Melsen et al. , 1999), existe eviden cia que sugiere que elementos pulpares contribuyen con él (Scheurer et al. , 1996). Aunque se han probado diferentes mecanismos como láser de baja intensidad, estimulación vibratoria del ligamento periodontal y estimulación nerviosa eléctrica transcutánea – TENS (Lim et al.

  • , 1995; Harazaky & Isshiki, 1997) para el control del dolor en ortodoncia, el uso de analgésicos antiinflamatorios no esteroideos (AINES) es el método preferido por los por ortodoncistas a pesar de no tener un protocolo de manejo, las dosis empleadas son de corta duración (1 a 3 días) después de la activación de la mecánica ortodóncica;

Su mecanismo de acción se debe a que estos bloquean el impulso nervioso aferente antes que alcance el Sistema Nervioso Central (SNC), manifestándose en una reducción en la intensidad del dolor (Polat & Karaman, 2005). El paracetamol es buen antipirético y analgésico pero su actividad anti-inflamatoria es débil debido a que no se concentra en las áreas de inflamación y sólo inhibe la síntesis de prostaglandinas a nivel del SNC y no en tejidos periféricos.

Hipotéticamente, a causa de que el paracetamol, a diferencia del ibuprofeno, únicamente inhibe la inflamación en el ámbito del sistema nervioso central, podría no tener efecto en la biosíntesis de las prostanglandinas presentes en la inflamación localizada de los tejidos periodontales y, por consecuencia, sobre la reabsorción ósea asociada con el movimiento de los dientes durante el tratamiento de ortodoncia (Kehoe et al.

, 1996). El medicamento ideal como alternativa para controlar el dolor es aquel efectivo en la reducción de éste pero que no altere la respuesta inflamatoria y por lo tanto no retrase el movimiento dental, por lo cual se sugiere el paracetamol como el AINE de elección en ortodoncia (López et al.

  • El objetivo de este estudio es evaluar a través del uso de la escala EVA el potencial analgésico del paracetamol en el control del dolor posterior a la aplicación de separaciones molares en pacientes de ortodoncia;
You might be interested:  Que Tomar Para El Dolor De Piernas Por Mala Circulacion?

MATERIAL Y MÉTODO Participantes. Se realizó un ensayo clínico aleatorizado en 30 alumnos entre 16 y 23 años del Liceo Municipal González Vásquez de la ciudad de Nueva Imperial, IX región, Chile, para determinar si el paracetamol es efectivo en disminuir la percepción del dolor posterior a la aplicación de separaciones molares en ortodoncia.

Se excluyeron aquellos individuos que padezcan alguna enfermedad sistémica de base, alteraciones neurológicas o problemas psiquiátricos. Muestra. Según la literatura se espera un porcentaje de alrededor de un 75% de pacientes que presenten sintomatología dolorosa posterior a la instalación de aparatos de ortodoncia fija.

El cálculo de tamaño de muestra se hizo para detectar diferencias de por lo menos 25 puntos porcentuales en las proporciones sobre la percepción del dolor a favor de los pacientes que reciben paracetamol. Lo anterior sumado a un nivel de significación de 5% y un poder estadístico de 80% nos permite estimar que el tamaño de muestra mínimo suficiente es de 60 piezas por grupo, la que fue usada como unidad de medida.

Aleatorización. La aleatorización de las intervenciones se realizó mediante el método de aleatorización por bloques. Los individuos con consentimiento informado firmado y que cumplan los criterios fueron asignados a uno de los 2 grupos, mediante una designación numérica aleatoria hecha por computador.

La asignación fue ocultada en un sobre cerrado hasta el inicio del tratamiento para el clínico a cargo de la intervención. Después de la aleatorización de las intervenciones se crearon dos grupos: 15 pacientes fueron asignados al grupo A que recibieron paracetamol y 15 pacientes en el grupo B quienes no recibieron tratamiento.

En total 60 dientes fueron incluidos en cada grupo (primeros molares superiores e inferiores). Descripción de la intervención. A todos los pacientes se les aplicó separaciones elásticas (X-Ring Separators, American Orthodontics, USA) entre los molares permanentes en estudio, por mesial y distal.

Los pacientes asignados al grupo A recibieron Paracetamol de 500 mg. cada 8 horas por 3 días. Los pacientes del grupo B no recibieron ningún tipo de placebo. La percepción del dolor fue evaluada a las 3, 12, 24 horas y a los 2, 3, 4, 5 y 7 días posterior al tratamiento a través de un cuestionario estándar de autoreporte haciendo uso de la escala visual análoga del dolor (EVA).

La EVA consiste en una línea recta de 10 cm de longitud, con leyendas “SIN DOLOR” y “DOLOR MÁXIMO” en cada extremo (Price et al. ,1983). Los sujetos fueron instruidos a marcar en la línea con una X el grado de dolor que siente de acuerdo a su percepción individual, midiendo el dolor en centímetros desde el punto cero hasta la línea marcada por el sujeto.

Todos los pacientes fueron instruidos por un operador para completar la encuesta en el hogar durante los próximos 7 días. Sus informes fueron recogidos por un investigador ajeno a la etapa de tratamiento. Análisis estadístico. Los análisis estadísticos se llevaron a cabo con el programa STATA 10 (StataCorp LP, USA).

Diferencias significativas en la prevalencia del dolor se evaluaron con la prueba exacta de Fisher con un nivel de significación de 0,05. Los datos de estos informes se compararon mediante análisis de la varianza (ANOVA).

Las pruebas se realizaron al nivel del 5% de significación. RESULTADOS La muestra fue constituida por 30 individuos entre 16 y 23 años con una media de 18 + 1,18 años. De los cuales 22 eran mujeres y 8 eran hombres. El 96,7% de los pacientes presentaron algún grado de dolor tanto del grupo de intervención como el de control.

Sólo un paciente no reporto ningún tipo de dolor durante el seguimiento, el cual pertenecía al grupo de control. La Tabla I muestra la prevalencia de dolor en el tiempo por cada grupo de estudio. Durante las primeras 24 hrs.

el grupo de control presentó menos dolor que el grupo de paracetamol diferencias que fueron estadísticamente significativas. Recién en el tercer día el paracetamol presentó un mejor comportamiento en relación al control, pero la diferencia no fue estadísticamente significativas (p=0. La Tabla II muestra la media de intensidad del dolor por grupo de estudio durante el periodo de seguimiento. A partir del día tres el grupo del paracetamol mostró diferencias estadísticamente significativa en cuanto a intensidad del dolor con una media según EVA de 1,13 + 1,07 en el grupo A y de 1,63 + 1,38 en el grupo control (p=0,028), alcanzando su punto máximo al séptimo día con promedios de 0,60 + 0,79 y 1,30 + 1,38 respectivamente (p= DISCUSIÓN El paracetamol es el AINE de elección para aliviar el dolor que se produce por procedimientos de ortodoncia por su acción a nivel del sistema nervioso central y al no alterar la tasa de movimiento dental debido a que es un débil inhibidor de las prostaglandinas (Kehoe et al. Nuestro estudio al igual que en el estudio realizado por Salmassian et al. (2009) no encontró diferencias significativas en la percepción del dolor posterior a la aplicación de fuerzas ortodóncicas entre el paracetamol y control. Según Furstman & Bernick (1972) el dolor tiende a aparecer aproximadamente 2 horas después de la instalación de aparatos de ortodoncia.

56). Esta tendencia fue en aumento hasta el día siete pero sin una diferencia sustancial (p=0,1). Por otro lado Ngan et al. determinaron que la percepción del dolor fue más pronunciada en los primeros 3 días después de la instalación de los aparatos de ortodoncia, alcanzando su intensidad máxima entre las 24 y 48 horas después de la inserción de separadores molares.

Todos estos acontecimientos concuerdan con nuestros resultados, que mostraron que la intensidad del dolor alcanzó su punto máximo a las 24 horas después de la aplicación de separaciones molares, comenzando a disminuir a las 36 horas. La evidencia muestra un muy bajo efecto en la disminución de la intensidad del dolor por parte del paracetamol en las primeras 24 horas posterior a la aplicación de fuerzas de ortodoncia en relación a placebo.

Después de este periodo la intensidad va decreciendo alcanzando su punto mínimo al 7 día (Polat & Karaman). En nuestro estudio el paracetamol sólo mostró una disminución de la intensidad de dolor en relación al control después del 3 día, alcanzando su punto máximo al séptimo día la igual que en otros estudios (Salmassian et al.

Tomando en cuenta que el paracetamol sólo muestra ser más efectivo en disminuir la intensidad de dolor después de 36 horas posterior a la aplicación de separaciones molares, vale la pena preguntarse su verdadera utilidad tomando en cuenta que el surto de dolor ocurre a las 24 hrs.

  1. después de la aplicación de fuerzas de ortodoncia;
  2. La principal limitación de este estudio tiene que ver con la dificultad en la medición del dolor, dada su naturaleza subjetiva y la variabilidad individual en el umbral y sensibilidad de éste;

Se decidió usar la escala visual análoga porque ha demostrado ser un método confiable en la medición del dolor y porque la mayoría de los estudios que han asociado dolor con aparatología ortodóntica han sido conducidos usando la EVA (Price et al. En relación a lo anterior es importante mencionar que un paciente del grupo control no tuvo dolor durante todo el periodo de estudio y que durante las primeras 24 horas los pacientes de intervención presentaron más dolor que los de control, por lo tanto la naturaleza multifactorial del dolor y la gran diferencia en la percepción del dolor pueden haber contribuido dificultar la determinación de la real efectividad del paracetamol.

  1. La falta de efectividad durante las primeras horas se puedo haber debido a que se utilizaron dosis muy bajas o la necesidad de aumentar la frecuencia al igual como lo reportan otros investigadores;
  2. (Salmassian et al;

Por otro lado, la literatura señala la necesidad de usar dosis preoperatorias, lo que permitiría reducir el dolor durante las primeras horas posterior a la aplicación de fuerzas ortodónticas (Berndhardt et al. , 2001), cuestión que requiere mayor investigación con diseños apropiados.

En este estudio no se utilizó placebo por lo que no existió enmascaramiento de ningún tipo, lo que claramente puede haber interferido en la percepción del dolor por parte de los participantes. A la luz de la evidencia presentada surge la necesidad de realizar ensayos clínicos aleatorizados y enmascarados que comparen las diferentes alternativas en el manejo del dolor posterior a la aplicación fuerzas de ortodoncia en busca de la más efectiva, en especial durante las primeras 24 horas.

AGRADECIMIENTOS Al Director del Liceo Municipal González Vásquez de la ciudad de Nueva Imperial, IX región, Chile que autorizó la investigación dentro de su establecimiento. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Bernhardt, M. ; Southard, K. ; Batterson, K. ; Logan, H. ; Baker, K.

& Jakobsen, J. The effect of preemptive and/or postoperative ibuprofen therapy for orthodontic pain. Am. Orthod. Dentofacial Orthop. , 120(1):20-7, 2001. [ Links ] Furstman, L. & Bernick, S. Clinical considerations of the periodontium.

Am. Orthod. , 61(2):138-55, 1972. [ Links ] Harazaki, M. & Isshiki, Y. Soft laser irradiation effects on pain reduction in orthodontic treatment. Bull. Tokyo Dent. Coll. , 38(4):291-5, 1997. [ Links ] Jones, M. An investigation into the initial discomfort caused by placement of an archwire.

Eur. Orthod. , 6(1):48-54, 1984. [ Links ] Kehoe, M. ; Cohen, S. ; Zarrinnia, K. & Cowan, A. The effect of acetaminophen, ibuprofen, and misoprostol on prostaglandin E2 synthesis and the degree and rate of orthodontic tooth movement.

Angle Orthod. , 66(5):33950, 1996. [ Links ] Leavitt, A. ; King, G. ; Ramsay, D. & Jackson, D. A longitudinal evaluation of pulpar pain durin orthodontic tooth movement. Orthod. Craniofac. Res. , 5(1):29-37, 2002. [ Links ] Lim, H. ; Lew, K. & Tay, D. A clinical investigation of the efficacy laser therapy in reducing orthodontic postadjustment pain.

Am. Orthod. Dentofacial Orthop. ,108(6):614-22, 1995. [ Links ] López, R. Pharmacological modulation in orthodontic treatment. Rev. Estomat. , 14(2):12-7, 2006. [ Links ] Melsen, B. Biological reaction of alveolar bone to orthodontic tooth movement.

Angle Orthod. , 69(2):151-8, 1999. [ Links ] Ngan, P. ; Kess, B. & Wilson, S. Perception of discomfort by patients undergoing orthodontic treatment. Am. Orthod. Dentofacial Orthop. , 96(1):47-53, 1989. [ Links ] Polat, O. & Karaman, A. Pain control during fixed orthodontic appliance therapy.

Angle Orthod. , 75(2):210-5, 2005. [ Links ] Price, D. ; McGrath, P. A: Rafii, A. & Buckingham, B. The validation of visual analogue scales as ratio scale measures for chronic and experimental pain. Pain, 17(1):45-56, 1983.

You might be interested:  Que Ingredientes Se Utilizan Para El Dolor De Cabeza?

[ Links ] Proffit, W. The biologic basis of orthodontic therapy. In: Proffit, W. & Fields, H. Jr. (Eds. Contemporary orthodontics. St. Louis, CV Mosby, 1986. 241. [ Links ] Roth, P. & Thrash, W. Effect of transcutaneous electrical nerve stimulation for controlling pain associated with orthodontic tooth movement.

Am. Orthod. Dentofacial Orthop, 90(2):132-8, 1986. [ Links ] Salmassian, R. ; Oesterle, L. ; Shellhart, W. & Newman, S. Comparison of the efficacy of ibuprofen and acetaminophen in controlling pain after orthodontic tooth movement.

Am. Orthod. Dentofacial Orthop. , 135:516-21, 2009. [ Links ] Scheurer, P. ; Firestone, A. & Burgin, W. Perception of pain as a result of orthodontic treatment with fixed appliances. Eur. Orthod. , 18:349-57, 1996. [ Links ] Soltis, J. ; Nakfoor, P. & Bowman, D.

¿Cómo besar a una persona con brackets?

¿Qué hacer para calmar el dolor de diente?

¿Cuánto tiempo puedo tomar ibuprofeno para el dolor de muelas?

¿Qué puedo hacer para aliviar el dolor hasta ser explorado en la consulta? 1. ► Pedir cita 2. Evitar alimentos duros,demasiado dulces,ácidos o salados 3. Beber  y/o enjuagar la boca con líquidos templados (evitar temperaturas extremas) 4. Analgésicos (con las debidas precauciones): •    es preferible empezar con un analgésico que ya se haya tomado con anterioridad •    asegurarse de no tener alergia al producto •    asegurarse de no presentar contraindicación médica para su consumo (úlcera gastro-duodenal  o insuficiencia renal con los antiinflamatorios, p.

  1. ej;
  2. ) •    no tomarlo con el estómago vacío •    asegurarse de que no interacciona con otros medicamentos que se estén consumiendo o administrando (anticoagulantes,;
  3. ) Los analgésicos más utilizados en esta fase son Paracetamol e Ibuprofeno Paracetamol (Termalgin®, Efferalgan®, Xumadol®,;

)        Adultos : la dosis habitual es de 1 o 2 comprimidos (500 o 1. 000 mg) 3 o 4 veces al día, es decir, cada 6-8 horas. No recomendamos llegar a dosis máximas, y en ningún caso se tomarán más de 8 comprimidos (4. 000 mg) en 24 horas, ya que puede causar daño al hígado.

  • ¡ Nunca debe consumir alcohol mientras toma Paracetamol !                      La utilización de paracetamol en pacientes que consumen habitualmente alcohol (tres o más bebidas alcohólicas al día) puede provocar daño en el hígado;

En alcohólicos crónicos, se  deberá tener la precaución de no tomar más de 2 g/día de paracetamol. Pacientes con enfermedad en el hígado: deben consultar al médico antes de tomar el medicamento. Niños menores de 12 años   (Melabon Infantil®, Apiretal®,.

  1. Ajustar la dosis según edad y peso;
  2. (Puede establecerse un esquema orientativo de dosificación de 10 mg/kg por toma);
  3. Ibuprofeno (Neobrufén®, Espidifén®,;
  4. )      El ibuprofeno pertenece a una clase de medicamentos llamados antiinflamatorios no esteroides (AINE);

Actúa deteniendo en el cuerpo la producción de una sustancia que provoca dolor, fiebre e inflamación. La dosis habitual para adultos es de 1 comprimido o sobre de 400 mg/ cada 8 horas ó 600 mg / 12 horas. (En ningún caso, sobrepasar los 2. 400 mg/día). Si está tomando Ibuprofeno cada 8 horas y el efecto analgésico no se mantiene esas 8 horas, puede intercalar Paracetamol entre las tomas de Ibuprofeno.

No tome IBUPROFENO : – Si es alérgico al ibuprofeno,al ácido acetil-salicílico o a otros fármacos del grupo de los antiinflamatorios no esteroideos( AINES). – Si padece una úlcera de estómago o duodeno. – Si padece una enfermedad grave del hígado o los riñones.

– Si vomita sangre. – Si presenta heces negras o una diarrea con sangre. – Si padece trastornos hemorrágicos o de la coagulación sanguínea, o está tomando anticoagulantes. – Si padece colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn. – Si está embarazada. Niños :  No se recomienda el uso de este medicamento en niños menores de 3 meses.

  • La dosis a administrar de ibuprofeno depende de la edad y del peso del niño;
  • Por regla general, la dosis diaria recomendada es de 20 a 30 mg/kg de peso, repartida en tres o cuatro dosis individuales;
  • El intervalo entre dosis dependerá de la evolución de los síntomas, pero nunca será inferior a 4 horas;

No obstante, a modo de orientación, se recomienda la siguiente pauta posológica: Niños de 3 a 6 meses Aprox. De 5 a 7,6 kg 2,5 ml 3 veces al día(corresponden a 150 mg de ibuprofeno/día) Niños de 6 a 12 meses Aprox. 7,7 kg a 9 kg 2,5 ml de 3 a 4 veces al día(corresponden a 150 mg-200 mg de ibuprofeno/día)      Edad                                 Peso corporal                          Dosis No se recomienda el uso de este medicamento en niños menores de 3 meses..

¿Que utilizan los odontólogos para evitar el dolor en los pacientes?

El dolor del área orofacial, junto con las cefaleas, es una de las algias más frecuentes en la población, presentando una incidencia en el mundo occidental de un 70%-89% en varones y un 77%-97% en mujeres. El dolor local orofacial es un problema complejo, en el que pueden estar implicadas diversas regiones anatómicas y que puede responder a diferentes etiologías: neurológica, vascular, tumoral, traumática, iatrogénica y dental, entre otras.

No obstante, las algias faciales se deben en su mayoría (%) a causas de origen dental (caries, pulpitis, flemones y enfermedad periodontal), esto es, dolor odontológico. AUTOMEDICACIÓN El dolor odontológico es uno de los síntomas que se trata con más frecuencia al margen de los profesionales de la salud.

A menudo el paciente recurre a la automedicación con antiinflamatorios, analgésicos y antibióticos de su botiquín doméstico, lo que puede perpetuar y agravar problemas que hubieran podido tener un fácil tratamiento. Por otra parte, el uso prolongado de estos fármacos puede encubrir procesos graves de tipo tumoral, infeccioso, traumático o degenerativo.

Si el dolor odontológico se maneja mal y no se investigan y tratan sus causas de forma adecuada, es posible que el cuadro clínico evolucione a estadios de mayor gravedad. BASES ANATÓMICAS Y NEUROFISIOLÓGICAS La vía de la sensibilidad dolorosa en la región orofacial consta de: receptor periférico (nociceptor), una primera neurona situada en un ganglio sensitivo periférico, una segunda neurona localizada en el istmo encefálico, una tercera neurona en el tálamo y finalmente, una proyección cortical.

Conducción periférica de los estímulos dolorosos El estímulo generado en el nociceptor es vehiculizado hacia el sistema nervioso central por las prolongaciones periférica y central de la primera neurona; ésta se localiza fundamentalmente en el ganglio de Gasser.

  1. Del borde posterior de este ganglio nace la raíz sensitiva del nervio trigémino;
  2. La raíz sensitiva se incorpora al istmo encefálico por la protuberancia;
  3. En la región orofacial existen también territorios inervados por otros nervios: nervio glosofaríngeo, nervio auricular del vago, auriculotemporal del mandibular, rama auricular del facial y rama cutánea del plexo cervical;

Conducción central del estímulo doloroso Una vez incorporadas las fibras al istmo encefálico, se añaden a la raíz descendente del nervio trigémino. La tercera neurona de la vía dolorosa procedente de la región orofacial se localiza en el núcleo ventropostero-medial del tálamo.

  1. La región de la corteza cerebral donde se proyecta la sensibilidad dolorosa es el área somatosensorial primaria, que se localiza en el lóbulo parietal y la secundaria;
  2. La sensación de dolor difuso y vago se hace consciente en el tálamo y la corteza interviene en sensaciones que requieren discriminación;

Modulación del dolor Se puede producir tanto a nivel periférico como en el sistema nervioso central. El nervio trigémino es, por tanto, el principal responsable de la sensibilidad exteroceptiva y propioceptiva de la región cefálica y es el encargado de llevar hacia el sistema nervioso central todas aquellas sensaciones de dolor, temperatura, tacto y presión que se originan en la región orofacial.

CLASIFICACIÓN DEL DOLOR ODONTOLÓGICO Una clasificación general de las algias orofaciales en función de su procedencia establece dos grandes grupos: dolor somático orofacial y dolor neurógeno orofacial.

El dolor neurógeno orofacial incluye las psicalgias, dolores vasculares, neuralgias, herpes, cefaleas, etc. El dolor somático puede responder a patologías diferentes (inflamatorias, traumáticas, tumorales, degenerativas, etc. ) en diferentes localizaciones: mucosas, lengua, glándulas salivares, articulación temporomandibular dientes y periodonto.

Respecto al dolor odontológico, en función de las estructuras implicadas, se clasifica en los tipos que aparecen reflejados en la tabla I. CLÍNICA, ETIOLOGÍA Y TRATAMIENTO DEL DOLOR ODONTOLÓGICO En este apartado cabe abordar el dolor de origen dentario, el de origen periodontal y el asociado a intervenciones de cirugía dental e implantología.

Dolor dentario Comprende, a su vez, los siguientes tipos de algias: Dolor dentinario Presenta las siguientes características: ­ Etiología: puede presentarse como consecuencia de una caries, por abrasión dental, por erosión química, por la atrición de la cavidad pulpar (figs.

  1. 1 y 2), especialmente en pacientes de edad avanzada o por maniobras operatorias;
  2. Fig;
  3. Abrasión en los cuellos Fig;
  4. Abrasión dental en paciente bruxista ­ Clínica: se manifiesta como un dolor provocado, agudo y fugaz, que dura mientras se mantiene el estímulo externo (frío, dulces);

­ Tratamiento : para su control deben restaurarse los procesos destructivos del esmalte mediante materiales de obturación y protección del complejo pulpodentinario. En las lesiones por cepillado que cursen con hipersensibilidad dentinaria deberá educarse al paciente para evitar que siga la alteración y sellar los túbulos dentinarios mediante un adhesivo dentinario eficaz o bien tratarlo mediante la aplicación de fluoruros, cloruro de estroncio y/o nitrato potásico en forma de colutorios y pastas dentífricas.

  • Dolor pulpar Se caracteriza por: ­ Etiología: se produce por la acción de agentes bacterianos, mecánicos, químicos, iatrogénicos o protésicos, que actúan sobre la pulpa dental originando inflamación del tejido conectivo pulpar de forma reversible o irreversible;

Habitualmente la pulpitis no es aguda; la exacerbación de la inflamación crónica produce el cuadro agudo. Cuando la pulpitis es de origen infeccioso, el cuadro inflamatorio de evolución aguda o crónica, dependerá de las características de los agentes bacterianos (fig.

3). Fig. Caries ­ Clínica: se caracteriza por un dolor intenso, espontáneo, contínuo o pulsátil, irradiado y que se incrementa con la estimulación térmica. El dolor cede con la aplicación de frío. Es una de las causas más frecuentes de llamadas telefónicas de carácter urgente en la consulta del odontólogo, siendo causa de absentismo laboral de origen odonto-estomatológico.

­ Tratamiento: la analgesia en el dolor pulpar se consigue con el drenaje del edema seroso intrapulpar. Para ello, en el tratamiento de urgencia de las pulpitis se realizará apertura cameral y pulpectomía, previa anestesia local. El control del dolor dependerá del tipo de pulpitis.

  1. En la tabla II se indican los diferentes tratamientos;
  2. En las situaciones clínicas en las que hay mayor presencia bacteriana, además del empleo de analgésicos-antiinflamatorios, será preciso el empleo de antibióticos (amoxicilina oral 3 g/día/7 días; en caso de alergia a penicilina, clindamicina oral 30 mg/8 h/7 días o eritromicina oral 1g/8 h/7 días);

Dolor periapical Presenta las siguientes características: ­ Etiología: la evolución de la pulpitis aguda no tratada es la necrosis de la pulpa, con destrucción del tejido conjuntivo e intensa colonización microbiana. Cuando se involucran los tejidos periapicales, la gran actividad leucocitaria como consecuencia de la invasión bacteriana en el periápice provoca la formación de pus.

  1. El exudado purulento puede encontrar diversos caminos de drenaje, dando lugar al absceso apical agudo (fig;
  2. 4);
  3. Fig;
  4. Drenaje ­ Clínica: el dolor periapical se caracteriza por ser muy intenso, pulsátil, y se incrementa a la palpación y la percusión;
You might be interested:  Donde Es El Dolor De La Vesícula?

Puede ir asociado a signos como rubor, tumor y fiebre, con posible afectación del estado general. La evolución puede derivar en un cuadro inflamatorio asintomático de carácter crónico, o bien en un cuadro clínico con formación de pus continuo que drena a través de una fístula a la cara (fig.

5) o, con mayor frecuencia, a la cavidad oral. Fig. Drenaje finalizado ­ Tratamiento: en la tabla III se resumen los principales tratamientos. El tratamiento de urgencia pretende abrir una vía de drenaje de la colección purulenta del absceso periapical agudo o del absceso circunscrito (flemón).

El tratamiento farmacológico puede requerir el empleo de antibióticos, diferentes según la severidad del cuadro: cuando el proceso se encuentra en estadios iniciales será suficiente la amoxicilina oral 3 g/día/7 días; en caso de alergia a penicilina, clindamicina oral 300 mg/8 h/7 días o eritromicina oral 1 g/8 h/7 días).

  1. En estadios avanzados con celulitis, debido a la potencial gravedad del cuadro, será preciso el empleo de amoxicilina más ácido clavulánico 500-875/125 mg/8 h más metronidazol 500 mg/8h durante 7 días;

En caso de alergia a la penicilina, eritromicina 500 mg/8 h más metronidazol 500 mg/8 h durante 7 días. Dolor de origen periodontal Es menos intenso que el dolor de origen dentario, y responde a diferentes patologías. Periodontitis Esta afección puede describirse como sigue: ­ Etiología: la periodontitis aguda es de origen bacteriano y existen varios tipos en función de su etiología, progresión y respuesta al tratamiento.

­ Clínica: es un proceso irreversible, caracterizado por inflamación de la región gingival, con pérdida de tejido conectivo de inserción, presencia de bolsas periodontales, movilidad dentaria y dolor. La inflamación gingival presenta hiperemia, exudado y edema de los tejidos que rodean al diente; la encía aparece sangrante.

El dolor no es muy intenso, sino sordo y profundo. El dolor a la percusión es ligero o inexistente; se describe como sensibilidad a la palpación, a la masticación, a los cambios térmicos, etc. ­ Tratamiento: se basa en medidas de higiene, correcto cepillado y utilización de colutorios y/o geles de clorhexidina.

El tratamiento mecánico incluye raspado y alisado radicular, curetaje de tejidos blandos, gingivoplastia interdental y técnicas de regeneración guiada cuando está indicado. El tratamiento antibiótico se realiza con metronidazol 500 mg/2 veces al día/7 días.

Absceso periodontal agudo Puede describirse con los siguientes rasgos: ­ Etiología: se produce como consecuencia de la interrupción del drenaje hacia el exterior del exudado inflamatorio procedente de las bolsas periodontales profundas en pacientes con una enfermedad periodontal avanzada.

  • ­ Clínica: existe una bolsa periodontal profunda con exudado inflamatorio en su interior, con el orificio de drenaje cerrado;
  • Se puede presentar el absceso de los tejidos de soporte junto a la región lateral de la raíz (fig;

6) y también en la pared blanda de una bolsa profunda. El dolor es agudo, pulsátil, localizado en la región gingival del diente afectado. Fig. Absceso ­ Tratamiento: requiere drenaje del pus, junto con tratamiento antibiótico y analgésico, así como la instauración de una correcta higiene dental.

  1. Gingivitis ulceronecrotizante aguda Presenta las siguientes características: ­ Etiología: entre los factores causantes o predisponentes están la infección por fusoespiroquetas, el tabaco, la mala higiene, el estrés, el hacinamiento, el sida, etc;

­ Clínica: se produce principalmente en adultos jóvenes. Clínicamente se caracteriza por un enrojecimiento agudo y doloroso de la zona gingival, especialmente de las papilas interdentarias, generalmente asociada con la presencia de placa y cálculo. ­ Tratamiento: requiere la aplicación de analgésicos, antibióticos, bien metronidazol 1 g/día/7 días o bien tetraciclinas, higiene profesional y reiniciar una correcta higiene dental.

Pericoronaritis aguda Se caracteriza por: ­ Etiología: se produce por la inflamación bacteriana del tejido gingival que rodea a un diente parcialmente erupcionado, con mayor frecuencia en los terceros molares inferiores.

­ Clínica: la encía que rodea al diente está inflamada, edematosa, hiperplásica y los márgenes gingivales exprimen un exudado seropurulento. El dolor puede variar desde ligero a intenso. Puede cursar con fiebre, leucocitosis y flemón. ­ Tratamiento: antibiótico empírico, drenaje y, una vez que haya cedido la clínica, extracción del diente causante.

  1. Dolor en cirugía dental e implantología Después de las intervenciones de cirugía dental e implantología, es frecuente la presencia de dolor;
  2. La sensación dolorosa no sólo se debe al trauma quirúrgico, sino que influye en su intensidad la flora bacteriana de la herida;

El dolor más intenso se produce durante las primeras 24-72 horas, es de carácter localizado y disminuye después paulatinamente. Si a partir del tercer día persiste, o aumenta, puede indicar un proceso infeccioso sobreañadido. El tratamiento analgésico debe instaurarse de forma pautada, antes de que desaparezca el efecto de la anestesia.

TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO DEL DOLOR ODONTOLÓGICO Son múltiples los estudios que avalan la eficacia de los analgésicos-antiinflamatorios no esteroideos (AINE) en el control del dolor odontológico. Los AINE más utilizados para controlar el dolor dental son: salicilatos y derivados (diflunisal) derivados arilpropiónicos (ibuprofeno, dexibuprofeno, ketoprofeno, dexketoprofeno, naproxeno), derivados arilacéticos (diclofenaco, ketorolaco, nabumetona), oxicams y análogos (piroxicam, meloxicam, nimesulida), inhibidores selectivos de la COX-2 (celecoxib y rofecoxib, aunque actualmente en España sólo tienen licencia de uso en dolor crónico, no agudo).

Actualmente, uno de los AINE más empleados es el ibuprofeno a dosis de 400 mg/4-6 h, mostrando buena eficacia analgésica. En el grupo de los analgésicos antipiréticos se incluyen el paracetamol (1 g/6-8 h) y el metamizol (575-2. 000 mg/8 h). El tratamiento del dolor odontológico debe pautarse de forma que el inicio sea inmediato, con el objeto de conseguir su máxima eficacia analgésica.

  • En el período agudo puede no ser suficiente el AINE, empleándose analgésicos de rescate como opiáceos menores (codeína a dosis de 60 mg/4h);
  • En el control del dolor dental posquirúrgico, la etiopatogenia del dolor está intrínsecamente relacionada con el edema que se produce;

Los antiinflamatorios esteroideos (glucocorticoides) son los más potentes, aunque son poco utilizados por sus efectos secundarios. Sí se emplean en el control del edema posquirúrgico en cirugía dental compleja. Pueden utilizarse por vía intramuscular, inyectados en la zona quirúrgica inmediatamente finalizada la extracción, por vía oral o intravenosa.

  1. Cuando el origen del dolor es infeccioso, será necesario, además del tratamiento pautado con analgésicos, el empleo de antibióticos sistémicos;
  2. Si bien en su inicio la patología infecciosa dentaria es de predominio aerobio, en la infección odontógena aguda con participación de tejido celular se acepta que el patrón bacteriológico es mixto con predominio anaerobio;

En base a ello y a las diferentes fases, es posible establecer pautas de tratamiento antibiótico de forma empírica. La tabla IV recoge una relación de las pautas de tratamiento antibiótico empírico más utilizadas en las infecciones de origen odontógeno que se presentan a nivel ambulatorio.

  • Se describen también pautas alternativas para pacientes alérgicos a penicilina (todas ellas administradas por vía oral);
  • El tratamiento se inicia con antibióticos dirigidos a eliminar la flora de predominio aerobio y si el proceso se presenta en estadios más avanzados, se incorporan fármacos capaces de actuar contra patrones bacteriológicos mixtos, de predominio anaerobio;

CONCLUSIONES El dolor odontológico es una de las principales causas de demanda de automedicación en la oficina de farmacia y es un signo que responde a etiologías diversas no siempre infecciosas. Para tratar correctamente al paciente, es imprescindible el diagnóstico previo al tratamiento.

El empleo prolongado de analgésicos-antiinflamatorios puede controlar el síntoma, pero también enmascarar determinadas patologías, permitiendo que se cronifiquen y sean irreversibles (pulpitis, infección periapical).

La infección dental no tratada de forma adecuada (tratamiento farmacológico y odontológico oportuno) evoluciona a cuadros de mayor gravedad o bien a la cronicidad, por lo que es fundamental no dispensar antibióticos sin la prescripción previa del odontólogo.

Por lo tanto, en nuestra actuación profesional hemos de ser extremadamente tenaces, con el objetivo de conseguir que el paciente que acude a la farmacia con un cuadro de dolor odontológico agudo visite al odontólogo para que él establezca un diagnóstico diferencial y prescriba el tratamiento adecuado.

El farmacéutico puede realizar una importante tarea de educación sanitaria en este campo, orientando al paciente desde los primeros síntomas. * BIBLIOGRAFÍA GENERAL Annino DJ Jr, Goguen LA. Pain from the oral cavity. Otolaryngol Clin North Am 2003;36(6):1127-35.

  • Bascones A, Manso F;
  • Dolor orofacial: diagnóstico y tratamiento;
  • ª ed;
  • Madrid: Ediciones Avances, 1997;
  • García A, Romero M;
  • Los cordales incluidos;
  • Generalidades;
  • En: Romero M, Gutiérrez J, editores;
  • El tercer molar incluido;

Madrid: GlaxoSmithKline, 2001. Madland G, Feinmann C. Chronic facial pain: a multidisciplinary problem. J Neurol Neurosurg Psychiatry 2001; 71(6):716-9. Peñarrocha M, Sanchís JM, Sáez U, Gay C, Bagán JV. Oral hygiene and postoperative pain after mandibular third molar surgery.

  • Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Oral Endod 2001;92:260-4;
  • Planas ME, Gay-Escoda C, Bagan JV, Santamaría J, Penarrocha M, Donado M, et al;
  • Oral metamizol (1 g and 2 g) versus ibuprofen and placebo in the treatment of lower third molar surgery pain: Randomised double-mind multi-centre study;

Eur J Clin Pharmacol 1998;53(6): 405-409. Santamaría J, Arteagoitia I, Santamaría G, Landa S. Infección odontógena. En: Bermudo L, editor. Atlas de cirugía oral. Barcelona: Lacer, 2001. Santamaría J, Arteagoitia I. El dolor en cirugía del tercer molar inferior e implantología.

¿Por qué se colocan primero los brackets de arriba?

¿Los brackets se ponen arriba y abajo al mismo tiempo? – Cuando un paciente acude a su cita para comenzar el tratamiento de ortodoncia, lo habitual es que no se ponga el aparato completo el mismo día. En este sentido, vamos a explicar por qué se ponen primero los brackets de arriba como norma general.

Al colocar solo una arcada, el paciente no necesita tener la boca abierta durante tanto tiempo y su tiempo en la clínica se hace más ameno. Además, de este modo le damos días suficientes para que se vaya acostumbrando a llevar su nuevo aparato de ortodoncia.

Igualmente, hay personas que se preguntan por qué no se ponen brackets en las últimas muelas. La razón es simple: en estos dientes se coloca un aditamento diferente al bracket llamado tubo molar. Se trata de una anilla que va cementada alrededor de la muela y sirve como anclaje para el arco que va unido a los brackets.

¿Qué se puede comer el primer día de brackets?